Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Las defunciones crecieron un 10% en Teruel en los seis primeros meses de 2020 Las defunciones crecieron un 10% en Teruel en los seis primeros meses de 2020
Un coche fúnebre, trasladando un féretro a la iglesia de Alcañiz. Marcos Navarro

Las defunciones crecieron un 10% en Teruel en los seis primeros meses de 2020

En la provincia murieron 514 personas más de las que nacieron en el primer semestre del año
Cruz Aguilar

Las defunciones crecieron en la provincia de Teruel un 10% en los primeros seis meses del año 2020 con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Las cifras muestran un incremento sustancial de las muertes en los meses de marzo y abril, de un 43% y un 63%, respectivamente, que puede atribuirse la primera ola de la pandemia del coronavirus. En cifras absolutas en Teruel murieron 987 personas, 90 más que en el mismo semestre del año anterior.

El incremento del 10% en los decesos en la provincia está por debajo de la media aragonesa, que es del 12,6%, y de la nacional, situada en el 19,6%. Al igual que en Teruel, los mayores picos de fallecimientos se  produjeron en España en los meses de marzo y abril.

Un total de 473 niños nacieron en el primer semestre de 2020, lo que supone menos de la mitad de las personas que murieron en ese mismo periodo, que se elevan a 987. Los datos provisionales publicados por el Instituto Nacional de Estadística para el primer semestre del año 2020 confirman la tendencia demográfica de la provincia de Teruel, donde los fallecimientos sacan mucha ventaja a los nacimientos y el crecimiento vegetativo, que es la diferencia entre los niños que nacen y las personas que fallecen, de la población turolense presenta un saldo negativo de -514 personas. 

Mientras que en marzo y abril los decesos fueron mucho más numerosos, en enero y febrero las cifras se mantuvieron con respecto a 2019 y en mayo y junio hubo un descenso del 13% y el 25%, respectivamente.  De los 987 turolenses que fallecieron, 503 eran mujeres y 484 varones.

En España murieron 262.373 personas, 43.023 más que entre enero y junio de 2019. Los fallecimientos se incrementaron en todas las regiones, salvo en Baleares (-0,4%) y Murcia (-1,6%), y los mayores aumentos de decesos respecto a los datos del periodo anterior se dieron en Madrid (64,3%), Castilla-La Mancha (46,2%) y Cataluña (31,8 %). En Madrid fallecieron 40.710 personas frente a las 24.784 del primer semestre de 2019.

Entre enero y junio de 2020 nacieron en la provincia de Teruel 473 niños, de los que 227 eran varones y 246 mujeres. Esa cifra supone una caída del 5,4% con respecto a los nacimientos registrados en ese mismo periodo de 2019, que fueron 500. Sin embargo, sigue por encima de los de 2018 (460 bebés) y 2017 (448).

En Aragón nacieron un total de 4.560 niños y uno de cada cuatro es de madre extranjera, según la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística. 

Esta tendencia a la baja es generalizada en España, donde la cifra de nacimientos fue un 4,2% inferior si se toma como referencia el periodo anterior. Así, el número de nacimientos se situó en 168.047 y sigue la tendencia descendente de los últimos años, solo interrumpida en el año 2014. 

Los nacimientos sólo crecieron en la primera mitad de 2020 en la ciudad autónoma de Ceuta (6,2%) y es en la otra ciudad autónoma, Melilla (-22,1%), donde más descendieron, seguida de Madrid (-6,6%) y Navarra             (-6,5%). El saldo vegetativo fue positivo en el primer semestre en Murcia (673 personas más que en mismo periodo del año anterior), Baleares (335) y en las ciudades autónomas de Melilla (167) y Ceuta (85).

Los saldos más negativos se localizaron en Cataluña (-15.347 personas), Madrid (-14.895) y Castilla y León (-12.668).

La repercusión de la pandemia no solo se nota en los datos correspondientes a 2020 en las defunciones, sino que también es patente en los matrimonios. En Teruel hubo un 43% de enlaces menos en el primer semestre de 2020 que en esos mismos meses de 2019. El descenso fue aún mayor en España, donde hubo un 60,8% menos, y en Aragón, donde se situó en el -60,5%. 

Abril, un mal mes para bodas

El número de matrimonios estuvo muy afectado por el confinamiento durante los meses de marzo a junio. En todo el semestre se contabilizaron 92 enlaces, pero en algunos meses, como abril, apenas hubo 4. La pandemia y las restricciones derivadas de ella echaron para atrás a muchas parejas como queda patente en que las bodas cayeron un 65% en el mes de junio, que es uno de los favoritos por las parejas para contraer matrimonio. Así, mientras que en junio de 2019 hubo 63 casamientos, en junio del pasado año solo se produjeron 22, una cifra similar a los registrados en el mes de febrero. En abril hubo 4, 9 en mayo y 15 en marzo. 

Otro dato que destaca es la caída en picado de los matrimonios religiosos en Teruel. Mientras que en 2019 supusieron un 32% del total, en 2020 apenas fueron un 3,2% y por el altar solo pasaron tres de las 92 parejas que formalizaron su relación.

En esos seis meses se registraron 28.327 matrimonios en todo el territorio nacional, un 60,8% menos que en 2019 y el Instituto Nacional de Estadística recuerda que las celebraciones se vieron muy afectadas por el confinamiento durante los meses de marzo a junio y destaca que en el pasado mes de abril se contabilizaron solo 286 esponsales.

Los matrimonios tuvieron descensos superiores al 50% en todas las comunidades autónomas, especialmente en Castilla-La Mancha (-67,7%) y Madrid  (-66,9 %), además de en Melilla (-68,3 %).