Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Javier Lambán

Lambán: “Hablar de revitalizar el medio rural y no cambiar la financiación autonómica es engañarse y engañar”

Defiende la aplicación de medidas especiales para Cuenca, Teruel y Soria

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha afirmado que "hablar de revitalizar el medio rural y no cambiar, de arriba a abajo, la financiación autonómica es engañarse y engañar a los demás".

Durante la charla-coloquio digital De vuelta a la normalidad en la Comunidad de Aragón, organizada por la Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) y Deloitte, Lambán ha sido preguntado por su reunión con los presidentes de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, con el fin de plantear a la Unión Europea medidas para reactivar las provincias de Teruel, Soria y Cuenca muy afectadas por la despoblación. Asimismo, le han recordado que hay 44 provincias españolas con problemas de despoblación.

Al respecto, Lambán ha defendido que lo reclaman para Cuenca, Teruel y Soria es la aplicación de una medida que contempla la Unión Europea para provincias que tienen una densidad de población inferior a 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado: "Esto pasa con frecuencia en las provincias del norte de Europa y por una redacción muy peculiar de la norma descubrimos hace un año que era de perfecta aplicación para estas tres provincias, pero solo para ellas".

No obstante, ha detallado que estos tres presidentes autonómicos también ponían en su acuerdo que se trataría de que la Unión Europea, "que, al parecer, por fin, va a contemplar la dimensión demográfica como un criterio a la hora de repartir los fondos de cohesión", establezca unidades geográficas más pequeñas para aplicar este tipo de medidas.

"Hay muchas provincias en España que en el cómputo general pueden superar los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado pero en determinadas comarcas no lo hacen, por lo que se produce un cierto agravio", ha opinado.

"Muchas de la visiones que se han convertido en categoría a nivel nacional son románticas, desconocen el problema del medio rural, que es un problema de vitalidad, de supervivencia, de ocupación sostenible y eficaz del territorio". Además, ha agregado que "a estas alturas ya no valen planes abstractos" sino que hay que ir a medidas concretas.

Así, Lambán ha remarcado que hablar de revitalizar el medio rural y no cambiar "de arriba a abajo" la financiación autonómica es "engañarse o engañar a los demás". Ha detallado que el "combate" por la revitalización del medio rural es "la otra cara de la moneda de la financiación autonómica", ya que "no cuesta lo mismo mantener servicios en el medio rural que en las grandes ciudades".

También ha mencionado que la Política Agraria Común (PAC) que podría ser un elemento "formidable" para un sector "tan básico" como la alimentación y que contribuiría "mucho" a fijar a la población en el medio rural, si en vez de distribuirse por criterios históricos se hiciera aplicando esas políticas a quienes realmente se dedica a la agricultura.

El presidente de Aragón ha apostado también por otro tipo de medidas, como la digitalización, pero al mismo tiempo ha sostenido que hay que dejar a un lado los "planes estratégicos y grandilocuencias" y empezar a poner en marcha "planes concretos".

Javier Lambán ha considerado que el criterio de la población y del coste de los servicios tendría que haberse tenido más en cuenta en el reparto del fondo de 16.000 millones del Gobierno central a las comunidades autónomas. Aragón recibirá unos 400 millones.

"De entrada, bienvenidos sean los 400 millones porque los necesitamos para hacer frente a los próximos meses, para hacer frente a la Estrategia de Recuperación Social y Económica". Ha reconocido que Aragón no estuvo conforme con algunos de los criterios y lo pusieron de manifiesto en ese debate.

"En España el reparto del gasto de la financiación entre autonomías está mal planteado. No es lo mismo prestar servicios de salud o de educación en una comunidad autónoma como la de Aragón que prestarlo en comunidad autónomas muy densamente pobladas".

"Hemos hecho cálculos y en el medio rural aragonés atender a una persona en Aragón a veces cuesta tres o cuatro veces más de lo que cuesta atender a una persona en una zona densamente poblada". Por tanto, ha alegado que "si nos atenemos a criterios estrictamente demográficos estaremos generando una España a dos velocidades, lo cual es en mi opinión anticonstitucional, al menos vulnera el espíritu de la Constitución", ya que con el actual sistema de financiación la igualdad entre españoles "no está garantizada".