Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Las instituciones muestran su duelo público durante el funeral por el turolense Santiago Lanzuela, expresidente de Aragón

Falleció de coronavirus

Representantes de la mayoría de las instituciones de Aragón han participado en el funeral solemne que la tarde de este viernes se ha celebrado en la catedral de La Seo de Zaragoza, donde se ha mostrado el duelo público por la muerte del que fuera sexto presidente del Gobierno aragonés, Santiago Lanzuela Marina, fallecido el 16 de abril por covid-19.

El funeral hubo de ser pospuesto por las especiales circunstancias del momento en el que se produjo el fallecimiento, y se ha celebrado hoy, día en el que la Comunidad está de luto por el fallecimiento de Lanzuela, jefe del Ejecutivo regional entre el 7 de julio de 1995 y el 2 de agosto de 1999.

Han asistido a la misa, además de la esposa de Lanzuela, Manena Gárate, y sus hijos, Santi y José Mari, el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán; el de las Cortes, Javier Sada; la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría; los alcaldes de Zaragoza y Teruel, Jorge Azcón y Emma Buj; el presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte; varios consejeros del actual ejecutivo autonómico y otros tres expresidentes de Aragón: Santiago Marraco, Hipólito Gómez de las Roces y Luisa Fernanda Rudi.

Antes de que comenzara la ceremonia, Lambán y Beamonte han entregado a la viuda y los hijos de Lanzuela una placa de cerámica de Muel, la que lleva el número 1 de las 731 que se realizaron hace unas semanas para instalarlas junto a una carrascas en todos los municipios de Aragón como homenaje a quienes han perdido la vida a causa de la pandemia.

"Es el testimonio empleado por todos los ayuntamientos de nuestra tierra para expresar compañía, afecto y solidaridad hacia las familias de quienes han fallecido por la pandemia", reza la leyenda que acompaña a la placa y que firma Lambán, quien también dice que en muestra de respeto y reconocimiento se ha querido entregar una réplica a la familia "de quien fue fiel y leal servidor de Aragón y España".

El arzobispo de Zaragoza, monseñor Vicente Jiménez, ha agradecido al Gobierno de Aragón que, de acuerdo con la familia del expresidente, se haya convocado este funeral institucional para hacer "duelo público", no solo de Lanzuela, sino de muchas personas que han muerto sin que sus familiares y amigos les haya podido ofrecer compañía y consuelo.

Ha elogiado la labor de entrega de Lanzuela a Aragón y España y ha recordado que durante su mandato la Comunidad logró un gran desarrollo social, económico y cultural y que algunos de los más importantes proyectos de infraestructuras llevan "su marchamo e impronta".

"Su legado nos enriquece, alecciona e interpela", ha asegurado Jiménez durante la homilía.

Lanzuela, nacido en Cella (Teruel) en 1948, es el tercer presidente de la época democrática de Aragón que fallece tras Emilio Eiroa (2013) y Gaspar Castellano y de Gastón (2019).