Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Una usuaria del servicio presiona el botón para llamar al servicio de teleasistencia

Mujer de más de 80 años, perfil del demandante de teleasistencia en la ciudad de Teruel

En 2020 hubo un incremento de la edad de las personas que lo utilizaron

La teleasistencia es un sistema de atención al mayor que favorece su autonomía e independencia. El número de usuarios que había en la ciudad de Teruel a 31 de diciembre de 2020 fue de 516 y la media de todo el año se situó en 526. Comparando los datos con el 2019 se produjo un incremento en la edad de los usuarios del servicio. El perfil del demandante tipo es el de una mujer de entre 80 y 90 años. Así, la mayoría, 311, eran usuarios entre 80 y 90 años, mientras que 96 eran nonagenarios y 77 estaban en la franja de 70 a 79 años. Entre 60 y 69 solo había 17 usuarios y otros 16 eran más jóvenes. La mayoría eran mujeres, un 74% de las 516.

El porcentaje entre usuarios que viven solos y en convivencia  es similar: 243 no compartían vivienda mientras 273 vivían acompañados.

De los 71 usuarios que en 2020 causaron baja de este servicio, casi la mitad, 35, fue por fallecimiento. Además, hubo 20 personas que ingresaron en un centro asistencial, nueve se trasladaron con familiares, una persona ingresó en un hospital y seis fue por otras causas.

La mayoría de las alarmas recibidas en el servicio de teleasistencia son por chequeos, más de 10.000 de las casi 15.000 que se produjeron durante el año. Solo un 4,57% corresponden a emergencias, de las cuáles un 74% son por una caída que no necesita asistencia sanitaria o por crisis de soledad y angustia. El 25% son por emergencias sanitarias. En el caso de las alarmas que no son por emergencias, el 63% corresponden a una petición de información, para conversar o por un error.

En 2020 se detectó un incremento en la movilización de los recursos públicos por emergencias sanitarias y sociales con respecto al año anterior. Supuso un 18% frente al 11% de 2019.

En cuanto a las llamadas emitidas desde la empresa a los usuarios fueron cerca de 20.000.

Estado de alarma

Durante el estado de alarma por la pandemia de covid se incrementaron las llamadas de seguimiento para saber la situación en la que se encontraban los usuarios y detectar posibles necesidades. Se hizo seguimiento especiales, a diario o cada dos días a quienes estuvieron aislados en los domicilios por ser positivo en coronavirus o por posibles contactos.

El número de llamadas de las denominadas de agenda, para recordar tratamientos, de seguimiento o cortesía supuso 2.225.

El Ayuntamiento de Teruel presta el servicio de teleasistencia con la empresa Quavitae Servicios Asistenciales SAU. La concejala de Servicios Sociales, Nuria  Tregón, destaca  que este servicio es uno de los más importantes que se presta a los turolenses desde los Servicios Sociales. 

“Teruel es una ciudad con una población de personas mayores muy significativa, por lo que prestar este servicio es una de las prioridades que tenemos en esta unidad”, comentó.

“Los trabajadores del servicio han realizado una labor encomiable durante los meses más duros de pandemia, adaptándose siempre a las circunstancias para seguir prestando el servicio con garantías de seguridad”, dijo para destacar que “el aumento de recursos que hemos destinado a servicios sociales durante estos meses nos permitirá seguir presentando un servicio de calidad para los usuarios y seguir mejorando la calidad de vida de nuestros mayores” .

Los servicios de teleasistencia tienen por objetivo proporcionar compañía, seguridad y tranquilidad al usuario y sus familiares, garantizar la comunicación interpersonal las 24 horas del día, potenciar la autonomía personal, prevenir situaciones de riesgo por razones de edad, discapacidad, dependencia o soledad y proporcionar una atención inmediata y adecuada ante situaciones de emergencia, a través  de personal especializado.

Campañas 

Durante el año pasado se llevaron a cabo diferentes campañas de prevención para los usuarios del servicio de teleasistencia como la de la ola de frío, la de prevención de timos y estafas así como de robos enmarcadas en el Plan Mayor de la Policía Nacional, además de las relacionadas con la covid para detectar necesidades básicas, para dar pautas de higiene o de información sobre y protocolos ante comunicaciones con centros de salud de atención primaria, y de contacto con Protección civil. Antes de la irrupción de la pandemia se realizaron una serie de talleres en el centro de día Santa Emerenciana para los usuarios con temas como la higiene del sueño o la educación vial así como un taller con consejos de seguridad.

Desde la empresa que gestiona le servicio en general se percibe un elevado nivel de satisfacción por parte de los usuarios en cuanto a la gestión del servicio, ya que reciben numerosos agradecimientos. Destacan también que, en el municipio de Teruel, no ha tenido lugar ninguna reclamación sobre el servicio de teleasistencia.

Una de las innovaciones del servicio, es que aquellos vecinos que no poseen línea telefónica fija en su domicilio también puedan beneficiarse del servicio a través de la teleasistencia con terminal GSM. Este servicio se presta de forma totalmente similar al servicio tradicional, sólo que el terminal no emite la llamada a través de la línea de teléfono, sino a través de una tarjeta SIM. La empresa ofrece también dispositivos periféricos, que son sensores que se pueden instalar en los domicilios, asociados al terminal de teleasistencia para prevenir accidentes, detección de gas, humo, movimiento y el sensor HAPA que permite pulsar el botón de alarma del colgante con más facilidad.

Pocas emergencias y muchas solicitudes de información

Para poder disponer del servicio, en los domicilios de los usuarios de teleasistencia se instala un terminal y disponen de un pulsador que pueden llevar colgados o puestos como una pulsera. No solo sirve para llamar en caso de una urgencia sino para ponerse en contacto con los operadores o también para recibir llamadas, por ejemplo, de agenda para informar de que hay que acudir a una consulta médica. Las emergencias representan un porcentaje muy bajo de las llamadas emitidas por los usuarios. La mayoría de las llamadas que se hacen es para pedir información pero también para conversar con alguien. Un 63% de las llamadas consideradas alarmas que no son por emergencias son de este tipo.

En cuanto a las llamadas que realizan las teleoperadoras, este año pasado, con motivo del covid, en Teruel se incrementó el número de avisos en un 34%: de 1.661 que se hicieron e 2019 a 2.225 en 2020. 

De estas llamadas, 846 fueron de seguimiento, 802 de recordatorio de tratamientos y 577 de cortesía. Con esta labor se cumple con el objetivo de hacer de la persona el centro de toda intervención social.