Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Recreación virtual de las fachadas de los dos edificios que conformarán el proyecto para recuperar el antiguo Coam

Las zonas verdes del centro social del barrio de San León se respetarán y ampliarán

El Ayuntamiento de Teruel tiene ya un avance del proyecto del antiguo Coam

Las zonas verdes del futuro centro social y cultural del barrio de San León se respetarán y ampliarán. El Ayuntamiento tiene ya un avance del proyecto, que se entregará a finales de este año. La actuación está prevista dentro de las inversiones de la Edusi, la Estrategia europea de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado, y su financiación podría completarse con los remanentes de este año o de 2021, de los que dispone el Ayuntamiento, que asciende a 2.395.000 euros. El destino final de este dinero se va a decidir tras consultarse en Junta de Portavoces.

La alcaldesa, Emma Buj, se refirió a este proyecto, que se ejecutará en el antiguo Coam, en la plaza Santa Teresa, y que es demandado desde hace décadas por los vecinos del barrio de San León. La propuesta presentada ya en el Ayuntamiento se ha marcado como objetivo respetar la vegetación existente en la parcela, como los cedros de gran porte, y ampliar las zonas verdes minimizando el crecimiento de las edificaciones existentes, la principal se destinará a centro social  y cultural y el otro para una residencia para personas en riesgo de exclusión social, como recordó la alcaldesa.

El proyecto, redactado por el arquitecto Ángel Pardillos, tendrá en cuenta estos usos diferenciados en las dos edificaciones que existen en el solar. Se crearán así dos zonas independientes en cuanto a su uso pero vinculadas visualmente y articuladas desde el punto de vista arquitectónico.

Los cedros que existen en la zona de entrada del edificio principal serán el hilo conductor del proyecto y pasarán a formar parte de la “piel” de los edificios creando juegos visuales que interrelacionan el interior con el exterior. Además de mantener el arbolado existente, se plantarán pequeñas plantas en las cubiertas y se habilitarán diferentes zonas para huertos en los accesos. También se plantarán diferentes especies de árboles ornamentales en la parte posterior del edificio, actualmente en estado de abandono, que se convertirá  en un espacio exterior multiusos.

En el interior del edificio habrá una planta baja y dos superiores. Una escalera central las conectará. En la planta baja habrá un bar-cafetería y una cocina  tres espacios polivalentes para asociaciones. En la primera planta tres salas polivalentes y una sala de reuniones y en la segunda  dos salas polivalentes más, otra sala de reuniones y un área de descanso o coworking. El proyecto tendrá en cuenta no obstante la flexibilidad de espacios y la capacidad de adaptación a las necesidades.

En el edificio dedicado a residencia, la planta baja se dedicará a las estancias de día, unidad educativa y terapia ocupacional y las dos plantas superiores para zona de noche, con seis habitaciones y un módulo vivienda.

Una vez entregado el proyecto se conocerá su cuantía económica pero las previsiones eran destinar 1,2 millones de euros, cofinanciados con fondos Feder.