Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Manuel Castells, ministro de Universidades: “La experiencia aragonesa del llamado Erasmus Rural es extrapolable a otros lugares” Manuel Castells, ministro de Universidades: “La experiencia aragonesa del llamado Erasmus Rural es extrapolable a otros lugares”
El ministro de Universidades, Manuel Castells, durante su visita a Teruel. J. Escriche

Manuel Castells, ministro de Universidades: “La experiencia aragonesa del llamado Erasmus Rural es extrapolable a otros lugares”

Dice que la Uned ha estado hasta ahora maltratada en el plano económico

El ministro de Universidades, Manuel Castells, visitó Teruel este viernes para participar en la presentación del proyecto piloto que va a desarrollar la Universidad Nacional a Distancia (Uned) en la provincia que busca implicar a la institución académica en la lucha contra la despoblación. La propuesta incluye la creación de una nueva aula en Alcañiz, la puesta en marcha de un Instituto de Patrimonio cultural en esta localidad y en el centro de la capital se implantará una cátedra sobre drones y aviación, además de un centro de asesoramiento para el empleo y en emprendimiento para los titulados universitarios. El ministro destaca las potencialidades de Teruel y considera que hay que apostar con esta líneas de trabajo y defiende el papel de la Uned para conseguir estas metas.

-Se inicia un proyecto muy ilusionante en la Uned de Teruel en el que, a partir de la Universidad y de sitios pequeños, se va a poder hacer una investigación que permita fijar población en el territorio y luchar contra la despoblación.
-Yo incluso diría, investigación-acción. Aquí si solo es investigar no vale. El proyecto es que esta investigación sirva para formar personas, sobre todo personas jóvenes que tengan un conocimiento de dos tipos, por un lado un conocimiento sustantivo, por ejemplo, que puedan diseñar drones, que puedan desarrollar capacidades de ingeniería en términos de reparación y mantenimiento de aviones. Y por otro lado, que tengan conocimientos que hacen falta para poder hacer una microempresas. Son las dos cosas y las dos cosas las va a hacer la Uned en la combinación entre cátedra y centro de orientación. Lo mismo con respecto al patrimonio artístico, que es otra línea menos nueva pero que al mismo tiempo tiene un mercado considerable. Esta es la historia: combinar buena formación, buena investigación específica y de este conocimiento que se transfiere a estas personas a partir de ese conocimiento y de conocimiento de cómo se crea una empresa y cómo se gestiona hacer un tejido de emprendedores y sobre todo emprendedoras que pueda realmente crear riqueza y empleo. 
-Se da una vuelta al modelo de universidad. ¿Es darle a la Universidad eso que quizá a veces se reprocha de que no está contactando bien con el ámbito empresarial y con lo que necesita la sociedad?
-Totalmente. Las universidades son, y quiero que sean, autónomas y por tanto yo puedo sugerir cosas, inducir cosas, pero el desarrollo de estrategias depende enteramente de las universidades. Ahora, la Uned es un caso especial porque es la única en que su presupuesto depende del ministerio. Por tanto, yo puedo convencer. Mi idea de que la Uned pueda servir como prototipo para las demás tiene, por un lado, el que cuenta con 61 centros territoriales y segundo que, aun teniendo su autonomía, hay una relación más íntima entre el ministerio y la Uned.
-¿Cuánto se va a invertir para estos cuatro proyectos universitarios que se van a implantar en Teruel?
-No tengo la menor idea porque la universidad es autónoma, pero nosotros lo que hemos hecho es aumentar no solo un 24 % el presupuesto de la Uned. Luego hemos destinado una parte importante de fondos europeos, además al presupuesto de la Uned. Por lo tanto, hemos reforzado considerablemente la capacidad económica de la Uned que era una universidad muy pobrecita que la tenían maltratada. Es una prioridad para el ministerio. Luego la Uned hace sus presupuestos. No creo que sea excesivamente caro. 
-¿Qué riqueza va a generar en el territorio este proyecto de la Uned?
-La cuestión no es tanto que lo que invierta la Uned se genere empleo, es que lo que invierte la Uned es generar conocimiento y emprendimiento y de aquí los que generarán empleo y por tanto aumentarán el nivel de riqueza serán las microempresas que se generen. Que es como de hecho la universidad contribuye al desarrollo económico. No es que digamos “hagamos un desarrollo empresarial”, sino de emprendimiento. Yo siempre hago referencia, porque la gente inmediatamente asimila, emprendimiento-empresa, la universidad tomada por la empresa... No, no. La Universidad está al servicio de la sociedad. La Universidad lo que tiene que hacer es crear las posibilidades de creación de riqueza. Emprendimiento puede ser microempresa, pero también puede ser ONG, organizaciones comunitarias para ayudar a los inmigrantes. Eso es emprendimiento también.
-¿La economía social?
-Claro. Economía social, la economía cultural, la preservación del patrimonio artístico aunque no ganan dinero. Emprendimiento es que tú decides que quieres que algo funcione, que haya algo que a ti te realiza y que no lo ves en la sociedad y tener un instrumento, por pequeñito que sea, para poder actuar. La cultura del emprendimiento es la capacidad de crear eso. Que si tienes una idea puedas hacerlo. Es cierto que mucho se ha asimilado a lo que es la nueva economía emprendedora, la revolución tecnológica. También es cierto que yo he pasado parte de mi vida en Silycon Valey y, por tanto, estoy un poco impregnado de ello. Yo he visto que jovencitos y jovencitas solamente con sus ideas conseguían dinero, poco, y luego hacían cosas y al final hicieron grandes empresas, que yo ahora quiero que paguen impuestos. No soy representante de esa empresa, pero he visto que es posible que a partir de ideas se consigua dinero mientras que dinero sin ideas, pierdes el dinero.
-¿Cree que Teruel podrá convertirse en ese referente en el ámbito de los drones que atraiga ese talento y que se creen esos proyectos de futuro?
-Lo sabremos cuando los empiecen a hacer. Si no te lo crees, seguro que no funciona. Si te lo crees, puede funcionar o puede no funcionar. Hay que creérselo. Lo de los drones es una forma de apoyarse en lo que existe en el famoso aeropuerto que surgió de la nada y ahora es una cosa muy seria. Y no solo son los drones, sino la aviación comercial, ingeniería de mantenimiento, todo ese tipo cosas. 
-También se ha apostado, en el caso de Alcañiz por los recursos culturales. 
-Al mismo tiempo que se crea la cátedra de drones en Teruel, ponemos en marcha lo del patrimonio artístico en Alcañiz que puede ser importante porque hay un mercado de patrimonio artístico y sobre todo patrocinar microempresas que puedan desarrollar actividades pagadas por gobiernos, por fundaciones o por localidades, y esto genera empleo también. Por lo tanto, creo que estas dos actividades son importantes. 
-¿Se plantean otras propuestas a medio plazo para la provincia?
-Mi idea hacia el futuro sería, y sé que la Uned está pensando en esto, abordar otros temas, como hace la Universidad de Zaragoza con el desarrollo agrario, la economía circular... Hay muchos campos. Y la ventaja de que en el origen haya una universidad es que una universidad tiene muchos campos, se forma y se investiga en muchos campos. Algunos son muy específicos, por eso hemos empezado con patrimonio artístico o aviación comercial y obviamente el desarrollo agrario, pero hay otros que no son específicos.
-¿Qué potencialidades considera que tiene la provincia de Teruel? 
-Cualquier persona que encuentre que hay calidad de vida en vivir en Teruel ahora y que con las telecomunicaciones se puede trabajar. Empresas de servicios. Hay una corriente muy interesante que es el nuevo nomadismo, que son profesionales de alto nivel que deciden que pueden trabajar y ganar mucho dinero controlando su tiempo y desde un sitio simpático, bonito, con calidad de vida, que no pasen la mitad de su vida con problemas de transporte... Hay algunos que se han ido a Bali, hasta que descubrieron que en Bali hay muchos problemas y en España hay en Baleares. A niveles más locales, yo pienso en una ciudad como Teruel, que pueda ofrecer calidad de vida y un costo de vida mucho más barato. 
-¿Esto ha sido una consecuencia de la pandemia?
-No es solo la pandemia. La pandemia ha dado la posibilidad de pensar que esto se puede hacer y no es cierto que la gente que se haya ido a Asturias, que se han dio muchos, ahora vuelvan a Madrid. Al contrario. Hay un boom inmobiliario en los pueblos rurales de Asturias de gente que dice: tengo una familia, tengo unos niños, voy a tener escuela, porque hay escuelas buenas, menos saturadas que las de Madrid o las de Barcelona. Entonces, puedo vivir allí, tengo espacio. Trabajamos en teletrabajo. Hay un movimiento que se acentuó por la pandemia, pero que ahora hay otras posibilidades. 
-¿Se debe impulsar el teletrabajo?
-Creo hay que apostar por esta nueva economía de trabajo a distancia con calidad de vida. Esto tiene muchos problemas laborales y eso es lo que el Gobierno ya está regulando. Por qué lo estamos regulando, porque vemos que va por ahí. No solo la gente se descentraliza sino que muchas empresas están pensando en moverse a Cuenca, por ejemplo. ¿Por qué? Porque lo más caro para instalarse en cualquier sitio es el suelo. Si ese precio lo puedes sacar, ya tienes un capital acumulado de otro tipo. Si todo lo que haces en Madrid lo puedes hacer desde otro sitio, sin perder calidad porque las telecomunicaciones funcionan... 
-Sin embargo, en la provincia hay problemas con esa conectividad.
-España tiene el mejor sistema de telecomunicaciones de Europa. Este es uno de los secretos mejor guardado. ¿Qué problema hay? Que muchas veces en un pueblo pequeño no llega, pero ahí hay un programa para que realmente llegue al último pueblo pequeño. Pero para llegar a Teruel o Alcañiz el sistema funciona bien. Teruel está menos situado en términos del AVE y del transporte rápido. Pero en Francia los estudios que han hecho muy detallados sobre el AVE muestran que cuando pones una estación de AVE en realidad aumenta la desertización porque se puede saltar el territorio. Aquí, para vivir en Teruel, tienes que querer vivir en Teruel. ¿Qué puede ofrecer Teruel?: calidad de vida y relación costo-beneficio en términos de lo que te cuesta vivir.
-También ha comentado que con la CRUE y con el Ministerio de Transición Ecológica están trabajando con una importante cantidad de dinero de fondos europeos. ¿Cuáles serían esos proyectos que se van a llevar a cabo?
-Se está trabajando en ello. Tenemos un grupo de trabajo tripartito que está trabajando en ese sentido. Yo lo que estoy intentando trabajar con la Universidad de Castilla La Mancha es un programa de formación dual en que los estudiantes, en lugar de hacer prácticas en empresas, lo hagan en municipios. Muy semejante al llamado Erasmus rural de Aragón. Ese programa yo creo que es extrapolable a otros lugares de España y eso se hace con muy poco dinero en realidad. Hay un programa en zonas como Ponferrada, Soria y en los Pirineos.
-Sobre la Universidad de Zaragoza, ¿qué oportunidades cree que puede tener el Campus de Teruel?
-La verdad es que no conozco la Universidad de Zaragoza.  Con el rector me vi este jueves por primera vez y bien. Coincidimos en líneas esenciales y me ha invitado para que en octubre venga a una inauguración y vendré. Las posibilidades son ilimitadas mientras tengamos estabilidad política y algún dinero.
-Los campus pequeños ofrecen otro modelo diferente, los grupos son pequeños. ¿Cree que es un modelo que podría impulsarse más?
-Small is beautifull. Todo lo que es pequeño es mucho más interesante. Todo el mundo entiende que trabajar en un seminario de diez personas es incomparablemente mejor que en una aula de 200 estudiantes. Pero claro, si tienes 2.000 estudiantes en algún sitio los tienes que colocar. Yo creo que en la medida que podamos hacer enseñanzas más personalizadas, y ahí la combinación de presencial y digital, es fundamental. Porque pueden estar muchos alumnos en un aula pero puedes tener un seguimiento personalizado con un programa específico a las necesidades de cada uno que se puede digitalizar. Todo eso existe. Yo creo que hay un proceso de innovación en la Universidad española que va a ir en esa sintonía.
-También se está trabajando en el estatuto del profesorado. ¿Se va a tener en cuenta este tipo de centros más pequeños como el de Teruel por el problema para estabilizar las plantillas?
-El estatuto del profesorado está incluido ahora en la nueva ley orgánica del sistema universitario (Loso) y habrá un anteproyecto en otoño. Qué se hace en cada campus, en cada universidad, cómo se distribuye el personal, eso depende de cada universidad. Mi trabajo es, y lo que estoy haciendo,, es normas que permitan a las universidades una gran autonomía que protejan su profesorado y conseguir el máximo de financiación posible para las universidades, que vamos a intentar situarlo en el conjunto del gasto educativo. El programa de gobierno es llegar a un 5 % del PIB que nos situaría un poco más arriba de la media europea.