Síguenos
Las joyas de la Geología turolense atraen a jóvenes investigadores de quince países Las joyas de la Geología turolense atraen a jóvenes investigadores de quince países
Los estudiantes de Geología, este miércoles con sus cuadernos de campo en el término municipal de Jabaloyas

Las joyas de la Geología turolense atraen a jóvenes investigadores de quince países

Los arrecifes del Jurásico de Jabaloyas ayudan a comprender la evolución del paisaje

La riqueza geológica de la Sierra de Albarracín y el Maestrazgo ha vuelto a despertar el interés internacional y esta semana 24 estudiantes de doctorado de quince países de tres continentes participan en la novena edición de la Escuela Internacional de Sedimentología y recorren los paisajes turolenses de la mano de Beatriz Bádenas y Marcos Aurell, profesores del Departamento de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Zaragoza y miembros del Grupo AragosaurusIUCA.

La actividad, que en cada edición se realiza en un lugar, incluye seis excursiones al campo y por las tardes se desarrollan ejercicios prácticos y exposiciones de los doctorandos sobre los avances de sus trabajos en la Fundación Santa María de Albarracín.

En esta ocasión hay investigadores de Asia (China, India, Pakistán y Turquía), América (Argentina, Brasil, Colombia y Estados Unidos) y Europa (España, Francia, Holanda, Italia, Polonia, Reino Unido y Serbia).

Marcos Aurell recordó este miércoles en Jabaloyas que la Sedimentología es la parte de la Geología que estudia el origen de las rocas sedimentarias y que la provincia de Teruel cuenta con recursos de gran interés científico. El responsable de esta actividad indicó que tuvieron mucho éxito cuando hicieron el llamamiento para participar en el curso, ya que recibieron más de 60 peticiones de todo el mundo, de las que tuvieron que seleccionar a 24, según el interés, la motivación y el tema de sus tesis doctorales.

Afloramientos

“Parte del éxito es porque todos los afloramientos, las rocas que vamos a visitar, tienen un reconocimiento internacional tremendo, llevamos muchos años estudiándolo desde la Universidad de Zaragoza y otras instituciones científicas. Hacemos nuestras publicaciones internacionales. Verdaderamente a nivel científico llega y la gente de nuestra disciplina cuando le hablas de Jabaloyas, Frías de Albarracín o el Parque Geológico de Aliaga les suena familiar”, destacó el investigador.

Aurell -que lleva 30 años investigando en estos enclaves- afirmó que Teruel es “el paraíso en muchos sentidos” ya que “la parte logística facilita mucho que se pueda llegar y disfrutar de todo el encanto geológico”. En este sentido, detalló que algunas rocas que hay en Teruel se pueden encontrar en el Pirineo o los Alpes, pero estarían muy cubiertas de vegetación. “Aquí tenemos un clima que favorece el afloramiento rocoso”, comentó el especialista que también incidió en que en otros lugares es necesario andar por la montaña durante mucho tiempo para acceder a los lugares de interés geológico, mientras que en la provincia de Teruel siempre hay “un pueblecito, una carretera y es muy amable hacer Geología, incluso un barecito para luego tomar algo”.
 

El profesor de la UZ Marcos Aurell explica a los doctorandos internacionales la formación de arrecifes del Jurásico de Jabaloyas


La Escuela Internacional de Sedimentología es una actividad muy conocida entre los investigadores y los para jóvenes científicos internacionales, como la colombiana Mónica Gómez, participar en la cita turolense es una gran oportunidad de conocer la historia geológica de España.

Los doctorandos amplían su formación con esta actividad que conjuga las salidas al campo para ver in situ los afloramientos con ejercicios prácticos y exposiciones de los trabajos que están desarrollando. Todo ello contribuye a profundizar en sus investigaciones.

Asimismo, los participantes lo viven como una excelente ocasión para compartir sus estudios con otros geólogos. El argentino Federico Wenger valoró la posibilidad de conocer a colegas de todo el mundo y ver “las correlaciones de lo que estamos estudiando” para incluso establecer colaboraciones futuras.

Arrecifes en Jabaloyas

La jornada de campo de ayer fue una de las más interesantes del curso ya que transcurrió en Jabaloyas donde se encuentran unos arrecifes de finales del Jurásico (hace 150 millones de años), en el barranco de la Hoz, que forman parte del catálogo de Lugares de Interés Geológico (LIGs) de Aragón.

“Jabaloyas es particularmente interesante por la presencia de unos arrecifes antiguos de coral, formados hace 150 millones de años que tienen un prestigio y un reconocimiento no solo como patrimonio local, aragonés y nacional, sino un interés científico extraordinario a nivel internacional”, explicó Marcos Aurell.

Además, en esta ocasión se puede completar la labor que se desarrolló el año pasado en esta misma cita académica. Esta Escuela Internacional de Sedimentología se realiza todos los años para estudiar el origen de la roca sedimentaria y la anterior edición se llevó a cabo en Bahamas.

“Hay que pensar que una roca, antes de ser roca era un sedimento, un barro, una arena acumulada en un fondo marino. A los sedimentólogos nos interesa tanto conocer el proceso actual, cómo se está acumulando el sedimento en los mares actuales y también cómo ha sido el proceso de que ese sedimento, una vez se enterró y se transformó en roca”, comentó el investigador de la Universidad de Zaragoza.

En las Bahamas los alumnos pudieron ver en directo el proceso sedimentario y este año en Jabaloyas han visto cómo eran Las Bahamas o algo similar pero hace 150 millones de años. “Son las dos maneras de aproximarse a nuestra ciencia”, señaló el organizador del curso en Teruel quien aclaró que entre ambos procesos “hay muchas similitudes en lo grande”.

El pasado

Según el experto, el proceso de cómo crece un arrecife, cómo se forma, cómo se cimenta, si se estudia el actual, se puede aplicar al pasado. “Como decía un antiguo profesor mío, esto es como el guion de una obra teatral, el guion permanece los actores cambian: la vida ha evolucionado, entonces había otro tipo de corales, otro tipo de organismos que construían el arrecife”, explicó Aurell.

Por todo ello, de los arrecifes actuales se pueden aprender cosas a cerca de la dinámica del arrecife, pero como los actores son diferentes, eso hace que haya diferencias significativas.

Este curso estudia los aspectos más relevantes de las rocas calizas en el entorno de Frías de Albarracín, Moscardón y Jabaloyas (hace 150 millones de años). También se examinan rocas que se originaron en torno a la línea de costa en Aguilar del Alfambra y Galve (hace 145 millones de años) y las rocas de origen marino próximas a Miravete de la Sierra (formadas en el Cretácico hace unos 120 millones de años).