Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Representantes sindicales de diferentes administraciones se concentraron ayer ante la Subdelegación del Gobierno

Más del 50% de los empleados públicos de Teruel son interinos

Los representantes sindicales salieron ayer a la calle para pedir estabilidad laboral

Más de 4.000 empleados públicos de la provincia de Teruel son temporales. Supone más del 50% del total en este territorio. Ayer sus representantes se concentraron ante la Subdelegación del Gobierno, al igual que hicieron sus compañeros en Zaragoza y Huesca, para demandar una reforma legal que estabilice en sus puestos porque trabajan en fraude de ley por abuso de temporalidad, y se cumpla así la normativa europea, sancionando a la Administración por el fraude que supone llevar años y hasta décadas cubriendo plazas estructurales con contratos temporales.

Las protestas se realizaron con el lema “Fijeza ya como sanción al abuso”, una reivindicación conjunta a nivel nacional organizada por el mismo movimiento #15F que ha convocado más de 30 capitales de provincia, con la principal reclamación de una reforma legal que dé continuidad a todos los afectados con más de tres años de antigüedad, asimilando sus condiciones de trabajo a las de sus homólogos fijos, aunque sin llegar a una equiparación total, mediante su conversión en “fijos a extinguir” y evitar que se vuelva a repetir esta situación mediante un dispositivo de inspección similar al dispuesto en el sector privado que sanciona las contrataciones abusivas.

Las concentraciones en Aragón fueron apoyadas  por  STEPA (Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras por el Empleo Público de Aragón) y otras ocho formaciones -SOMOS (Alternativa Sindical Solidaria de Aragón), STEA (Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras de la Enseñanza de Aragón), Colectivo Asambleario de Trabajadores/as de Aragón (CATA), Plataforma de Temporales del Ayuntamiento de Huesca (AytOsca), Médicos Eventuales de Aragón, Sindicatos de Trabajadores del Ayuntamiento de Zaragoza (STAZ), SF (Sindicato Ferroviario), y STOPEL (Sindicato de Trabajadores de Opel)- así como por la Intersindical ISTA.

Carlos de la Cal, de STEPA, explicó ayer en la plaza San Juan puso ejemplos de como en la provincia de Teruel la temporalidad afecta en mayor medida a sectores determinados, como por ejemplo los secretarios de la Administración Local, donde más del 80% son interinos. Esto también afecta a empleados que se han ido haciendo mayores en esta situación de interinaje y tiene más de 40 años, muchos de  ellos, por lo que si les echan a la calle van a tener muy pocas posibilidades de encontrar trabajo. De la Cal apuntó que el 70% de estos interinos son mujeres, lo que es un componente más de discriminación.

Durante más de 21 años han ido ganando derechos pero les falta por conquistar el derecho a ser considerado un trabajador a todos los efectos y si va a ser despedido pueda optar a una indemnización. “Todos los años se deberían sacar oposiciones, esto no se hace pero la culpa no la tiene las personas que han estado trabajando en una situación precaria durante años porque el empleador no ha hecho los deberes”, comentó De la Cal.

Diferentes administraciones

A las concentraciones estaban llamados trabajadores de la Administración general autonómica, la Sanidad, la Universidad y la Administración local, en una muestra de la extensión del problema y cómo todos los poderes públicos aplican prácticas de contratación que penalizan en la empresa privada. Según  destacan estas organizaciones, “cada vez somos más y estamos mejor organizados; no nos ha quedado más remedio ante el abandono de los ‘sindicatos institucionales’, hemos tenido que organizarnos y hacer frente común para luchar por nuestros derechos y presionar para que se cumpla la legislación europea también en el Sector Público”.

Los representantes sindicales reivindicaron con una pancarta el cumplimiento de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea que obliga a compensar a los trabajadores víctimas del abuso de temporalidad. También se presentó un escrito con esta petición a la delegada del Gobierno en Aragón.