Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Clientes en una terraza, ayer en la plaza del Torico de Teruel. A.R.

Los bares ya pueden abrir desde este viernes hasta las 10 de la noche

Todo Aragón pasa a alerta 3 ordinaria con la normalización de horarios

Todo Aragón ha pasado a nivel de alerta 3 ordinario ante la covid-19, gracias a la evolución de la situación epidemiológica, lo que permite retomar a la actividad no esencial retomar sus horarios habituales. En caso de la provincia de Teruel se suprime el cierre a las 20.00 horas de lunes a jueves y a las 18.00 horas de viernes a domingo.

La consejera de Sanidad, Sira Repollés, anunció la nueva flexibilización de las restricciones por la pandemia en la jornada en la que es cumplía un año del primero caso de coronavirus detectado en la Comunidad. Recordó que la pandemia “ha golpeado” a todos y “ha puesto en jaque a toda la sociedad”. Por eso insistió en que hay que seguir manteniendo la prudencia y evaluando el efecto de las medidas antes de dar nuevos pasos pero reconoció que el siguiente podría ser el desconfinamiento provincial.

Repollés explicó que, aunque ha bajado la incidencia de contagios de covid y otros indicadores como el índice reproductivo, sigue preocupando mucho la situación en cuidados intensivos que se mantiene por encima del 25% de ocupación (en concreto un 33,6%). La consejera explicó que la evolución en las UCI se está comportando de una forma diferente que en las olas anteriores con más dificultad para reducir el número de ingresos. “La previsión es que siga bajando pero a este ritmo un poco lento”, añadió.

Por otro lado, la responsable sanitaria señaló que el suelo de la curva está ahora un poco más bajo que el que había en diciembre y deseó que siga bajando un poco más. 

Horarios

La nuevas medidas, comunes para toda la región, se publicaron ayer en el Boletín Oficial de Aragón y han entrado en vigor a las 00.00 horas de hoy. La principal modificación se refiere a las limitaciones de horario de las actividades no esenciales que ya no será a las 20.00 horas o la las 18.00 sino la que habitualmente tenían. En el caso de la hostelería y la restauración será a las 22.00 horas para poder cumplir con el toque de queda que se mantiene de 23.00 a 6.00 horas. En estos establecimientos continúa un aforo del 30% en el interior y del 100% en las terrazas, con cuatro y seis personas por mesa respectivamente. No se puede fumar en las terrazas.

Se mantienen los aforos que había ahora con el 50% para cultura, lugares de culto y tiendas de alimentación. Para el resto del comercio minorista y grandes superficies será del 25%. Será del 30% en gimnasios y en locales de juegos y apuestas. 

Se incorpora una nueva restricción, la prohibición de fumar en los recintos deportivos.

La nueva orden recoge también la posibilidad de realizar reuniones de órganos de gobierno y representación previstos legalmente, así como encuentros reuniones de negocios, conferencias actos similares, de naturaleza pública y privada. Siempre cumpliendo con la distancia interpersonal y el uso de mascarillas, con un aforo del 30% y con la participación de un máximo de 150 personas .

En cuanto a la posibilidad de levantar los confinamientos perimetrales, Sira Repollés no quiso dar fechas y detalló que primero hay que ver en una semana o diez días las consecuencias de las medidas que se toman ahora y “conforme a los resultados, incrementar o echar el freno” al levantamiento de las restricciones. 

La consejera también habló sobre las medidas para la próxima Semana Santa sobre las que recordó que hay un borrador que se presentó este miércoles en la reunión interterritorial de Sanidad para llegar a unas medidas consensuadas por todas o la mayor parte de las Comunidades Autónomas, al igual que ocurrió en Navidad. Sobre las medidas de movilidad, Repollés dijo que se incluye el mantener el confinamiento en las Comunidades pero recordó que no es un documento “decidido, ni firmado sino  un borrador que seguirá revisándose”.

Para la consejera aragonesa el deseo de vacaciones y de desplazarse entre diferentes  regiones colisiona con el riesgo de “diseminar la enfermedad” e insistió en que ahora lo prioritario debe ser avanzar en el proceso de vacunación. 

“No nos podemos permitir el lujo de incrementar posibilidad de contagios”, reiteró la titular de Sanidad porque advirtió que podría “poner en jaque” al sistema sanitario.

Sobre la posición de la Comunidad de Madrid no quiso hacer valoraciones y solo dijo que es “consecuente” con la que actitud que desde principio pandemia ha tenido con una gestión que calificó de “particular, independiente y genuina”.