Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los empresarios piden equipararse al norte de Europa frente a la despoblación Los empresarios piden equipararse al norte de Europa frente a la despoblación
Ángeles Fernández, con Ángel Mayordomo y Sergio Calvo en la pantalla, en la rueda de prensa ofrecida en Soria

Los empresarios piden equipararse al norte de Europa frente a la despoblación

Las patronales de Teruel, Cuenca y Soria presentan alegaciones a las directrices de la Comisión Europea

Las organizaciones empresariales de Teruel, Cuenca y Soria han pedido a la Comisión Europea que modifique sus directrices para que estas provincias puedan optar a ayudas de funcionamiento (fiscales), además de las de inversión, como un mecanismo más de lucha contra la despoblación que padecen. Este tipo de ayudas, a las que ahora solo tienen acceso las regiones nórdicas europeas, están enfocadas a facilitar el desarrollo de empresas mediante exenciones fiscales, como la reducción del 20% en los costes laborales, u otro tipo de ventajas para su funcionamiento. Las confederaciones empresariales de estas tres provincias aspiran a recibir el mismo trato que  las regiones nórdicas de la NSPA, las áreas escasamente pobladas del norte de Europa.

Lo que se pide es equiparse al tratamiento que reciben los territorios muy poco poblados de Noruega, Finlandia y Suecia porque la situación es similar. El problema es que en 2017 se modificó la normativa comunitaria y se diferenció entre zonas poco pobladas o de baja densidad de población, y las muy poco pobladas, de forma que solo estas últimas   pueden recibir ayudas de funcionamiento además de las de inversión, y esa categoría se circunscribe exclusivamente a las regiones nórdicas.

Las tres organizaciones empresariales han presentado para ello alegaciones dentro de la consulta pública de las directrices sobre las ayudas estatales de finalidad regional, cuyo plazo de presentación finalizó el pasado miércoles. En su documento de posición, las confederaciones empresariales de Teruel, Cuenca y Soria argumentan que estas provincias padecen problemas demográficos similares a los de las regiones nórdicas, por lo que piden que para el periodo 2021-2027 puedan percibir también ayudas de funcionamiento.

Estas ayudas de funcionamiento consisten, por ejemplo, en la posibilidad de que las empresas asentadas en estos territorios puedan disfrutar de exenciones fiscales de hasta el 20% en los costes laborales, algo que también han solicitado mediante la presentación de alegaciones los gobiernos de las Comunidades Autónomas de Aragón, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Además, existen otro tipo de ayudas de funcionamiento dirigidas a compensar igualmente los sobrecostes empresariales derivados de la desventaja grave y permanente que es la despoblación, que repercute de manera desfavorable en las empresas y autónomos de las zonas despobladas. La definición de las directrices del nuevo mapa de ayudas deberá discutirse a lo largo del próximo año, y si se consiguiese equipararse a las regiones nórdicas después habría que concretar qué tipo de ayudas de funcionamiento podrían recibirse.

Las organizaciones empresariales valoraron el esfuerzo que están haciendo los gobiernos de sus respectivas Comunidades Autónomas, y las alegaciones que también han presentado en la misma línea, y pidieron que el Gobierno de la nación también se implique activamente en esta demanda.

Representantes de las tres organizaciones empresariales presentaron en una rueda de prensa, que se celebró de forma presencial en Soria y telemática en las otras dos provincias, las alegaciones. Por CEOE Teruel intervino su director general, Sergio Calvo, mientras que por la Federación de Organizaciones Empresariales Sorianas (FOES) lo hizo su directora general, María Ángeles Fernández, y por CEOE-Cepyme Cuenca su secretario general, Ángel Mayordomo.

Sergio Calvo

Sergio Calvo afirmó que Teruel, Cuenca y Soria afrontan una de las situaciones “más devastadoras” causadas por la despoblación en el sur de Europa, que se sitúa “a la altura de las regiones del norte europeo en países como pueden ser Noruega Suecia y Finlandia, considerados como zonas de muy baja densidad de población”.

El director general de CEOE Teruel pidió que estas ayudas que piden “no caigan en saco roto”, puesto que sus efectos positivos para los territorios que padecen este tipo de problemas están demostrados. Puso como ejemplo la importancia que han tenido estas ayudas para los territorios con problemas demográficos similares de Noruega. Calvo aseguró que las mismas se han visto reflejadas en “aumento de la población, el empleo, la creación de nuevas empresas e incluso de los salarios”.

Aseguró a este respecto que hay informes del Ministerio de Financias y Gobierno Local de Noruega que indican que la reducción de costes laborales “aumenta la competitividad de las empresas que son beneficiadas”. Argumentó que este tipo de compensaciones permiten incrementar su cuota de mercado a las empresas y generar empleo, que a la vez “supone la recuperación demográfica de todos estos territorios que están despoblados”.

Calvo señaló que las regiones con baja densidad de población “necesitan políticas apropiadas con la ayuda operativa regional, instrumento que puede ayudar además a revertir la despoblación de estas áreas geográficas”. En las alegaciones presentadas a la Comisión Europea se ha hecho una radiografía de las tres provincias que se fija en aspectos demográficos y también en su estructura económica. Igualmente se ha hecho un análisis del mercado de trabajo, en el que han participado los técnicos de las tres organizaciones empresariales, así como la coordinadora de la Red de Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa, Sara Bianchi.

El trabajo remitido a Europa pone de manifiesto las deficiencias demográficas graves a que se enfrentan estos territorios, dijo Calvo, quien aseguró que “el actual es un momento vital para nuestras tres provincias”. Anunció por otra parte que las tres organizaciones empresariales “vamos a seguir luchando por conseguir tratamientos diferenciadores para nuestras empresas que redunden en el crecimiento económico de Cuenca, Soria y Teruel, y por tanto también en las condiciones para poder fijar población”.

La secretaria general de FOES, María Ángeles Fernández, consideró que no hay motivos para que la Comisión Europea diferencie entre zonas poco pobladas de zonas muy poco pobladas, porque la situación con los territorios despoblados del norte de Europa son similares. El secretario general de CEOE-Cepyme Cuenca, Ángel Mayordomo, recalcó que con esas ayudas de funcionamiento “podremos salvar el tejido productivo, o lo que es lo mismo, empresas, empleo y población”.