Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Imagen de la calle del Tozal, el pasado jueves

Los comerciantes y empresarios de Teruel lanzarán una campaña para que los veraneantes hagan sus compras en la ciudad

La iniciativa irá dirigida a los municipios de las comarcas próximas a la capital

En este verano marcado por la nueva normalidad derivada de la crisis sanitaria, son muchos los que han apostado por pasar más tiempo en los pueblos de la provincia. Conscientes de esta nueva situación desde ACESTeuel, la Asociación de Comerciantes, Empresarios y Servicios de Teruel, va a lanzar una campaña dirigida a los municipios de las comarcas más próximas a la capital para animarles a efectuar sus compras en los comercios turolenses y facilitarles el proceso.
“Vamos a hacer un folleto publicitario con un catálogo de nuestros asociados para hacer llegar a los pueblos”, explicó ayer la gerente de ACESTeruel, Nuria Ros.
En esa relación de 85 establecimientos, agrupados por sectores de todo tipo, habrá un teléfono de contacto con cada negocio porque, según apunta Ros, con la reapertura de los negocios tras el confinamiento mediante cita previa se comprobó que es un sistema que gusta al ciudadano y que aunque ahora en Teruel ya se puede entrar a los comercios libremente hay quien prefiere este sistema para evitar colas, porque quiere pasar el menor tiempo posible en el interior de los establecimientos, porque prefiere una atención más personalizada o simplemente para saber si puede encontrar el artículo o servicio que busca en el establecimiento turolense.
Durante estos meses también se ha comprobado que la red social WhatsApp está funcionando entre comerciante y cliente para hacer consultas y pedidos, sobre todo para firmas que no disponen de página web. “Hemos acelerado a pasos agigantados lo que hubiera llevado meses de formación”, considera Nuria Ros. Son nuevas formas de hacer negocio que se van a mantener y potenciar. “Todo avanza muy rápido y estos sistemas han venido para quedarse”, señala Ros que explica que van a seguir trabajando en ello y han solicitado ayudas como asociación para llevar a cabo una consultoría a sus asociados sobre digitalización. “Sería una asesoría personalizada”, apuntó.
Pero los medios digitales no están reñidos con los tradicionales y así en los próximos días se llevará a cabo el reparto de los catálogos en papel en los municipios de las tres comarcas más próximas a Teruel. Habrá un buzoneo pero también se dejarán en bares y sitios frecuentados durante este verano atípico. “Aparecen inmobiliarias, hostelería, alimentación, moda o equipamiento del hogar, para que compren cosas que no tienen en el pueblo y también una relación de gremios para posibles reformas”, explicó. 
Esta campaña fuera de la ciudad es nueva, no la habían hecho otros veranos pero ha sido demandada por los propios asociados que han visto que en los municipios próximos pueden encontrar potenciales clientes.

Eventos a la vuelta del verano
El contacto con los asociados para conocer sus inquietudes es fundamental para esta asociación que en estas fechas se ha dirigido a ellos para ver si participarían en un nuevo mercado de saldos, como tradicionalmente se hace en septiembre, y cuál tendría que ser el formato a utilizar debido a la situación provocada por la crisis sanitaria o si se tendría que dejar de hacer en esta edición.
Otros años a estas alturas ya se sabría pero este año es diferente.  “Los asociados van a apurar a tomar una decisión a finales de agosto pero se les ha preguntado qué opinan con un formulario”,  señaló Ros.
“En esta edición se podría descansar, porque en alguna ocasión se ha planteado que dos ferias de este tipo al año es mucho, pero también se podría buscar otra fórmula como hacer los saldos en los propios establecimientos y darles difusión marcando una ruta por los establecimientos participantes”, comentó.
Precisamente la última feria de stocks se desarrolló el último fin de semana antes del estado de alarma, el 7 y 8 de marzo en el Palacio de Exposiciones, pero en septiembre siempre se hace en la calle, coincidiendo con la Feria del Jamón.
Ros explicó que todo los establecimientos asociados a ACESTeruel han abierto ya sus puertas tras el confinamiento y las diferentes fases para la vuelta a la normalidad pero reconoció que las secuelas económicas