Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Los caballeros medievales arriesgan su físico en la arena por las ganas de volver a la normalidad Los caballeros medievales arriesgan su físico en la arena por las ganas de volver a la normalidad
Uno de los caballeros de Legend, especialistas, durante uno de los ejercicios de destreza realizados en torno al rey Jaime I. Bykofoto / Antonio García

Los caballeros medievales arriesgan su físico en la arena por las ganas de volver a la normalidad

El torneo en honor del rey niño Jaime I atrae a los más incondicionales de estos espectáculos
banner click 244 banner 244

Eran pocos porque el tiempo no acompañaba y la plaza de toros de Teruel estaba mojada, pero gritaron y animaron a los caballeros que participaron en el torneo en honor del rey niño Jaime I como si fueran miles. Así respondió el público al espectáculo que ofreció Legend especialistas, las casi 400 personas que acudieron y que se refugiaron en la zona de palcos y cubierta para vivir las mismas emociones de quienes en el siglo XIII asistían a un torneo de justas.

La última exhibición que hizo Legend especialistas antes del confinamiento por la pandemia en el año 2020 fue en Las Bodas de Isabel de Segura. Fueron los encargados de recrear el torneo en honor del rey niño, y desde entonces han estado parados por imperativo de las normas sanitarias hasta hace muy poco.

El director artístico y gerente de esta empresa de espectáculos recreacionistas radicada en Villajoyosa (Alicante), Luis Leal, aseguraba por la mañana nada más llegar a Teruel que habían empezado a trabajar de nuevo este mes, y que el torneo de Teruel era para ellos el primer evento importante que hacían. A esas horas amenazaba lluvia y chispeaba ya, pero Leal tenía claro que aunque diluviase saldrían a la arena, porque era una cuestión “psicológica” de volver a la normalidad.
 

Los caballeros utilizaron armamento como el disponible en el siglo XIII. Bykofoto / Antonio García


Y así lo hicieron en la tarde de este sábado, bajo la lluvia y con el riesgo de que pudieran resbalar los caballos, pero con las mismas ganas de recuperar la normalidad que mostró el público, con el que tampoco pudo el agua. En total se vendieron 373 entradas y se pudo ver un espectáculo de mucha calidad porque arriesgaron en su recreación para mostrar cómo eran este tipo de torneos y justas.

En total participaron doce personas y cuatro caballos con diferentes ejercicios en los que mostraron su destreza montados y en las justas en el campo del honor, combatiendo con espada y escudo, mandoble y hacha. Las armas que llevan estos especialistas son todas hechas con acero toledano que les forjan en exclusiva, y que dotan de una mayor verosimilitud a su recreación.

Es tal el empeño y el realismo que ponen en sus interpretaciones, que en alguna ocasión han terminado en el hospital, pero ayer discurrió todo bien y no hubo que lamentar accidentes a pesar de la aparatosidad de algunas de las caídas de los caballos.

El redactor recomienda