Síguenos

457_1200x150-bueno.gif banner click 457 banner 457

Mayte Pérez recuerda que la ciudad de Zaragoza recibe 350 euros por habitante frente a los 197 que percibe Huesca y los 194 de Teruel Mayte Pérez recuerda que la ciudad de Zaragoza recibe 350 euros por habitante frente a los 197 que percibe Huesca y los 194 de Teruel
Rueda de prensa de Mayte Pérez, junto a José Ramón Ibáñez, sobre la financiación del Ayuntamiento de Zaragoza

Mayte Pérez recuerda que la ciudad de Zaragoza recibe 350 euros por habitante frente a los 197 que percibe Huesca y los 194 de Teruel

banner click 244 banner 244

La consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales, Mayte Pérez, ha lamentado este lunes que la actitud del Ayuntamiento de Zaragoza sea la de aplicar "la ley del embudo, con lo ancho para la ciudad y que lo estrecho sea para el resto".

Así al menos parece demostrarlo que el Gobierno municipal de la capital aragonesa que encabeza el alcalde Jorge Azcón haya pedido un incremento del 162 % de la financiación para Zaragoza frente a un 28 % para el resto, ha dicho la consejera.

Pérez ha insistido en que se ven "en la obligación de contextualizar todo" porque, ha enfatizado, "aquí no hay versiones" y en este sentido ha cifrado en 350 euros por habitante los que recibe la ciudad de Zaragoza, frente a los 197 que percibe Huesca y los 194 de Teruel, mientras que para el resto de municipios aragoneses es de 167, en lo referente a participación en ingresos del Estado.

Mayte Pérez ha defendido en rueda de prensa que desde el Gobierno de Aragón que preside Javier Lambán "se reconoce la singularidad de Zaragoza, pero se sigue atendiendo al resto" porque la financiación local debe evitar el desequilibrio territorial.

Así, ha recordado que durante la negociación del Fondo Aragonés de Financiación Municipal hubo un proceso de participación y un periodo de alegaciones en el que el consistorio zaragozano no participó frente a otros actores que si lo hicieron y dio "la callada por respuesta".

Además, Pérez se ha mostrado convencida de que la ahora candidata popular, Natalia Chueca, "no abrió la invitación".

La consejera ha afirmado que desde el Ejecutivo son "coherentes" en el modelo de financiación que necesitan las diferentes instituciones y lo mismo que han solicitado al Estado para la Comunidad es lo que han negociado con las demás instituciones aragonesas.

"Azcón defiende la España del litoral y Lambán la España del interior", ha incidido, además de que ha recordado que Zaragoza, con la Ley de la Capitalidad, recibe en total unos 30 millones de euros frente a los 11 millones que recibió cuando fue presidenta de la Comunidad la popular Luisa Fernanda Rudi, que previamente había sido alcaldesa de la ciudad.

Por todo ello, el objetivo del Ejecutivo aragonés es, según Pérez, "buscar el equilibrio y reconocer la peculiaridad de Zaragoza" frente a un alcalde que "solicita la excepción" al pedir la eliminación de diferentes "requisitos con exigencias" que debe cumplir.

"Azcón no dice la verdad porque no le interesa y quiere utilizar al Ayuntamiento como elemento de confrontación con Lambán", ha manifestado, porque ha asegurado que el presidente aragonés "lleva casi 8 años construyendo puentes" frente a un alcalde que los ha destruido en menos de un año.

Para Pérez, el alcalde de Zaragoza lo que padece es el "síndrome del niño hiperregalado" al que "le des lo que le des nunca es suficiente" y pretende "tapar su ineficacia y usar el Ayuntamiento contra Lambán".

Finalmente, Pérez ha tratado de lanzar el mensaje de que, a pesar de las discrepancias, el gobierno seguirá invirtiendo en la ciudad, También ha asegurado que siguen considerando "necesaria" la celebración de la bilateral.

Ha avanzado que este próximo mes de febrero se van a firmar los fondos del plan estatal para ayudas a la vivienda que están negociando con 16 ayuntamientos de la Comunidad y "solo se queja el Ayuntamiento de Zaragoza, los restantes no".

Así, Pérez ha negado tajante que puedan perderse esos fondos para la vivienda. "No corre peligro la financiación", ha zanjado.