Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Hyundai Kona 100%?eléctrico junto al poste que en breve se pondrá en marcha

Los vehículos eléctricos, una opción de presente para conductores que se adaptan a los tiempos

Las marcas apuestan por modelos versátiles cada vez más autónomos y con ventajas en la financiación

La conducción de vehículos eléctricos no es el futuro es ya el presente y las marcas están apostando fuerte por ello. Si el respeto del medio ambiente, la reducción de las emisiones y del uso de combustibles fósiles no son suficientes argumentos para decantarse por uno de estos vehículos, porque los posibles clientes los ven todavía caros y les echa para atrás la falta de autonomía, los concesionarios tratan de demostrar que los precios son asequibles -gracias a las posibles ayudas y financiaciones- y que la red de postes de recarga es cada vez mayor. 

Hyundai Kona EV es un ejemplo de vehículo eléctrico. Cómodo y confortable en su conducción destaca por su capacidad de respuesta con una mayor aceleración con respecto a uno de combustible fósil, porque al tratarse de un modelo eléctrico el cambio es automático. Dos ventajas de todos los eléctricos pero que varía según los modelos, por lo que es interesante probarlos antes de tomar una decisión.

El Hyundai Kona EV es un vehículo versátil que por su tamaño se adapta tanto a la ciudad como a la carretera, pero no solo por eso. Su capacidad de respuesta permite una conducción rápida y eficaz sin ser agresivo. El Kona EV se comercializa en dos opciones. Uno de 100 kw (136 CV) y otro de 150 kw (204 CV). En el primero lleva una batería de 39,2 Kwh y en el segundo de 64 kwh, lo que hace que la autonomía varíe y sea en el primer caso de 289 Km y en el segundo de 449. El consumo es de 15 y de 15,4 Kwh cada 100 kilómetros.

Recargas

Las opciones de recarga en este tipo de vehículos suelen ser tres. La primera sería utilizando el cable integrado en las estaciones de carga, pero en ocasiones no disponen de estos cables, en cuyo caso habría que disponer de uno que conecta el poste con el vehículo. También hay otro tipo de cable, que en el caso del Kona se ofrece con el vehículo, y que conecta en la batería del coche con un enchufe convencional.

El tiempo de carga depende de la potencia de la misma. En una estación de recarga rápida, de 100 kw, en 54 minutos se puede conseguir cargar el 80% de la batería. Si la estación es de 50 costaría entre 50 y 75 minutos en función de las opciones.

Con un cargador AC costará entre 6 y 9 horas según si el modelo es de 39,2 y 64 kwh. Si se carga con un enchufe eléctrico podría necesitarse un día completo. 

Por ejemplo, si se quiere recorrer 100 km en un Kona EV de 150 kw se tardaría 8 horas y media en cargarlo a una potencia de carga de 1,8 kw, la de menor carga, dado que consume 15,4 kwh cada 100 km.

Los modelos 100% eléctricos van provistos asimismo de la etiqueta Cero Emisiones que certifica su respeto con el medio ambiente. Con esta tarjeta pueden adentrarse sin prohibiciones en las grandes ciudades, aparcar en las zonas restringidas de sus centros y no tienen que atenerse a ningún protocolo anticontaminación. 

Además, suponen un ahorro en el pago del Impuesto de Circulación que, en el caso del Ayuntamiento de Teruel, por ejemplo, supondría un descenso del 75% sobre un vehículo convencional en la tasa del impuesto.

Financiación

Uno de inconvenientes que echa para atrás a muchos conductores que están pensando en comprarse un vehículo eléctrico es el precio, superior a otros vehículos de gasóil o gasolina. Pero es cuestión de hacer cuentas. Además de los 5.500 euros para un turismo tipo que se puede recibir con el Plan Moves II, a los que hay sumar los 1.000 que tiene que poner el fabricante las marcas trabajan por hacer más atractivo el precio de un eléctrico y ofrecen a sus clientes diferentes ventajas que van desde la instalación del poste eléctrico en casa hasta planes de financiación más ventajosos.

Hyundai adelanta los 5.500 euros del Plan Moves II del Gobierno para evitar la espera y pasar ya a la movilidad eléctrica. Además, ofrece importantes descuentos si se financia la compra del vehículo incluyendo el plan para eléctricos Full Electric. Full Care, un paquete de servicio que incluye un punto de recarga e instalación incluida, gratis de serie y un vehículo de préstamo gratuito si en algún momento el propietario del eléctrico necesita una autonomía mayor para sus desplazamiento y un compromiso de devolución si una vez adquirido el vehículo no cumple con las expectativas del comprador.

La seguridad es importante y este paquete incluye una llamada de emergencia eCall. Es un sistema de asistencia a la conducción que realiza una llamada de emergencia automática en caso de accidente o cuando se despliegan los airbags.

Incluye además ocho años de garantía de batería de alto voltaje, el mismo tiempo que de asistencia gratuita en carretera.

La movilidad está unida a la conectividad y los Hyundai Eléctricos ofrecen una aplicación con conectividad bluelink. El coche a distancia se puede controlar desde un smartphone. Se puede por ejemplo controlar el tiempo de carga y la hora de inicio y finalización. Además, el Bluelink Connected Car Services de Hyundai tiene acceso a información sobre los puntos de recarga. Esta aplicación es gratuita durante cinco años.

Para los Hyundai Eléctricos además hay un seguro personalizado ECO y con la contratación se ofrecen garantías específicas como cobertura del cable de carga por robo o hurto y vehículo de sustitución con etiqueta ECO. 

Otras marcas ofrecen ventajas similares o que marcan la diferencia con sus competidores más inmediatos. Kia Motors ha lanzado KiaCharge, un servicio de carga público e integrado para toda Europa. Con él, los propietarios de vehículos BEV (eléctricos de batería) y PHEV (híbridos enchufables) de la marca tendrán acceso a la mayor red de carga de Europa con una solución simplificada de pago, a través de una sola tarjeta y de una aplicación. El servicio ofrece tarifas atractivas para todos los clientes, concebidas para ajustarse a sus preferencias individuales de carga.

 KiaCharge proporciona a los conductores de Kia acceso a unos 160.000 puntos de carga en toda Europa, tanto de corriente alterna como de corriente continua.

Al suscribirse a KiaCharge, los usuarios acceden a una plataforma única que incluye a los principales operadores, lo que hace la carga más sencilla y fácil de usar. Gracias a eRoaming, los clientes pueden cargar sus vehículos en toda Europa sin necesidad de contratos adicionales con otros proveedores, ya que los pagos se realizan a través de una única factura mensual.

Para quien esté deseando probar este tipo de conducción, Nissan ofrece una prueba dinámica de 48 horas. 

La compañía además ayuda a instalar un cargador doméstico y con Nissan Charge, se puede trazar un viaje sin preocupaciones porque permite localizar los cargadores más adecuados para la ruta. 

El nuevo Mazda MX-30, el primer modelo 100% eléctrico de la marca nipona, es uno de los modelos beneficiados por las ayudas del Plan Moves II. La compañía incide en este aspecto he informa a sus posibles compradores de esta posibilidad.

Desde los concesionarios recomiendan además hacer números sobre el ahorro que supone el mantenimiento de estos vehículos sobre otros que utilizan combustible fósil e informarse sobre la red de carga eléctrica que hay por todo el país o el ámbito geográfico por el que se quiere viajar. Cada vez son más los puntos de carga eléctrica que se pueden encontrar por todo el territorio, tanto urbano como rural. Además de las redes de los concesionarios y de los centros comerciales, firmas vinculadas a otro tipo de combustibles como Repsol va incrementando su red. Cuenta con más  de 250 puntos de recarga eléctrica de acceso público,  35 puntos de recarga rápida instalados en sus estaciones de servicio repartidas por todo el país y dos puntos de recarga ultrarrápida, además de un millar de terminales de ámbito privado instaladas en empresas y viviendas particulares.

Cepsa por su parte mantiene un acuerdo de colaboración con Ionity, la red de carga europea de alto rendimiento impulsada por diversos fabricantes de automóviles, para la instalación de puntos de recarga eléctrica en sus estaciones de servicio en España y Portugal.

Las dos estaciones de servicio de Cepsa en Teruel disponen de puntos de recarga para vehículos eléctricos. 

Además, el pasado mes de septiembre se pusieron en marcha las plazas para carga en los aparcamientos de la Glorieta y de la plaza San Juan de la capital turolense y el Ayuntamiento está a punto de habilitar plazas para este tipo de carga junto a la Escalinata y junto a la plaza de toros. En total, serán 12 las plazas que  habrá a disposición de los usuarios de estos vehículos. Las ocho de los párquines son a través de las concesionarias del servicio del parquin.

En Alcañiz, lugares tan íntimamente unidos al mundo del motor como Motorland disponen de puntos de recarga. Según la web electromaps.es la provincia dispone de más de 50 conectores en 22 localizaciones diferentes. 

Las compañías eléctricas lanzan paquetes promocionales. Iberdrola por ejemplo dispone de una aplicación para informar sobre cerca de 1.700 cargadores operativos, en construcción o no operados por Iberdrola.

Red impulsada por la DPT

La implantación del coche eléctrico y por tanto de un sistema de transporte más sostenible no sólo pasa porque el mercado oferte estos modelos, sino también porque haya una red que permita recargarlos. Con esa filosofía, la Diputación de Teruel, puso en marcha el pasado año un plan para promover la creación de una red de postes de recarga para vehículos eléctricos en la provincia. 

La institución quiso ser pionera en facilitar esta red de abastecimiento a los vehículos eléctricos, de tal manera que cualquier persona que viaje por la provincia en un vehículo eléctrico tenga garantizado el acceso al menos a un punto de recarga en las cabeceras de las comarcas.

Desde el pasado mes de noviembre, el poste de Mora de Rubielos ya está operativo y en servicio para poder abastecer a los vehículos eléctricos. En Valderrobres y Albarracín no lo tienen todavía. En Híjar, Utrillas y Cantavieja sí que funcionan. En Andorra su puesta en marcha va a ser inminente y en Calamocha está el poste y será en breve cuando entre en funcionamiento.

La institución provincial sacó a concurso la concesión de una subvención nominativa para los ayuntamientos de los municipios cabecera de ocho comarcas, ya que se excluyó de esta convocatoria a Teruel ciudad y Alcañiz donde ya existen postes de recarga. 

La Diputación Provincial aportó para cada consistorio una ayuda nominativa máxima de 7.500 euros para la compra e instalación del poste de recarga con lo que la inversión total de la institución asciende a 60.000 euros.

De este modo, la institución provincial ha financiado el poste, además de ofrecer asesoramiento técnico a los municipios, mientras que los ayuntamientos se encargan de aportar el terreno y asumir el coste de la instalación, así como definir el modelo de explotación y gestión del poste.

Este programa se enmarcaba en la iniciativa del programa europeo Prioritte, participado por la institución provincial, cuyo objetivo es mejorar la eficiencia energética en edificios e instalaciones públicas a la par que se promueve el desarrollo territorial, reduciendo la problemática de la falta de servicios demandados en la actualidad que ayudan al mantenimiento de los municipios de la provincia.