Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Junto al programa ordinario de inversiones, la DGA impulsará en los próximos años un plan extraordinario en las carreteras que son de la red autonómica

Obra pública en carreteras para combatir también la crisis provocada por la Covid

El Programa Ordinario de Inversiones del Departamento de Vertebración contempla 5,6 millones

La Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica, aprobada en junio del año pasado para hacer frente a las consecuencias económicas de la Covid, pretende el impulso de la obra pública en la Comunidad Autónoma como motor dinamizador de la economía. Dentro de la misma está contemplado un Plan Extraordinario de Inversiones en Carreteras a través del método concesional, en cuyos pliegos se trabaja y que supondrán una importante inyección de dinero generador de empleo, pero hasta que llegue, el Programa Ordinario de Inversiones del Departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón pretende impulsar también obra pública en las vías turolenses que contribuya a dinamizar su economía tan golpeada por la pandemia en determinados sectores. 

Lo presentó el consejero, José Luis Soro, en una reciente visita a Teruel, y para 2021 contempla 5,6 millones de euros de una inversión total de 12,2, si bien sumado a otras actuaciones solo para este año supondrá una movilización de unos 14 millones de euros, incluida la conservación ordinaria y extraordinaria.

Las principales partidas de 2021 se reparten en el Programa Ordinario de Inversiones de 2021 con un importe de 5.664.076 euros, a lo que hay que sumar otros programas como el de travesías y accesos a poblaciones, el programa de marcas viales o la vialidad invernal.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, explicó durante la presentación del programa en Teruel que estas inversiones suponen el “cumplimiento estricto de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Económica que pactamos los partidos políticas, los agentes sociales, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias y el Gobierno de Aragón, porque la estrategia tiene muy claro la importancia de la inversión pública”.

De hecho, Soro precisó que la inversión pública en infraestructuras “es una de las palancas más eficaces, más ágiles de las que disponemos las administraciones públicas para estimular la reactivación económica, propiciar la creación de empleo y recuperar la cohesión social en el conjunto del territorio y especialmente en una situación económica tan complicada como la derivada del Covid-19”, además de que la mejora de carreteras “presenta la ventaja y la oportunidad de que sus efectos se reparten, se irradian en el conjunto del territorio, de modo que se favorece el reequilibrio demográfico y poblacional, y en definitiva la inversión en carreteras se convierte en un instrumento de lucha contra la despoblación”.

Dentro de esa estrategia, a través del Programa Ordinario de Inversiones, para el año 2021 el Departamento de Vertebración ha programado seis actuaciones en distintos puntos de la provincia, la de mayor volumen corresponde al acondicionamiento del tramo Maella-límite de la provincia de la carretera A-1412 con una inversión de 1.980.268 euros este año, de un total de 4,4 millones.

Aunque las obras corresponden a la provincia de Zaragoza, se ha gestionado desde la Subdirección de Carreteras de Teruel porque para el departamento es un proyecto clave para la provincia puesto que contribuye a dar cohesión a la Comarca del Matarraña y une las provincias de Teruel y Zaragoza, según se destaca en la documentación facilitada por la consejería.

En total se están acondicionando 5,6 kilómetros con actuación tanto en planta como en alzado, para que quede una calzada de 7 metros de ancho con dos carriles de 3 metros, que además mejora el trazado porque aumentan considerablemente los radios de las curvas que hay, puesto que eran muy reducidos.

Orografía

Se trata de una actuación condicionada por la orografía del terreno y que está requiriendo de desmontes de hasta 25 metros de altura y el movimiento de importantes volúmenes de tierras, que representan casi el 40% del presupuesto total.

En volumen inversor le sigue el acondicionamiento de la A-1409 entre Torrevelilla y Cañada de Verich con 1.233.808 euros, que supondrá completar este corredor que une esta zona con Alcañiz y Aguaviva, además de mejorar el acceso entre ambos municipios, incluido el acceso a Belmonte de San José. Es continuación de los trabajos ya realizados hace dos años entre La Cañada y La Ginebrosa.

Se trata de una carretera con radios de curva muy cerrados y una anchura de apenas 6 metros incluidos los arcenes, de forma que la inversión permitirá suavizar curvas y realizar variantes de trazado con un ensanchamiento del firme hasta llegar a los 7 metros.

En los últimos 3 kilómetros, cerca de La Cañada, debido a la orografía y la existencia de un LIC, se acometerán mejoras puntuales, principalmente para dotar a la plataforma de la anchura necesaria. Se van a remodelar además dos enlaces con Belmonte de San José y un tercero con La Cerollera.

Otras dos actuaciones del programa ordinario cuentan con 1 millón de euros para este año cada una de ellas, en el caso de la A-2511 para reforzar y ensanchar el tramo que va de Ferreruela de Huerva a Lagueruela, y en el caso de la A-15015  para hacer la variante de Portalrubio en Pancrudo.

Ensanche de vía

En el caso de la A-2511 este año se ejecutará el primer tramo entre Ferreruela y Lagueruela, pero según la documentación de la consejería ya se ha programado para 2023 la actuación en el tramo entre Segura de Baños y Allueva. La intervención consistirá en ensanchar la vía de 5 a 6 metros y renovar el firme.

Por otra parte, en la carretera A-1406 se van a invertir 250.000 euros este año, de una inversión total de 1.250.000 euros, entre Híjar y La Puebla de Híjar. Se trata de dar continuidad a una actuación cuya primera parte se ejecutó hace años y ahora se completaría. 

El objetivo es poder disponer de una plataforma de 8 metros de anchura con dos carriles de 3 metros y dos arcenes de un metro, además de suavizar las curvas aumentando su radio. El departamento asegura que se va a respetar en la medida de lo posible los muros y cierres de las parcelas colindantes ajustándose al trazado actual, además de estar prevista la sustitución de 12 obras de drenaje transversal.

Por último, dentro del programa ordinario se han incluido 200.000 euros, de un total de 350.000 que será la inversión global, para la redacción del proyecto del acceso sur de Javalambre desde Torrijas, dentro de un convenio con la Diputación de Teruel, tal como se ultimó en una reciente visita que el consejero y el director general de Carreteras, Bizén Fuster, realizaron a la institución provincial, y en la que también se habló de que paralelamente a estos trabajos se ha programado la mejora de la A-252, que es el acceso norte a Javalambre desde La Puebla de Valverde.

La inversión en este caso se enmarcará en un convenio entre ambas instituciones, de manera que Vertebración del Territorio tramitará el estudio informativo para la evaluación del impacto ambiental, redactará el proyecto y tramitará las expropiaciones, mientras que la DPT ejecutará las obras. Una vez realizadas, la carretera se cederá al Gobierno de Aragón, que será la encargada de su mantenimiento.

La programación de la consejería prevé por otra parte el desarrollo este año de otras seis actuaciones dentro del Programa de travesías y acceso a poblaciones 2021-2022, financiado igualmente con cargo al presupuesto ordinario del departamento, para lo cual se están redactando los proyectos para las obras que todavía no los tienen y preparando la firma de los convenios con algunos ayuntamientos para completar estas actuaciones.

Son actuaciones que cada día son más demandadas por las corporaciones locales, que a veces también participan económicamente puesto que aprovechan la actuación para el desarrollo de redes complementarias, como es el caso de una de las actuaciones más singulares que se van a realizar en Orihuela del Tremedal.

En total, la inversión programada por la consejería para 2021 en las seis actuaciones de este programa asciende a 725.911 euros, que se completará con la parte a desarrollar en 2022 para sumar un total de 2.135.251 euros, incluida la parte aportada por los ayuntamientos.

Adoquín

En Orihuela del Tremedal se invertirán por parte de la DGA este año 100.000 euros en el acondicionamiento y mejora del segundo tramo de su travesía, una actuación cuya inversión total asciende a 835.000 euros. Hace una década ya se actuó en 500 metros y ahora se intervendrá en los 350 metros restantes.

Del total de la inversión de 835.000 euros prevista, el 85% la aportará la DGA y el 15% restante el Ayuntamiento puesto que aprovechando las obras se ejecutarán diversos servicios municipales como la red de alumbrado público, de telecomunicaciones y baja tensión.

Lo singular de esta obra es que se mantendrá el adoquín existente, para lo cual se retirará, se limpiará y se volverá a colocar el mismo. Además, se harán nuevas aceras y se acometerá una nueva red de drenaje para la recogida de las aguas pluviales y se acometerá una nueva señalización.

Dentro de este programa se invertirán también este año 193.911 euros para el refuerzo del firme de la travesía de Muniesa, y 102.000 para la de la antigua carretera N-234 a su paso por Sarrión.

En ambos casos la actuación consistirá en extender una capa de mezcla bituminosa en caliente de unos 7 centímetros de espesor, y cuando esté realizada la obra se firmarán convenios para cederlas a los ayuntamientos.

Las otras tres actuaciones dentro de este programa consistirán en la sustitución de un puente y de una pasarela en Olalla y Valderrobres respectivamente, además de la estabilización de un talud en Ariño.

En el caso de Olalla, pedanía de Calamocha, la inversión de este año será de 150.000 euros de un total de 417.317 euros y consistirá en la sustitución de un puente de mampostería de piedra que está en muy mal estado, por otro de estribos con aletas de hormigón armado y vigas pretensadas con tablero de hormigón, según la documentación facilitada por el Departamento de Vertebración del Territorio. 

Es una actuación que ejecutará íntegramente la DGA a unos 600 metros del casco urbano de Olalla en dirección a Fonfría. El puente tendrá una longitud de 35 metros aproximadamente con una anchura de 10, de forma que se habilitarán dos carriles de 3 metros cada uno y dos aceras de 1,5 metros cada una.

La actuación sobre el río Matarraña en la travesía de Valderrobres, con una inversión total de 187.022 euros, de los cuales 80.000 serán los que se ejecutarán este año, consistirá en la construcción de una pasarela peatonal junto al puente metálico que existe, con una longitud de unos 55 metros de largo y una anchura de 2,5 metros. Por encontrarse en el límite de la zona que protege el conjunto histórico, se tendrán que tramitar las consultas prescritas por la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés.

Por último, dentro de este programa, en la carretera A-1401 se estabilizará un talud en el término municipal de Ariño con una inversión total de 400.000 euros, de los cuales la anualidad de este ejercicio será de 100.000 euros. Se trata de dar estabilidad a un talud que sufre continuos desprendimientos y que provoca cortes en la vía.

Otras actuaciones

A esas actuaciones en general del departamento en la provincia de Teruel se suman otras, cuyo detalle se puede ver en los cuadros adjuntos a esta información. Rondán el millón de euros para una docena de intervenciones. La consejería de Vertebración precisa que junto a la conservación ordinaria se ejecutan obras extraordinarias, a veces también mediante contratos menores.

Desde la consejería destacan también el programa de marcas viales, que supondrá una inversión durante este año en la provincia de 200.000 euros para renovar la señalización del firme; una medida que el departamento señala que es de bajo coste, pero que supone mejorar “de forma sustancial la seguridad y comodidad de la conducción”.

Junto a estas inversiones, la consejería ha puesto en marcha un programa de renovación de maquinaria y vehículos, una demanda histórica que tenían las brigadas de los parques de maquinaria de la DGA para la conservación ordinaria. 

Para 2021 el departamento tiene previsto invertir 1.907.000 euros en la provincia de Teruel para la adquisición de esa maquinaria y vehículos destinados a los parques con que cuenta en este territorio, ya que según destacó el consejero durante la presentación del programa de carreteras, la apuesta de su consejería es por “la gestión pública a través de nuestras brigadas de conservación”. Esa prioridad por la conservación ordinaria de las carreteras pretende mejorar la vialidad y evitar el deterioro de la red.