Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una enfermera trabajando en el Hospital Obispo Polanco. Bykofoto/ A. G.

Los profesionales de enfermería de Aragón ya pueden dispensar medicamentos a los pacientes

El colectivo recuerda que llevaba once años pidiendo esta norma

El Boletín Oficial de Aragón (BOA) publicó este lunes la orden que regula la acreditación de enfermeras y enfermeros para la indicación, uso y autorización de la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano, en la Comunidad Autónoma de Aragón. Una cuestión demandada desde hace años por estos profesionales y que desde el Colegio Oficial de Enfermería de Teruel se consideró muy positivo porque beneficiará a los pacientes.

Para que un enfermero pueda obtener la acreditación para dispensar fármacos deberá tener el título de graduado o diplomado en Enfermería, Ayudante Técnico Sanitario o equivalente y tendrá que acreditar una experiencia profesional mínima de un año o superar de un curso de adaptación adecuado y gratuito ofrecido por la Administración sanitaria.  

En el caso de los profesionales que presten servicios en el Servicio Aragonés de Salud, la Dirección General de ordenación sanitaria, por medio de Resolución, realizará de oficio la acreditación y el resto deberán contacta con los colegios profesionales.

El Departamento de Sanidad suscribirá acuerdos o convenios de colaboración con los colegios oficiales de Enfermería de Zaragoza, Huesca y Teruel, para determinar las funciones a desempeñar por cada Colegio Oficial, tanto en el procedimiento para la acreditación como en la realización del curso de adaptación.

El Departamento de Sanidad impulsará las actuaciones necesarias para que en tres meses se hayan implementado las adaptaciones necesarias en el sistema integrado de receta electrónica que permitan la emisión, por parte de las enfermeras acreditadas del Sistema de Salud de Aragón, de órdenes de dispensación de medicamentos no sujetos a prescripción médica y productos sanitarios, y la dispensación de esas órdenes en los establecimientos y servicios de atención farmacéutica.

La presidenta del Colegio de Enfermería de Teruel, Marian Roca, aseguró que la publicación de la nueva normativa es “una buena noticia” para la profesión y que estos sanitarios llevaban “mucho tiempo esperándola” ya que han estado once años reclamando esta legislación específica. Pero destacó sobre todo que este modelo beneficia al paciente”. 

“El usuario que acude a la enfermera para una cura o el seguimiento de una patología crónica no tendrá que pedir también una cita con médico para la medicación”, ejemplificó Roca.

La presidenta de los enfermeros turolenses también puntualizó que no se busca sustituir al médico o ser su secretaria sino que se trabaja en un equipo donde cada profesional tiene sus competencias y esta indicación, uso y dispensación de medicamentos es una más de la que tiene en personal de enfermería y que ahora dispondrá de un marco legal y unos protocolos para ejercerlos con todas las garantías.

Ahora habrá un periodo de tres meses para poner en marcha las acreditaciones, los convenios y realizar los cursos de formación por lo que la próxima primavera podría empezar a aplicarse.