Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una terraza en la plaza del Torico, la hostelería ha reducido aforos al 50%

Los hosteleros de la provincia acogen con resignación la entrada en la alerta 2

Las instituciones piden responsabilidad individual a la población turolense

Alicia Royo / Piluca fuertes

Las instituciones turolenses apelaron a la responsabilidad de la población para tratar de reducir la alta cifra de incidencia de coronavirus, tras la entrada en vigor del nuevo decreto ley para regular las medidas frente a la Covid-19. Los hosteleros afrontan con resignación las nuevas restricciones.

El vicepresidente de la Diputación de Teruel, Alberto Izquierdo, hizo un llamamiento a la responsabilidad. “La economía no puede permitirse una situación de paralización”, advirtió y pidió que la gente cumpla con las nuevas medidas para frenar los contagios, aliviar al sector sanitario y ayudar a la economía. “Por todos aquellos que tienen la necesidad de trabajar, que necesitan que su negocio funcione, no podemos permitirnos que el país se pare, no podemos permitirnos que Aragón se pare, tenemos que ser absolutamente responsables”, afirmó Izquierdo.

Por ello, mostró el “máximo apoyo” de la Diputación de Teruel a las medidas del Gobierno de Aragón. Asimismo, recordó la importancia del uso de la mascarilla, de la higiene personal y del cuidado en las reuniones sociales. 

La alcaldesa, Emma Buj, se refirió de nuevo a la “lealtad institucional” del Ayuntamiento de Teruel en relación a las medidas establecidas para frenar la Covid-19 y no quiso entrar a valorarlas. “Desde el Ayuntamiento vamos a cumplirlas desde el minuto cero sin cuestionarlas en ningún momento”, dijo pero pidió también responsabilidad individual. “Tenemos que hacerlo para salvar vidas”, aseguró. 

La alcaldesa lamentó que este domingo por la tarde la Policía Local clausurara una peña de ocio juvenil. Aseguró que se va a seguir implacable. “Me preocupa”, aseguró y dijo que van a lanzar una campaña para llegar a los jóvenes, aunque hizo también un llamamiento a los adultos. “Todos tenemos que ser muy responsables”.  dijo.

Hostelería

Teruel Empresarios Turísticos (TET) acogió con resignación el decreto ley aprobado por el Gobierno de Aragón que les obligará a tomar nuevas medidas, como cerrar a las 23:00 horas y mantener un aforo del 50% tanto en el interior como en las terrazas, entre otras. El presidente de la asociación provincial, Juan Ciércoles, admitió que esperaban mayores restricciones, como el cierre total durante 15 días de bares y restaurantes decretado por la Generalitat catalana, y apuntó la necesidad de arbitrar nuevas ayudas para el sector.

“Tal y como se suceden los acontecimientos, nos temíamos lo peor y pensábamos que nos podría ocurrir algo igual o similar a Cataluña. No es la mejor noticia que podíamos tener, pero tampoco lo peor. Nos gustaría que las cifras de contagios fueran menores y que no hubiera sido necesario tocar nada, pero dada la situación, no estamos del todo descontentos”, afirmó, antes de agradecer la “sensibilidad” del Ejecutivo con las empresas del sector.

“Han sido conscientes de que hay dos soluciones: o morirnos de coronavirus o de hambre. Han sido lo suficientemente sensibles para que podamos seguir viviendo y conviviendo con el virus. Somos conscientes de que la salud está por encima de todo y que es lo que hay que priorizar en este momento, pero también es cierto que vamos a tener que vivir y convivir con el virus hasta que haya un tratamiento o una vacuna”, señaló. 

Ciércoles consideró que el cierre total de los establecimientos decretado por el Gobierno catalán es “excesivo”. “Se han tirado a la piscina sin saber si había agua debajo”, dijo. Por eso, advirtió de la necesidad de que el departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón trabaje de manera conjunta con el sector de la hostelería y la restauración para acordar otras medidas higiénico-sanitarias eficaces para evitar los contagios. En este sentido, reiteró que el sector no está siendo el foco de los rebrotes, “sino las reuniones familiares y de amigos en las que, desgraciadamente, no se cumplen las medidas de distanciamiento, uso de mascarilla y limitación de aforo nosotros estamos aplicando”.

Por otro lado, el presidente de TET exigió que las ayudas al sector sean “acordes” a las restricciones que se le imponen. “Desde marzo, ningún establecimiento ha podido cumplir con las previsiones de su cuenta de resultados. Por eso, cualquier medida que se establezca tiene que ir acompañada de las ayudas proporcionales para que las empresas puedan subsistir”, argumentó.

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas acordaron el pasado 14 de agosto el cierre del ocio nocturno en todo el país ante el avance de casos de Covid-19, una medida que todavía permanece vigente. El propietario del pub Babel, David Utrilla, indicó que un mes después el Ayuntamiento de Teruel concedió a cuatro establecimientos de la Zona la licencia para que pudieran reabrir como cafeterías y mantener así el trabajo.

El cambio de actividad les obligó a modificar el interior de sus establecimientos para adecuarse a la necesidad de contar con mesas y sillas y reducir los aforos. Respecto al cierre a las 23:00 horas impuesto ahora, opinó que será “ruinoso” para ellos, pero que tendrán que adaptarse una vez más a las medidas establecidas.

Utrilla recordó que, de acuerdo al nuevo decreto, se verían obligados a cerrar si se entrara en la fase 3 de alarma sanitaria, en la que tan solo estaría permitida la actividad hostelera en las terrazas, de las que ellos carecen.