Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Las convivencias del alumnado rural se retoman en los CRIET tras dos cursos de parón Las convivencias del alumnado rural se retoman en los CRIET tras dos cursos de parón
Un encuentro europeo de escuelas de adultas en las instalaciones del CRIET de Albarracín el pasado mayo

Las convivencias del alumnado rural se retoman en los CRIET tras dos cursos de parón

Los centros educativos pueden presentar sus solicitudes del 1 al 12 de septiembre
banner click 244 banner 244

Las convivencias en los Centros Rurales de Innovación Educativa de Teruel (CRIET) se retoman este curso 2022-2023, tras el paréntesis de los dos años anteriores a causa de las medidas sanitarias por la pandemia de coronavirus. Los centros de la escuela rural que quieran participar en este programa que busca la socialización del alumnado que estudia en los centros más pequeños podrán presentar sus solicitudes desde mañana y hasta el 12 de septiembre.

En Teruel se reanuda esta actividad en los CRIET de Albarracín, Alcorisa y Calamocha. Además, en Huesca está el CRIE de Benabarre y en Zaragoza el de Venta del Olivar.

Pueden participar en este programa, que comenzó su andadura en 1996, el alumnado de quinto y sexto de Educación Primaria de los centros incompletos de Infantil y Primaria de menos de cinco unidades, de los Colegios Rurales Agrupados (CRA) y los centros incompletos de Infantil y Primaria de menos de nueve unidades.

Excepcionalmente podrían participar estudiantes de cuarto de Primaria.

Además, en función de la organización de los grupos y la planificación de este programa podrán asignarse grupos de quinto y sexto de centros completos ubicados en localidades de menos de 5.000 habitantes.

Los grupos serán de un máximo de 50 alumnos y la asignación de CRIE se realizará priorizando la cercanía al mismo del centro solicitante. En el periodo preferente habrá tres semanas de convivencia y en el no preferente, dos.

La participación en el programa es gratuita para los centros y para los estudiantes e incluye el material de trabajo, las actividades y servicios, el desplazamiento hasta el CRIE y el alojamiento y la manutención. Cada uno de los centros de innovación diseña su programación que colgará en su página web.

Los CRIE se crearon en 1996 con la finalidad principal de realizar actividades que desarrollaran y complementaran la acción educativa que se realiza en los centros escolares de ámbito rural.

Con las convivencias periódicas del alumnado de diferentes zonas y escuelas rurales se ha contribuido a la mejora de la socialización de los chicos y chicas, la formación del profesorado y el enriquecimiento del currículo escolar con actividades innovadoras.

En los dos cursos pasados, por medidas como la creación de los grupos estables de convivencia que no debían relacionarse entre sí y la propia evolución de la pandemia no había sido posible desarrollar estas actividades.

El pasado mes de junio ya salió la convocatoria para el próximo curso, de forma que los CRA ya estaban informados antes de las vacaciones de que se volvía a la actividad en los Centros de Innovación Educativa, una experiencia que es muy bien valorada por los estudiantes, las familias y los centros educativos.

Un equipo docente propio y apoyo del profesorado acompañante de cada centro que participa

Los Centros Rurales de Innovación Educativa disponen de un equipo docente que dirige las actividades que se diseñan en el programa de las convivencias semanales. Para el desarrollo de las propuestas didácticas se cuenta también con la colaboración del profesorado acompañante de cada uno de los centros que participan en estos encuentros.