Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Imagen captada este mes en Burbáguena, localidad en la que apenas hay desfase entre vecinos y cartillas sanitarias

Más del 90% de los pueblos de la provincia de Teruel tienen personas censadas que no viven allí

Conclusiones de un estudio comparativo entre los censos y las tarjetas sanitarias
Cruz Aguilar

El 91% de los pueblos de Teruel tienen censados vecinos que, sin embargo, no tienen expedida en ese mismo lugar la tarjeta sanitaria, de lo que se deduce que no están allí la mayor parte del año. Un total de 69 pueblos de la provincia tienen una diferencia superior al 33% entre los habitantes inscritos y las tarjetas médicas. De ellos, 27, algo mas de un 11%, tienen más de la mitad de personas censadas con tarjeta sanitaria en otra localidad. Los datos, que corresponden al año 2019, proceden de un estudio iniciado por los investigadores Samuel Gimeno (informático) y Miguel Montañés (sociólogo) sobre Aragón y que permite establecer cuánta población fantasma –entendiendo como tal la que está censada en un pueblo pero no vive la mayor parte del año y, por tanto, no tiene allí tarjeta sanitaria– hay en la comunidad autónoma.  

Las cifras de Teruel resultan llamativas porque en el 91% de los pueblos hay censados más vecinos de los que realmente viven a tenor de las tarjetas sanitarias registradas. Así, en 203 localidades turolenses el censo supera, con porcentajes que varían entre el 0,25% de Mora de Rubielos y el 89,28 de Maicas, a las tarjetas sanitarias. En el caso de Maicas, de las 28 personas que están en el censo solo 3 tienen allí su cartilla médica. Y no es el único lugar donde las diferencias entre tarjetas sanitarias y empadronados superan el 80%. En Anadón llega al 82%, con 28 vecinos y 5 cartillas,  y en Segura de los Baños al 81,5% (38 vecinos y 7 documentos sanitarios).

En la provincia hay 2 municipios que en el año 2019 tenían los mismos vecinos que usuarios del consultorio médico y eran Alpeñés y Caminreal, donde ambas cifras eran coincidentes.

Por otro lado, hay un total de 19 localidades en la provincia en las que figuran más tarjetas sanitarias que personas. Entre ellas están las dos ciudades, Teruel y Alcañiz, y buena parte de las localidades que cuentan con residencia de ancianos, ya que muchos de ellos siguen empadronados en su lugar de procedencia. También hay otras en las que hay errores en el padrón que ya han sido subsanados y algunas en las que se desconocen los motivos de esas diferencias que, por otra parte, son mínimas puesto que solo en Cedrillas y Mirambel la diferencia supera el 6% de la población. En Crivillén, el porcentaje es mayor y, según los datos recopilados por Montañés y Gimeno llega al 29%, pero la alcaldesa, María Josefa Lecina, confirmó que se trata de un error en el censo, que estaba sin actualizar, y ya ha sido solventado.

El resto de las localidades donde hay diferencias son Alcorisa, Burbáguena, Calamocha, El Cuervo, Lledó, Martín Del Río, Monreal del Campo, Mosqueruela, Peñarroya de Tastavins, La Portellada, Puertomingalvo, Tronchón, Valdeltormo y Valderrobres.

Ni un solo niño residiendo en 36 localidades, un 15% del total

En 36 pueblos de la provincia de Teruel, algo más de un 15% con respecto al total de 236, no hay niños. Este es otro de los parámetros analizados por el informático Samuel Gimeno y el sociólogo Miguel Montañés en su estudio y que muestra la delicada situación que atraviesan un buen número de localidades. En el conjunto de Aragón las localidades donde no hay niños son 79.

Los pueblos que, según el informe, no tienen ningún menor de 14 años censado son Aguatón, Almohaja, Alobras, Alpeñés, Anadón, Cabra de Mora, Cañada Vellida, Castellón de Tornos, El Castellar, Cosa, Ferreruela de Huerva, Fonfría, Jabaloyas, Jatiel, Libros, Lidón, Maicas, Miravete de la Sierra, Monforte de Moyuela, Monterde de Albarracín, Nogueras, Obón, Las Parras de Castellote, Pozuel del Campo, Rubielos de la Cérida, Saldón, Singra, Toril y Masegoso, Tormón, Tramacastiel, Valacloche, El Vallecillo, Veguillas de la Sierra, Villanueva del Rebollar de la Sierra, Vivel del Río Martín y La Zoma.

En el otro lado de la balanza están los municipios en los que más del 20% de la población son menores  y se trata de Bádenas, Cañizar del Olivar, Castelnou, Fuentes de Rubielos, Gúdar, Moscardón y Segura de los Baños.

10 pueblos con más de un 30% de extranjeros y 31 sin ninguno

Otro de los parámetros que han barajado Samuel Gimeno, especialista en informática, y Miguel Montañés, del área de la sociología, es el número de extranjeros que hay en los pueblos. En su informe recogen que en una decena de localidades turolenses más de un 30% de la población es inmigrante. Se trata de Aguilar del Alfambra, Allueva, Camarillas, Josa, Lanzuela, Puertomingalvo, Rubiales, Santa Cruz de Noguera, Torre de las Arcas y Valdecuenca. Los datos recopilados, que corresponden al censo del año 2019, desvelan que hay 31 municipios donde no vive ni un solo inmigrante.  El trabajo de investigación de Gimeno y Montañés ha comenzado recientemente con la recopilación de los datos, pero la idea es interpretarlos y llegar a conclusiones.