Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Nuevo paso para que el aeropuerto de Teruel triplique su espacio para el estacionamiento  y genere 200 empleos más Nuevo paso para que el aeropuerto de Teruel triplique su espacio para el estacionamiento  y genere 200 empleos más
Aviones estacionados en el Aeropuerto de Teruel. @aeropuerteruel

Nuevo paso para que el aeropuerto de Teruel triplique su espacio para el estacionamiento y genere 200 empleos más

Declaración de Inversión de Interés Autonómico y de Interés General de Aragón del proyecto de ampliación

El aeropuerto de Teruel triplicará su espacio para el estacionamiento de aeronaves y generará 200 puestos de trabajo directos que se sumarán a los 250 actuales con su ampliación, en la que se invertirán en torno a 45,5 millones de euros a lo largo de tres fases en diez años.

El aeropuerto dispone en la actualidad de 350 hectáreas, alrededor de 95 dedicadas a campa de estacionamiento, y su ampliación, hacia el sur, le añadirá otras 195, de ellas unas 170 para crear hasta 240 plazas para el estacionamiento de aeronaves.

Esas son algunas de las cifras que ha destacado este miércoles el consejero de Vertebración del Territorio, José Luis Soro, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que ha aprobado la Declaración de Inversión de Interés Autonómico y de Interés General de Aragón (PIGA) del proyecto del plan de ampliación del aeropuerto.

Además de 240 nuevas plazas para el estacionamiento de aeronaves, el objetivo de la ampliación es crear nuevos suelos para facilitar la implantación de empresas que continúen dinamizando la plataforma aeroportuaria, dándole mayor impulso y proyección.

Según Soro, que preside el Consorcio del Aeropuerto de Teruel, se trata de un acuerdo que le hace "muy feliz" y ha subrayado que la Declaración de Interés Autonómico e Interés General suponen "un paso importantísimo" a efectos de impulsar y reducir los plazos de tramitación de los procedimientos administrativos del Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA), que llevará unos dos años.

Y se toma esta decisión en un momento en el que no solo se planifica el futuro cercano de las instalaciones, sino que se está "construyendo el presente", ya que se están llevando a cabo en el aeropuerto inversiones de gran magnitud, por unos 25 millones.

Con esas inversiones, ha comentado, se ha terminado la fase dos de la ampliación de la plataforma de estacionamiento y las tres naves logísticas, mientras que el hangar de pintura está "muy avanzado", al 80 % de ejecución, y está previsto que la próxima semana pueda estar terminada la fase tres de la campa en la que la empresa Tarmac estaciona los aviones, de forma que el consorcio licitará pronto la cuarta, y con ella el espacio total concesionado alcanzará a 95 hectáreas.

Un espacio que en todo caso es "insuficiente" por el crecimiento exponencial que ha tenido el aeropuerto en sus casi ocho años de existencia, de ahí la planificación de su ampliación futura, en especial de la campa para el estacionamiento de aviones, ha destacado Soro, quien ha enfatizado que la gran rentabilidad de estas instalaciones no es otra que la creación de empleo y convertirse en un instrumento de lucha contra la despoblación.

El consejero ha insistido en que se declaran de interés autonómico los proyectos que tienen especial relevancia para el desarrollo económico, social y territorial de Aragón, y si hay uno que cumple estos requisitos, es el aeropuerto de Teruel, el mayor centro de mantenimiento aeronáutico de Europa y pionero en investigación aeronáutica y aeroespacial.

La ampliación se sitúa en el término municipal de Teruel y está conformado por un rectángulo de terreno ubicado entre las actuales instalaciones aeronáuticas, la carretera de acceso al mismo y la A-1512. Se permitirá disponer de una calle de rodadura que una la ampliación de la campa propuesta en la presente documentación con la zona de plataforma, pudiendo prolongarse hasta la pista de vuelo.

Tras el paso dado hoy y con la memoria descriptiva realizada, se iniciará la licitación de la asistencia técnica y redacción del proyecto definitivo.

Esta tramitación culminará con la aprobación del PIGA, y será entonces cuando comiencen las expropiaciones de la nueva superficie y las obras de vallado, viales, movimientos de tierras, accesos o pavimentación de la campa, entre otras actuaciones.