Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Concentración de monitoras de comedores escolares ante el Servicio Provincial de Educación en Teruel

Las monitoras de comedor piden reducir ratios y más protección contra el Covid-19

Las trabajadoras se concentran ante el Servicio Provincial de Educación en Teruel

Las monitoras de comedores escolares de Teruel se concentraron el miércoles ante el Servicio Provincial de Educación para reclamar mejoras en sus condiciones de trabajo que les garanticen seguridad frente al coronavirus. Las trabajadoras, convocadas por los sindicados UGT, Comisiones Obreras y Osta en todo Aragón, demandan una reducción de ratios y más medidas preventivas.

“Nos sentimos indefensas porque no nos atienden ni desde Educación y los colegios, ni desde la empresa para la que trabajamos”, lamentó Antonia Sánchez, de CCOO y monitora en el colegio Ensanche de la capital.

Una de las medidas que Sánchez consideró esencial es una bajada de ratio de alumnos por monitor. En Infantil recordó que se han marcado 13 alumnos pero esta cifra se supera en ocasiones, ella comentó que atiende a 15 niños y que ya va apurada”.

En cuanto al material de protección, Antonia Sánchez advirtió de que es “escaso”, por ejemplo, que el número de puntos de hidrogel es insuficiente. “Con los niños de Infantil que en clase no llevan mascarilla tenemos que ayudarles a ponerles la mascarilla y después de cada niño hay que limpiarse”, detalló.

Pantallas faciales

Para Lola Avilés, de UGT y trabajadora en el comedor del colegio Las Anejas, uno de los elementos fundamentales tiene que ser una pantalla facial porque “los alumnos cuando están con nosotros están comiendo y están sin mascarilla”. Reconoció que en su caso la situación es mejor que para otras compañeras porque el colegio les ha proporcionado una pantalla pero no la empresa y detalló que otras monitoras de otros centros no tienen este sistema. 

Otra de las dificultades que se han encontrado en este inicio de curso estas profesionales ha sido la adecuación de nuevos espacios para el servicio de comedor que en ocasiones no disponen del equipamiento idóneo para esta actividad por ejemplo por la falta de pilas o lavabos.

Las organizaciones sindicales convocantes advirtieron del riesgo que supone agrupar en los comedores a varios grupos de convivencia estable. 

Tanto CCOO como UGT defendieron la necesidad de hacer más contrataciones. Los representantes de los trabajadores recordaron que el 40% del personal está sin trabajar y con las prestaciones agotadas.

La generalización de la jornada continua por la pandemia y la no realización de actividades extraescolares también ha tenido su repercusión porque se ha reducido el número de alumnos que se quedan a comer en los colegios y también el de monitores.