Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Niños de Alcañiz, Cedrillas y Valderrobres crean espacios para el aprendizaje Niños de Alcañiz, Cedrillas y Valderrobres crean espacios para el aprendizaje
Alumnos del CEIP Palmireno de Alcañiz durante su participación en la actividad

Niños de Alcañiz, Cedrillas y Valderrobres crean espacios para el aprendizaje

300 escolares aragoneses hackean el Espacio Expo

Más de 300 alumnos aragoneses han participado en la actividad creativa y participativa Hackea el espacio, convirtiendo el Espacio Expo en un gran espacio de aprendizaje. Los protagonistas cursan desde cuarto de Primaria hasta tercero de ESO en 14 centros aragoneses: nueve de Zaragoza, dos de Huesca y tres de Teruel (de Alcañiz, Cedrillas y Valderrobres).
Hackea (sueña, transforma, reinventa, tatúa, diseña) el espacio fue la actividad que dio el pistoletazo de salida al II Congreso Internacional de Innovación Educativa, organizado por el Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, con 1.400 participantes y que consolida a esta Comunidad como referente de innovación en materia de educación.
La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, acompañó a los escolares en esta actividad y aprovechó para animarles a contribuir con sus ideas al proceso de cambio en las aulas. “Este congreso se hace por el compromiso claro del Departamento por introducir un cambio metodológico en los colegios de la Comunidad y por la grandísima respuesta y el compromiso de la comunidad educativa en su conjunto, y en especial los docentes, que son los que quieren impregnarse de todas esas nuevas metodologías para sacar el máximo partido de sus alumnos”, declaró la responsable educativa.
La consejera valoró que los asuntos en los que se centra este congreso hayan salido de propuestas de los propios asistentes el año pasado y aplaudió que se aborde el espacio como un elemento “que inspira y nos puede llevar a la innovación” y también la emoción. “Se trata de conectar, para que los niños no vayan solo al colegio a aprobar asignaturas y aprender”, destacó Pérez.
 
Intervención creativa
En Hackea el espacio, el alumnado se convirtió en principal protagonista de su aprendizaje. Era una intervención creativa que tuvo lugar en la Zona Expo de Zaragoza, en los árboles, los bancos, las gradas del Ebro, el entorno de la escultura del Alma del Ebro o el suelo, reconvertidos en espacios recreativos y creativos como metáfora de los patios escolares.
La actividad tenía el objetivo de hacer partícipes del congreso a los centros educativos, al alumnado, a las familias y al resto de miembros de la comunidad educativa. En estas propuestas formativas, el alumnado hackeó el espacio con propuestas creativas. Paralelamente, los chicos de cada uno de los centros participantes expuso la transformación de espacios que había realizado en sus propios centros educativos con paneles informativos y una comunicación que compartieron con el resto de los centros.
La participación turolense incluyó al CEIP Juan Lorenzo Palmireno de Alcañiz que mostró su proyecto Entramos cantando, donde la música está presente en los patios de recreo y forma parte de la transformación de la educación. 
El CRA Palmira Plá de Cedrillas expuso su iniciativa Artistas menudos, menudos artistas en la que participaron en la realización de una pintura mural en el patio en honor a la maestra que da nombre a este centro educativo. Por su parte, el IES Matarraña de Valderrobres explicó su acción Reinventa en verde, en la que los estudiantes investigaron cómo afecta la ausencia de zonas verdes al rendimiento escolar y también plantearon propuestas de mejora. 
Las dinámicas de participación del alumnado para intervenir en los espacios  fueron siete. Vamos de acampada, en la que el alumnado, de una manera lúdica y colectiva, eligió un tipo de acampada (de juegos, de naturaleza, reivindicativa, etc…), en una actividad que propiciaba el juego simbólico. En Tatúa el espacio, se intervino en los espacios horizontales pintando con tiza en el suelo, para que el alumnado tomara conciencia del paso del tiempo y de la necesidad de conservación del patrimonio. Escalera de recuerdos, donde se tejió a modo de red uno de los tramos de una escalera y se colgaron imágenes personales para recordar vivencias positivas, en esta acción se trabajaron los recuerdos y las emociones a través de las imágenes. Árboles secos era una dinámica en la que se trabajaron las emociones a través de los buenos recuerdos y que promovía la conciencia ecológica. En La mar de emociones, cada alumno construía un barco o nenúfar con los materiales proporcionados (tapones de corcho, palillos, papeles de colores, cartón-pluma…). Una actividad que buscaba potenciar la creatividad y la capacidad de selección. Huerto creativo los niños crearon flores con gominolas, plastilina y espaguetis duros que les evocaban alguna emoción haciendo pequeños jardines o cercos de flores, para incentivar la creatividad a través de la búsqueda de soluciones y potenciar el juego simbólico y las emociones. 
Diseña tu aula permitió a los niños, con distintos materiales diseñar su aula ideal tomando conciencia del espacio físico, la distribución y la utilidad de los recursos facilitados, con el objetivo de potenciar la capacidad de visión espacial, la creatividad y de reinterpretar, reutilizar e intervenir los espacios anteriormente creados por otros grupos de docentes.