Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Lidia Navarro, de 84 años, y José Bruballa, de 86, los primeros vacunados contra el coronavirus en la provincia de Huesca Lidia Navarro, de 84 años, y José Bruballa, de 86, los primeros vacunados contra el coronavirus en la provincia de Huesca
Lidia Navarro, en el centro, tras ser vacunada

Lidia Navarro, de 84 años, y José Bruballa, de 86, los primeros vacunados contra el coronavirus en la provincia de Huesca

“Es un primer paso y estamos orgullosos y esperanzados”, ha asegurado la directora de la residencia Somontano de Barbastro

Lidia Navarro, de 84 años, y José Bruballa, de 86, han sido los primeros oscenses en recibir este domingo, a las 17.00, la vacuna contra el coronavirus que ha empezado a administrarse hoy en centros residenciales de la comunidad. Tal como se había anunciado, el reparto de las vacunas en Aragón será homogéneo entre centros públicos y privados, del medio rural y urbano.

Tranquila, pero emocionada por el momento, Lidia ha afirmado a los presentes: “No os podéis imaginar las ganas que tengo de que todo vuelva a la normalidad”, unas palabras y una actitud positiva y vital -tras recibir la vacuna- que han sido celebradas por aplausos por los trabajadores de este pequeño centro oscense que ha vivido con emoción ser uno de los elegidos para recibir en primera instancia la inmunización frente al Covid. Un entusiasmo que ha compartido José Bruballa, el segundo residente de este centro en recibir la vacuna, que no dudó en ofrecerse a ser uno de los primeros en recibir la vacuna: "es necesario ponerse la vacuna", ha afirmado. Junto a ellos ha recibido también la vacuna Mari Carmen Cortes, enfermera de la residencia. En total, en este centro de Barbastro han sido vacunados 35 residentes y 10 trabajadores.

“Para nosotros –ha explicado la directora de la residencia, Mamen Pueyo- es un respiro y una ilusión ver la llegada de la vacuna. Esperamos que sea efectiva y que, gracias a ella, podamos recuperar la normalidad que hemos perdido”. En la misma línea, la directora de este pequeño centro oscense se ha mostrado “orgullosa” del comportamiento de todo el personal y de la porque “todos han prescindido de aspectos de su vida personal para proteger a los mayores”, de los residentes “que han sabido adaptarse a la situación” y de las familias “muy comprensivas con la situación”.

Mamen Pueyo ha realizado estas declaraciones después de la administración de las primeras vacunas, en la atención a medios que se ha producido en las puertas del centro. Junto a ella, el director provincial del IASS en Huesca, Eloy Torre, ha recordado que “la prudencia y la responsabilidad deben seguir imperando, aunque a ellas se suman la ilusión y la esperanza que ha traído la vacuna”. Del mismo modo, Torre ha puesto en valor “la responsabilidad que nuestros mayores han demostrado durante toda la pandemia”.

También han hablado de lo que supone el comienzo de la vacunación la directora de enfermería del sector de Barbastro, Ana Monclús, y la directora provincial del Departamento de Sanidad en Huesca, Itziar Ortega, que ha querido destacar que "hoy es, ante todo, un día para estar agradecidos y un día importante para la provicia de Huesca". La directora provincial ha queido poner en valor el trabajo y el esfuerzo de la comunidad cientifica, que han tenido como resultado la vacuna, y también ha recordado el mensaje de la responsabilidad y la prudencia, a la que ha llamado a toda la sociedad.