Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los hoteles de la provincia han perdido en un año 549.000 pernoctaciones Los hoteles de la provincia han perdido en un año 549.000 pernoctaciones
Puerta de acceso al hotel Torico Plaza, ubicado en la calle Yagüe de Salas de Teruel, ayer al mediodía

Los hoteles de la provincia han perdido en un año 549.000 pernoctaciones

La estadística del INE refleja también una caída de casi 310.000 viajeros en los últimos doce meses en Teruel

Los hoteles turolenses han perdido en los últimos doce meses 549.096 pernoctaciones y 308.477 viajeros como consecuencia del parón de la actividad y los viajes para frenar al coronavirus.
En los doce meses que van del 1 de abril de 2019 al 31 de marzo de 2020 (en ese tiempo solo los últimos 15 días de marzo estuvieron afectados por la pandemia) se registraron 824.100 noches de hotel consumidas en la provincia de Teruel y entre el 1 de abril de 2020 y el 31 de marzo pasado fueron 275.004, un 66,63% menos.
En viajeros, entre abril de 2019 y marzo de 2020 se contabilizaron en los hoteles turolenses 446.160, que en el año siguiente quedaron en 137.683, el 69,14% menos.
Según la Encuesta de Coyuntura Hotelera del Instituto Nacional de Estadística (INE), en marzo pasado las pernoctaciones en hoteles de la provincia bajaron un 43,3% respecto al mismo mes de 2020 (desde 25.083 a 14.214).
No obstante, si se compara con los niveles previos a la pandemia, sobre marzo de 2019, la caída alcanza el 77,4% (de las 62.849 de entonces a las 14.214 actuales).
Respecto a febrero, las pernoctaciones se han incrementado un 60%, coincidiendo con la finalización de los confinamientos perimetrales de la ciudad de Teruel el 1 de marzo y del provincial con el resto de Aragón el 12.
Pero esa “mejoría” de marzo se debe también al efecto base, es decir, que como ya en marzo de 2020 se había decretado el estado de alarma, la cifra de pernoctaciones ya reflejaba una caída del 60% respecto a marzo de 2019. Por ello, y para calibrar la profundidad del descenso, es oportuno comparar con marzo de 2019 en ausencia de coronavirus.
En cifras acumuladas del periodo enero-marzo las pernoctaciones en hoteles turolenses suman 30.191, frente a 135.716 en el primer trimestre de 2020 (un 77,75% menos) y a 149.457 en esos meses de 2019 (un 79,8% menos).
Las noches consumidas en marzo en establecimientos hoteleros de la provincia por los viajeros residentes en España -que representan el 81,2% del total- disminuyeron un 43,4% sobre el mismo mes del año pasado y las de los no residentes bajaron un 43,1%.
La caída de las pernoctaciones en los tres primeros meses del año es del 79,5% para los viajeros residentes en España y del 65% para los extranjeros.
La estancia media en marzo superó las dos noches por viajero. La provincia tenía en marzo 124 establecimientos hoteleros abiertos, 75 menos que hace un año pero nueve más que en febrero. El número de personas ocupadas fue de 413, 216 menos que en marzo de 2020 pero 74 más que el mes anterior. El grado de ocupación se situó en el 10,46% y apenas varió en fin de semana (10,54%).  

Puntos turísticos
Los establecimientos hoteleros de la ciudad de Teruel recibieron en marzo 2.626 viajeros, que llevaron a cabo 5.139 pernoctaciones, lo que supone un descenso del 52,65% y del 80,2% respecto a los mismos meses de 2020 y de 2019, respectivamente. Sin embargo, supone un incremento del 33,4% respecto a febrero, cuando estuvo cerrada perimetralmente por la alta incidencia del coronavirus.
Las pernoctaciones realizadas por viajeros residentes en España, que suponen el 89,5% del total, descendieron un 51% respecto a marzo de 2020, mientras que las llevadas a cabo por extranjeros bajaron un 63,5%.
En los tres primeros meses del año, los hoteles de la capital turolense han registrado 12.675 pernoctaciones, un 77,35% menos que en el mismo periodo del año anterior.
Teruel tenía en marzo 23 establecimientos hoteleros abiertos, dos más que en febrero y solo uno menos que hace un año, que daban empleo a 136 personas, 12 más que un mes antes aunque todavía 33 menos que en marzo de 2020.
La ocupación se situó en el 11,77%, porcentaje que descendió los fines de semana hasta el 10,28% debido a que muchos de los usuarios son trabajadores.
La facturación de los hoteles en el conjunto del país se situó en una media de 65,5 euros por habitación ocupada (ADR en inglés), un 16,2% menos que hace un año, y la tasa anual del índice de precios hoteleros (IPH) cayó el 8,1%.
El ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR en inglés), que está condicionado por la ocupación registrada en los establecimientos hoteleros y es el mejor indicador de la rentabilidad, alcanzó los 17,1 euros, con una bajada del 42,9%.