Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

201_embou-1200x150.gif banner click 201 banner 201

Las ganas de salir y la campaña micológica han hecho de septiembre un mes para recordar en la hostelería turolense Las ganas de salir y la campaña micológica han hecho de septiembre un mes para recordar en la hostelería turolense

Las ganas de salir y la campaña micológica han hecho de septiembre un mes para recordar en la hostelería turolense

La clientela se ha concentrado en los establecimientos los fin de semana
Cruz Aguilar

Los hosteleros han registrado un mes de septiembre con cifras de ocupación que en muchos lugares han sido similares o incluso superiores a las de julio, ya de por sí bueno. Las cifras han sido más que aceptables no solo durante los fines de semana, también entre semana se ha observado mucho movimiento y lo achacan a las ganas de salir de la gente y a la buena campaña setera.

En este sentido, el presidente de la agrupación provincial, Roche Murciano, señaló que la temporada de setas ha sido un importante acicate para la llegada de turistas durante todo el mes. Precisó que en algunas zonas, como la Sierra de Albarracín, a ello se ha añadido la berrea de los ciervos.

En los alojamientos de turismo rural el mes de septiembre “ha sido espectacular”, según explicó Marta Monforte, gerente de Faratur, la Federación Aragonesa de Turismo Rural, quien precisó que “hay asociados que han trabajado más este mes que en el último julio previo a la pandemia”.

Con mayor poder adquisitivo

Murciano planteó además que durante el mes de septiembre en algunas zonas ha habido una alta ocupación también de lunes a viernes con los clientes ya jubilados que “prefieren huir de las aglomeraciones del agosto”. Además, detalló que los turistas que acuden fuera de temporada suelen tener un poder adquisitivo medio alto, frente a los del resto del año que, salvo en determinadas zonas, “tienen un nivel medio bajo” y eso se nota “en la alegría del gasto”, aseguró el hostelero.

En la Sierra de Albarracín el mes de septiembre ha tenido una ocupación de en torno al 60% aunque la gerente de la Asociación Turismo Sierra de Albarracín, Begoña Sierra, detalló que con grandes diferencias entre los fines de semana, en los que se ha llenado, y los días laborables. “De lunes a viernes ha habido lugares con más turistas, como Albarracín o Bronchales”, dijo la gerente, quien añadió que septiembre es temporada alta en esta zona pero “es verdad que este año se ha notado más gente”.

Mejor de lo previsto

David Nadal, presidente de la Asociación de Empresarios Turísticos de Gúdar-Javalambre comentó que ha sido un mes “incluso mejor a los previos a la pandemia” y lo achacó a las ganas que tiene la gente de salir de casa y a que muchas familias no viajan al extranjero y aprovechan para hacer turismo de interior.

En el Maestrazgo el mes pasado fue muy bueno, para muchos de los socios de la Asociación de Empresarios Turísticos, con mejores cifras incluso que julio, “aunque con la clientela concentrada en los fines de semana”, detalló la gerente, Bea Borrás.

En la comarca del Bajo Aragón el mes de septiembre siempre es bueno gracias a la celebración del Gran Premio Aragón de Moto GP y este año la ocupación fue muy alta.