Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Maestros y trabajadores sociales hacen de puente entre Salud y centros escolares Maestros y trabajadores sociales hacen de puente entre Salud y centros escolares
Parte de los equipos Covid de Teruel en su lugar de trabajo en el Servicio Provincial de Educación

Maestros y trabajadores sociales hacen de puente entre Salud y centros escolares

Nueve personas forman parte de los cuatro equipos Covid de la provincia de Teruel

Desde que comenzó el curso hace poco más de un mes, Salud Pública ha cerrado por positivos en Covid-19 un total de 67 aulas de 30 centros educativos de la provincia de Teruel, si bien en estos momentos solo están en esta situación doce grupos. También surgen otros casos en los que no es necesario esa supresión de actividad presencial pero que hay que tener en cuenta. Gestionar esta realidad es complejo y por ello se han creado los equipos Covid que hacen de puente entre la Administración sanitaria y los colegios e institutos.
En Teruel hay un total de cuatro equipos formados por nueve personas: maestros y trabajadores sociales. Desarrollan su labor desde el Servicio Provincial de Educación. Tienen sectorizada la provincia y cada uno de ocupa de una zona, si bien su actividad incluye guardias por las tardes y los fines de semana y entonces se ocupan de todo el territorio. 
Dan apoyo a los centros educativos a través de un correo electrónico y telefónicamente. Se atienden una media de cincuenta incidencias diarias.
El coordinador provincial de los equipos Covid en Teruel, Nacho Sánchez, explica que el objetivo es responder lo más rápidamente posible a las incidencias que se están dando en los centros, a las dudas que se les plantean y hacer un seguimiento de esas incidencias sanitarias que tienen”.
“Las funciones que tenemos es coordinarnos con el Departamento de Sanidad -con Salud Pública en este caso- y con los centros educativos. Lo que queremos es ser útiles, ayudar a los centros, que te llame un director y puedas facilitarle las cosas. La idea es servir de puente entre estas dos administraciones para facilitar la tarea a los centros”, destaca Sánchez.
Cuando aparece un positivo en un colegio, Salud Pública informa al equipo Covid y al centro educativo y le detalla las medidas a adoptar. Entonces, los equipos Covid se ponen en contacto con el equipo directivo o el coordinador Covid. “Nosotros hablamos con el centro y le ofertamos el seguimiento de ese caso y la posibilidad de que, si necesitan algo, que cuenten con nosotros. Disponemos también de un servicio de llamadas a las familias, en el caso de que el centro lo demande. Normalmente los centros son quienes quieren hablar con sus familias pero esto se puede dar un sábado por la tarde”, detalla el coordinador.
En cuanto a las dudas e inquietudes que plantean los colegios, Nacho Sánchez comenta que han ido variando. “En un principio había muchas dudas desde medidas de prevención, del plan de contingencia que han hecho con inspección durante el verano... y ahora lo que son dudas concretas se va diluyendo porque ya las cosas están más claras y lo que más se nos plantea es el proceso: ¿Tengo que llamar al servicio de prevención de riesgos laborales? ¿Tengo que contactar con Salud Pública? ¿Quién llama a los padres? Este tipo de dudas de gestión del caso”, detalla el responsable de los equipos Covid.
Asimismo, también hay muchas consultas sobre la forma de gestionar los positivos de los profesores. 
Reconoce que en las últimas semanas ha habido más actividad, coincidiendo con el aumento de la incidencia del coronavirus en la provincia. “Las aulas son un reflejo de la sociedad, con la pandemia pasa lo mismo, si en la ciudad o en la provincia hay muchos casos pues hay bastantes incidencias en los centros”, reconoce Sánchez que insiste en que el contagio en las clases es mínimo. “Las medidas que han tomado los centros han sido muy estrictas. Han conseguido que la escuela sea un lugar seguro. Eso es el esfuerzo de los equipos directivos y de todo el claustro, de todo el profesorado”, asegura.
Nacho Sánchez destaca que los equipos Covid son prácticamente “un servicio 24 horas con guardias por la tarde y los fines de semana porque “el virus no para”. En este sentido, valora también el “papel que están teniendo los equipos directivos” ya que ellos también están de guardia. “Una de las demandas que tienen es precisamente que tienen que dedicar demasiado tiempo a estas tareas. Tenemos que ver la fórmula para liberarles y facilitarles el trabajo”, insiste.
En cuanto a la relación con Salud Pública, asegura que la comunicación es “fluida” pero que son dos administraciones distintas y que hay que ir haciendo una serie de ajustes. Se está implementando una plataforma informática que facilitará las cosas. 
El coordinador de los equipos Covid de Teruel reconoce que una de las dificultades de su labor es seguir las actualizaciones de la normativa que va cambiando y también “intentar tranquilizar a los centros en una situación que es muy grave porque es una pandemia”.

Absentismo y familias 
La labor de los equipos Covid se ha centrado en ese apoyo a los colegios y la comunicación entre Sanidad y Educación. Hasta ahota se hace de forma telemática en la línea de evitar que personas ajenas a los centros entren a la instalaciones, como una medida más de prevención, pero sí que está previsto más adelante algunas visitas. Asimismo, los trabajadores sociales desarrollarán su labor con las familias. 
Una de las cuestiones que se va a abordar es el absentismo para lo que se van a elaborar unos protocolos con el objetivo de que no se aproveche la situación sanitaria para que haya alumnado que no asista a las clases con regularidad.