Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Libertad vigilada para los menores de Teruel de la presunta violación grupal Libertad vigilada para los menores de Teruel de la presunta violación grupal
Agentes de la Policía Nacional ante el Juzgado de Menores cuando los investigados fueron llevados a la Fiscalía de Menores

Libertad vigilada para los menores de Teruel de la presunta violación grupal

El juzgado revoca el internamiento, pero mantiene el alejamiento con la víctima

El Juzgado de Menores de Teruel dictó el viernes un auto por el que se ha puesto en libertad vigilada a los tres menores que en diciembre pasado fueron internados en un centro especial en Juslibol, tras su participación en la presunta violación grupal a otra menor. El auto deja sin efecto la medida inicial de internamiento, aunque mantiene las otras medidas cautelares que se les impusieron de alejamiento de la víctima, además de establecer otras que no han trascendido por tratarse de una libertad vigilada.

La resolución se comunicó a las partes después de que la Fiscalía de Menores presentara un escrito de conformidad con la libertad que habían solicitado los abogados de los tres jóvenes, que fueron internados en diciembre en un centro especial de menores en Juslibol (Zaragoza).

Al haberse dictado el auto de libertad queda ya sin efecto la resolución de los recursos de apelación que estaban pendientes y que se presentaron ante la Audiencia Provincial, ya que todas las partes están de acuerdo. De hecho, la vista para resolver esa cuestión ha quedado suspendida porque no tenía sentido celebrarla, ya que los chavales iban a salir el viernes mismo en libertad vigilada.

El auto de libertad vigilada supone que cada uno estará sometido a una serie de medidas cautelares, y que lo que se deja sin efecto es el internamiento que se decretó tras su detención, es decir, que se mantienen las otras medidas dictadas en su día por el juzgado en el sentido de prohibirles tanto aproximarse a la víctima a una distancia inferior a 100 metros, como intentar comunicarse con ella por cualquier medio. De esta manera quedan preservados los derechos de la víctima.

Los tres investigados que fueron internados en el centro de menores tienen 16 años, los mismos que la víctima. Además, están siendo investigados otro menor y un quinto joven que alcanzó la mayoría de edad al día siguiente de cometerse los presuntos hechos delictivos, pero para los que no se ordenó ingreso en el centro de internamiento.

Los hechos ocurrieron el pasado 2 de diciembre en una cochera del barrio de San Julián y en un primer momento fueron detenidos cuatro menores, que en sus declaraciones mencionaron a un quinto menor del que solo conocían el nombre de pila.

La Fiscalía de Menores dio orden de localizar a ese quinto menor, y al tener conocimiento de que se le estaba buscando por las noticias aparecidas en la prensa, se personó voluntariamente en la Comisaría de Teruel y después fue citado en el Palacio de Justicia, donde también se le tomó declaración y quedó en libertad aunque como investigado.

Además del internamiento de tres de ellos en el centro de menores de Juslibol, se tomaron otras medidas cautelares. Tras el auto la instrucción del caso sigue su curso.