Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

El director del colegio Ensanche de Teruel, el jueves por la mañana, en una de las aulas del centro escolar

Más de 10.600 niños iniciarán un curso en la provincia de Teruel marcado por el coronavirus

Publicadas en el BOA las medidas establecidas en el contexto del actual escenario de brotes

Un total de 108.586 alumnos de Educación Infantil y Primaria de Aragón comenzarán de forma escalonada a partir del próximo 7 de septiembre un nuevo curso escolar marcado por la pandemia por covid-19 y las medidas adoptadas en coordinación con las autoridades sanitarias para minimizar los riesgos de contagio.

Los distintos planes específicos de prevención, protección y organización y contingencia forman parte de una orden del Departamento de Educación publicada este viernes en el Boletín Oficial de Aragón sobre las medidas establecidas para iniciar el curso en el contexto del actual escenario de brotes por coronavirus.

Según informa el Gobierno aragonés, en la provincia de Huesca iniciarán el curso 18.143 niños, 10.628 en la de Teruel y 75.434 en la de Zaragoza. De este total, 10.078 son alumnos que se integran en el sistema educativo a través de 1º de Infantil.

Las propias autoridades educativas aragonesas se han visto obligadas, ante los nuevos brotes del virus surgidos, a optar por el segundo de los escenarios inicialmente previstos, que combina la escolarización presencial para los niveles inferiores y semipresencial a partir de 3º de la ESO, y con una reducción de las ratios, que no superará en ninguna etapa los 22 alumnos y que prevé bajar a 15 a partir de 3º de la ESO.

Así, el curso se iniciará con una presencia total del alumnado desde los 2 años hasta 2º curso de la ESO incluido, mientras que el resto de niveles superiores hasta Bachillerato alternarán la educación presencial con la telemática a distancia.

Con carácter excepcional, mientras permanezca el segundo de los escenarios previstos, la jornada lectiva en Infantil y Primaria, y también en Educación Especial, se desarrollará entre las 09.00 y las 14.00 horas, con el uso obligatorio como norma de la mascarilla hasta los 6 años.

Además, habrá alrededor de 400 nuevos profesores en las aulas, que se suman al incremento de 300 docentes llevado a cabo el pasado curso y a los 3.000 incorporados en la pasada se legislatura, lo que permitirá reducir las ratios y crear "grupos burbuja" entre los más pequeños.

En el caso de que un alumno presente uno o varios síntomas compatibles con la covid-19 en el centro educativo, se procederá a su aislamiento inmediato en un espacio reservado para la ocasión y con mascarilla.

Al detectarse un posible brote, serán las autoridades sanitarias las que asumirán de manera inmediata las actuaciones a seguir en materia de aislamiento y confinamiento, de seguimiento de los contactos de la persona contagiada o, incluso del cierre de aulas.

El protocolo puesto en marcha garantiza el servicio de comedor, del que se beneficiarán a partir de este mes de septiembre más de 11.000 alumnos becados, así como el de transporte escolar, que usarán alrededor de 12.000 alumnos del mundo rural a través de 600 rutas escolares.

Además, se establecen medidas para favorecer el aislamiento tanto de alumnos como de personal con síntomas de contagio o positivos, así como para la limpieza, desinfección y ventilación de las zonas afectadas.

Con el fin de poner en conocimiento de los padres tanto la información del Plan de Contingencia como los protocolos de actuación en caso de contagios y brotes, el Departamento de Educación ha elaborado una Guía de Recomendaciones para las familias.

Este documento, según las fuentes citadas, no sólo aborda información sobre el coronavirus sino que plantea una serie de actuaciones para prevenir los contagios, así como las previsiones de actuación ante la sospecha o confirmación de un caso.