Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Concentración convocada por los sindicatos CCOO y UGT frente a la puerta de la Subdelegación del Gobierno en Teruel

Los sindicatos exigen en Teruel no salir de esta crisis con recortes como en 2008

CCOO y UGT piden recuperar “ahora” la agenda social ante la Subdelegación del Gobierno

Un reducido grupo de personas, convocadas por CCOO y UGT, se concentraron frente a la Subdelegación de Gobierno en Teruel para exigir al Ejecutivo central no salir de esta crisis con las mismas políticas de austeridad y recortes con las que, aseguraron, se salió de la crisis de 2008.

Los sindicatos limitaron la presencia en la concentración a una veintena de personas por la alta incidencia del coronavirus en la ciudad de Teruel. Aunque se cumplía la distancia de seguridad y todos los asistentes llevaban mascarillas, los organizadores limitaron el acto a la lectura de un manifiesto, que posteriormente entregaron en la Subdelegación. 

Con el lema Ahora sí toca, los sindicatos pidieron al Gobierno de Pedro Sánchez que se siente a negociar los asuntos pendientes del mercado laboral en unas concentraciones que se repitieron a las 12:00 horas de este jueves en la Delegación y Subdelegación del Gobierno en Zaragoza y Huesca, así como en otras ciudades españolas.

Subir el salario mínimo interprofesional (SMI), derogar la reforma de las pensiones “impuesta” en 2013 y acabar con los aspectos de la reforma laboral que han hecho que la negociación colectiva “se deteriorara” son las prioridades de CCOO y UGT, según expresaron en declaraciones a los medios sus máximos representantes en Teruel, Pilar Buj y Alejo Galve, respectivamente. 

La secretaria general de CCOO en Teruel, Pilar Buj, hizo hincapié en la necesidad de “no cometer los mismos errores” de la anterior crisis económica. En este sentido, dijo que los sindicatos “no van a seguir mirando hacia otro lado y van a poner voz a las necesidades de la clase trabajadora”, con el objetivo de que el Gobierno de España cumpla con las promesas que, en material laboral, llevaban los partidos que lo sustentan en sus respectivos programas electorales.

Pilar Buj señaló que, desde CCOO, prefieren “la negociación y el acuerdo para lograr mejorar la vida de las personas trabajadoras, para lograr pactos sobre medidas eficaces, eficientes y duraderas”.

Destacó que la reforma laboral “fue pensada para mantener los salarios bajos y la precariedad laboral” y que “el despido se ha convertido en una forma ordenada de gestión de las empresas”. Por todo eso, demandó la derogación de los aspectos “más lesivos” de la norma.

Promesas incumplidas

El secretario territorial de UGT Teruel, Alejo Galve, coincidió en pedir que se cumplan las promesas electorales y deroguen la reforma laboral aprobada en 2013 bajo el mandato de Mariano Rajoy “y que tanto han criticado los partidos que ahora están en el Gobierno”.

En otro orden, Buj señaló que CCOO no renuncia a la subida del salario mínimo interprofesional, fijado actualmente en 950 euros al mes. En su opinión, con esa cantidad, “una familia no puede mantener un nivel de vida digno”. Alejo Galve apostilló que los 950 euros del SMI “no dan para comer”.

Buj añadió que además siete de cada diez personas que lo cobran son mujeres y muchas trabajan en actividades que ahora, con la irrupción de la pandemia de la Covid-19, se consideran “esenciales” , como las empleadas de hogar.

“Ha llegado el Gobierno progresista que encabeza Pedro Sánchez demuestre que lo es, cumpla con lo prometido y este a la altura de las circunstancias y no deje atrás a los más vulnerables”, argumentó.

Por lo que respecta a las pensiones, señaló la necesidad de mejorar el sistema de financiación para que las cantidades abonadas sean “justas y dignas” y abogó por volver al Pacto de Toledo para buscar esas nuevas vías que permitan el sostenimiento del sistema.

Galve, entre tanto, dijo que al igual que ocurre con el SMI, las pensiones mínimas no son suficientes para el mantenimiento de una familia.

Mesas de negociación

Los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, en la concentración ante el Ministerio de Asuntos Económicos,urgieron a los ministerios de Trabajo y de Seguridad Social a que retomen las mesas sobre las reformas laboral y de pensiones, así como a elevar el salario mínimo interprofesional (SMI).

“Hoy nos concentramos para decir al Gobierno que Ahora sí toca recuperar una agenda social para que la salida de la crisis no tenga como consecuencia el aumento de la desigualdad y la pobreza”, dejó claro el líder de CCOO.

“Ahora sí toca abrir mesas para corregir la reforma laboral”, dijo Sordo, buscando “un modelo mucho mas moderno que elimine la precariedad”, así como “garantizar el sistema público de pensiones ahora y en las tres próximas décadas”.

Los sindicatos habían convocado 50 concentraciones este jueves en toda España para exigir al Gobierno que cumpla con sus promesas electorales en materia laboral y de pensiones. “O hay movimientos (...) o las movilizaciones no han hecho nada más que empezar”, zanjó Álvarez.