Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Vista de Guadalaviar en la mañana del martes desde una webcam instalada en la localidad

Los termómetros se desploman a la espera de la nieve que llegará el jueves

Las temperaturas caen hasta los -15° en la Sierra de Albarracín y rozan los -9° en la capital

Los termómetros se desplomaron el martes en buena parte de la provincia de Teruel a la espera de las nevadas que llegarán este jueves y que está previsto que se prolonguen hasta el fin de semana. Las temperaturas cayeron hasta los 15 grados bajo cero en la Sierra de Albarracín, mientras que en la capital turolense rozaron los -9°. Las placas de hielo fueron el principal problema en algunas carreteras y en las zonas de umbría de los cascos urbanos.

Aunque anoche no era necesario el uso de cadenas en ninguna carretera, según la información facilitada por la Dirección General de Tráfico y Carreteras del Gobierno de Aragón, había que hacerlo con precaución en algunas de ellas por los ventisqueros y la aparición de placas de hielo al pisar la nieve con los vehículos que pasaban, puesto que se congelaban seguidamente debido a las bajas temperaturas que se registraron.

Ese era el caso anoche en la carretera A-2513 de la A-1508 a Fonfría, la A-2511 de Burbáguena a Segura de los Baños por Fonfría, y la A-2514 de Fonfría a Portes de Aragón por Huesa del Común, según el Departamento de Vertebración del Territorio. La Dirección General de Tráfico alertaba además de la prohibición de circulación de camiones y articulados en la A-1512 en Torres de Albarracín, y en la A-228 en Galve por pavimento deslizante.

El fenómeno meteorológico que marcó la jornada fueron las temperaturas, que se desplomaron cayendo hasta los -15° en algunos puntos de la Sierra de Albarracín. En la capital turolense los termómetros llegaron a caer hasta los -8,9° a las 8:20 de la mañana, que fue la temperatura mínima alcanzada el martes.

En Santa Eulalia del Campo se llegó a los 8,3 grados bajo cero cerca de las 9 de la mañana, y según otras estaciones de la Aemet, en Calamocha la temperatura mínima fue de -6,8°, en Mosqueruela de -6,6°, en Cedrillas de       -5,7°, en Fonfría de -5,9°, en Montalbán de -4,8°, y en Jabaloyas de -7,1°.

El mayor descenso se produjo en los municipios de la Sierra de Albarracín, que según distintas estaciones meteorológicas instaladas en los mismos la temperatura cayó por debajo de los 15 grados bajo cero en los cascos urbanos, ya que en algún puerto se desplomaron más todavía.

En Royuela se alcanzaron los  -15,2°, y ligeramente por debajo estuvo Guadalaviar con -14,1, mientras que en Tramacastilla se alcanzaron los -14,5°, en Orihuela del Tremedal los -9,4° y en Bronchales los -8,9°.

En Guadalaviar las bajas temperaturas provocaron reventones en algunas cañerías de agua al congelarse la misma. El alcalde de esta localidad, Rufo Soriano, comentó que esa situación se daba en las viviendas que no están habitadas al no circular el agua y quedar estancada, lo que facilita la congelación por las bajas temperaturas.

Soriano comentó que la preocupación de los vecinos era la formación de placas de hielo, por lo que se actuó intensamente echando sal para evitar su formación debido a las bajas temperaturas. Destacó el trabajo llevado a cabo por la DPT, así como la coordinación que se había establecido y que permitía acudir rápidamente a un responsable si se producía alguna incidencia por el temporal. El alcalde comentó que aunque están acostumbrados a la nieve, lo que no es tan frecuente es un descenso tan brusco de las temperaturas por el riesgo que hay de que se produzcan placas de hielo.

La Aemet decretó el nivel de alerta naranja por la caída de las temperaturas hasta los -10° en Albarracín y Jiloca hasta las 9 de la mañana de este miércoles con una probabilidad del 40-70%. Las mismas fuentes indicaron que en Albarracín y Jiloca el umbral naranja se alcanzaría en la Sierra de Albarracín, Tremedal y Montes Universales. La Agencia Estatal de Meteorología también estableció el nivel amarillo por temperaturas de hasta -8° en las zonas de Gúdar y Maestrazgo, y el mismo nivel por temperaturas de -4° en el Bajo Aragón.

Alejada de lo que fue Gloria

El Gobierno de Aragón informó por otra parte de que las nevadas a partir del jueves serán generalizadas en todo el territorio aragonés, pero muy lejos de lo que fue la borrasca Gloria del año pasado. La consejera de Presidencia, Mayte Pérez, dirigió por la mañana una reunión telemática del Centro de Coordinación Operativa (CECOP).

Se trata, según informaron los técnicos en la reunión, de una borrasca que entrará por el sur de la Comunidad, donde se registrarán las mayores precipitaciones de nieve, para ir avanzando con los días hasta el norte de la provincia, con nevadas en cotas muy bajas. El viernes hay un 80% de probabilidades de que nieve en toda la Comunidad y que el sábado las nevadas se intensifiquen en el sur. Cada administración dio cuenta de sus operativos para coordinarse.