Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Lambán pide a Sánchez las mismas oportunidades para el empresariado aragonés que se han dado a vascos y catalanes Lambán pide a Sánchez las mismas oportunidades para el empresariado aragonés que se han dado a vascos y catalanes
Sánchez y Lambán se saludan al llegar el primero a Zaragoza. Borja Puig de la Bellacasa

Lambán pide a Sánchez las mismas oportunidades para el empresariado aragonés que se han dado a vascos y catalanes

El presidente presenta en Zaragoza el Plan de Recuperación poscovid

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recalcó  en Zaragoza que el Plan España Puede permitirá conseguir un país más cohesionado territorialmente, que es uno de los ejes sobre los que se centra esta estrategia para remontar la crisis económica provocada por la pandemia con la ayuda de los fondos de recuperación europeos. Lo expuso así durante la presentación en la capital aragonesa del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia ante los integrantes del Ejecutivo aragonés y representantes de  distintas instituciones así como de los agentes económicos y sociales. El presidente aragonés, Javier Lambán, puso en valor el potencial de la Comunidad Autónoma y la capacidad emprendedora de sus empresarios, y reclamó a Sánchez que se dé a los mismos desde el Estado las mismas oportunidades que han tenido sus homólogos vascos y catalanes.
Sánchez presentó ayer en Zaragoza el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, en un acto celebrado en el Palacio de Congresos que contó con la participación del presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán y la asistencia de destacados miembros del tejido económico, social, empresarial e institucional de la comunidad autónoma.
Previamente al acto celebrado en el Palacio de Congresos, Sánchez mantuvo un despacho privado con Lambán, en el que este recabó su apoyo para los actos del 275 aniversario de Goya, y le entregó  como regalo una moneda conmemorativa de esos eventos.
Posteriormente se dirigieron a una sala del Palacio de Congresos en la que se hizo la presentación del Plan España ante un reducido número de personas guardando las distancias y con las medidas de seguridad sanitaria a las que obliga la pandemia del coronavirus, si bien el acto pudo ser seguido por streaming tanto a través de la página web de Moncloa como del canal de Youtube del Gobierno de Aragón.
Pedro Sánchez quiso insuflar el optimismo a los representantes institucionales y autoridades que asistieron, a pesar de reconocer que todavía quedan meses difíciles por delante, si bien dijo que con la vacunación se ha iniciado el proceso para la recuperación económica para el año 2021.
El presidente había tenido que aplazar este acto de presentación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia en anteriores ocasiones debido a la situación sanitaria, y ayer en Zaragoza al poder presentarlo reivindicó el valor de la estrategia estatal puesta en marcha para doblegar la curva en la tercera ola de la pandemia, además de reiterar la confianza en los expertos, la colaboración entre las instituciones y la disciplina social.
Sánchez desglosó las líneas del Plan España Puede, del que ya se dio amplia difusión en los últimos meses del año pasado, e incidió en uno de los ejes sobre los que se sustenta, el reequilibrio territorial a partir del impulso de políticas que hagan posible la cohesión de los territorios.
La intervención del presidente del Gobierno se produjo después de que previamente su homólogo aragonés Javier Lambán, le diera la bienvenida, pero reivindicara también un trato equiparable para el tejido empresarial aragonés, de quien dependerá la recuperación económica, al que reciben los empresarios del País Vasco y de Cataluña.
Fue la reivindicación más contundente de Lambán, en un encuentro cordial en el que el presidente de la Comunidad Autónoma reconoció que el Plan de Recuperación ha despertado “muchas expectativas y muchas esperanzas” en la región, después de que el Gobierno de España fuese uno de los impulsores en la Unión Europea de impulsar la recuperación a través de iniciativas como los fondos NextGeneration, a diferencia de lo sucedido con la crisis de 2008 cuando faltó esa unidad y compromiso de cohesión y solidaridad entre todos los países miembros.
Lambán aseguró que el Plan de Recuperación es una oportunidad para modernizar los servicios públicos y sociales no solo por los detrozos provocados por la pandemia, sino para poder afrontar los desafíos del siglo XXI en una sociedad digital y en un mundo global.
El presidente aragonés incidió en que el plan es además “una oportunidad para los sectores más castigados por la pandemia, aquellos que como consecuencia de las restricciones han sufrido más: la hostelería, el turismo, la cultura, los balnearios”.
Se refirió igualmente a que el plan “tiene que ser una oportunidad para la España despoblada, para la España interior”. Precisó que nunca había pensado que tuviese que haber una política específica para procurar que España reequilibre las diferencias existentes entre esos territorios, sino que “hay muchas políticas” y que “las políticas europeas son fundamentales”.

Valor de los emprendedores
Pidió en este sentido al presidente de España que este plan sea “un instrumento fundamental para perseguir ese reequilibrio; tenemos buenos empresarios y unos magníficos emprendedores que si se pone en sus manos recursos y los instrumentos necesarios van a ser capaces de esa proeza de reequilibrar la España interior con la España del litoral”. Puso énfasis igualmente en la oportunidad que debe suponer para los sectores estratégicos de la Comunidad Autónoma, entre los que destacó la agroalimentación, la logística, las energías renovables, la automoción y el turismo de interior incluida la modernización de las estaciones de esquí.
Para lograrlo, dijo que Aragón tiene un gran acuerdo a nivel político, social y económico, y un tejido empresarial pujante “magnífico y envidiable” capaz de hacer de la Comunidad aragonesa la economía más diversificada y de las más equilibradas de España.
Lambán apuntó a Sánchez que “si los empresarios aragoneses tienen alguna vez las oportunidades que desde siempre los gobiernos de España y el Estado han dado a los empresarios vascos y catalanes”, podía estar “absolutamente seguro de que si Aragón ya es una comunidad que crece, y crece de manera equilibrada, pasaría a ser no solo líder sino ejemplo y referencia en muchos de los sectores de la economía” que son estratégicos en Aragón.
En su intervención, Pedro Sánchez destacó la respuesta del Estado a la crisis provocada por la pandemia, con mecanismos para la protección del tejido económico desde la unidad y el diálogo con los agentes sociales, plasmado en siete grandes acuerdos alcanzados hasta la fecha. Siempre, señaló, “con el triple objetivo de salvar vidas, empleos y empresas”.
Del mismo modo, puso en valor la reacción de Europa, con la apuesta de España por un Plan de Recuperación conjunto que definió como “el proyecto de reconversión económica más ambicioso de la historia de nuestro país”.
El presidente del Gobierno destacó también el valor de la estrategia estatal para doblegar la curva, aprobada por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y clave en el Plan de vacunación iniciado el pasado 27 de diciembre, una estrategia a la que se refirió como “motor de la recuperación económica en 2021”.
En este ámbito, el jefe del Ejecutivo destacó la evolución del proceso de vacunación con más de un millón de dosis suministradas, el 82% de las recibidas, que pronto se extenderá a nuevos grupos de edad, una vez alcanzado el objetivo de vacunar en residencias de mayores y al personal sanitario. Siempre, señaló, con el propósito de “proteger a los más débiles hasta la vacunación total y masiva”.