Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Participación, reivindicación y acción social, ejes fundamentales del movimiento vecinal Participación, reivindicación y acción social, ejes fundamentales del movimiento vecinal
Iniciativa para la descentralización de las oposiciones

Participación, reivindicación y acción social, ejes fundamentales del movimiento vecinal

La Covid no frenó en 2020 el trabajo de la Federación tal como recoge su memoria anual

Participación, reivindicación, acción social y la irrupción con fuerza del voluntariado como un valor importantísimo del movimiento ciudadano, fueron los ejes fundamentales sobre los que giró el año pasado la actividad de la Federación de Asociaciones Vecinales y Culturales de Teruel, tal como recoge la memoria que acaba de hacer pública esta entidad que agrupa ya a 33 asociaciones de toda la provincia con alrededor de 6.000 socios federados.

El 2020 no fue un año perdido para el movimiento asociativo vecinal aunque la pandemia obligase al confinamiento en la primera mitad del año, y durante el segundo las limitaciones de movilidad limitasen sus acciones, hasta el punto de que algunas actividades programadas se tuvieron que suspender para adaptarse a las medidas de distanciamiento social debido al impacto que el coronavirus ha tenido en la provincia y en la forma de relacionarse los turolenses.

El presidente de la Federación, Pepe Polo, reconoce que ha habido cosas que no se pudieron realizar durante el año pasado debido a la covid, y que se van a reimpulsar durante el actual ejercicio en función de la evolución de la pandemia, sobre todo esa estrategia iniciada en 2019 de extender la red asociativa por todo el territorio atrayendo hacia el movimiento vecinal también a las asociaciones culturales de los pueblos; un planteamiento que, por otra parte, se pretende extender al conjunto del movimiento asociativo vecinal de Aragón.

La memoria de la Federación Vecinal de 2020 se iba a dar a conocer en la junta directiva de la misma el pasado día 28, aunque finalmente esta cita se ha pospuesto hasta el día 11 de febrero, si bien el documento ya se ha hecho llegar a las asociaciones con el detalle de las acciones y actividades llevadas a cabo durante un ejercicio que pese a su complejidad por la pandemia, no ha impedido que se desarrollaran iniciativas impulsados desde el movimiento asociativo como los presupuestos participativos. 

Además, se han incorporado nuevas líneas de trabajo y la incorporación del voluntariado, mediante los programas Aislados, pero no solos y Acompañando Teruel, desarrollados con el Ayuntamiento de Teruel. Iniciativas ambas en las que ya venía trabajando la Federación con anterioridad, y que la pandemia se convirtió en el detonante para poder ponerlas en marcha.

A ello se han sumado nuevas iniciativas que ha extendido la acción de la Federación Vecinal por todo el territorio, en colaboración con otras instituciones, como fue el caso de La Plaza Suena, iniciativa que tuvo una amplia respuesta social en los pueblos y que ha llegado para quedarse porque la intención es repetirla, asegura el presidente de la Federación.

Y la acción reivindicativa tampoco ha cesado, con la convocatoria incluso de movilizaciones masivas con una rigurosa organización y unos protocolos que para sí los desearían otros por su escrupulosidad, con el fin de garantizar la seguridad sanitaria. Así sucedió con la movilización por los hospitales, además de haber seguido trabajando en red con otros colectivos locales y provinciales, además de con la confederación estatal de asociaciones vecinales y con la España Vaciada, que en los próximos meses presentará su Modelo de Desarrollo.

Continuidad y novedad

La Memoria de la Federación de Asociaciones Vecinales y Culturales de Teruel de 2020 reúne en un centenar de páginas el trabajo desarrollado durante el año pasado, en el que dedica un amplio espacio a los nuevos programas de voluntariado puestos en marcha: Aislados pero no solos y Acompañando Teruel.

Divide las acciones y actividades en diez apartados que comienzan con los Presupuestos Participativos de 2021, un modelo que se ha convertido en referente de otros sitios, y que en la capital turolense se impulsan de forma conjunta con el Ayuntamiento de Teruel. El año pasado se recibieron 174 propuestas, que al final se quedaron en 170 propuestas únicas porque algunas planteaban cuestiones similares, de ellas un 70% referentes al núcleo urbano de la capital y el 30% restante a los barrios rurales.

Pese a la pandemia, las propuestas fueron considerables al recibirse de forma telemática, que fue el mismo procedimiento que se utilizó para la celebración de los talleres de priorización desarrollados en el mes de septiembre. Se hicieron en total cinco talleres, y aunque al celebrarse con medios telemáticas participó menos gente en ellos al no poder ser presenciales por la Covid, hubo mucho más debate entre quienes asistieron.

La transparencia de la Federación es otro de las aspectos que destaca la misma en su memoria  tras haberse creado la página web www.vecinosdeteruel.org en la que se muestran todas las informaciones sobre su composición, reivindicaciones y actividades.

Inciden por otra parte en las acciones desarrolladas desde el movimiento asociativo vecinal a favor del reequilibrio territorial luchando por el futuro de Teruel. En este sentido, destacan entre las acciones más destacadas del ejercicio las campañas por un hospital mejor y las movilizaciones como la reacción en cadena llevada a cabo en Teruel con la participación de unas 1.400 personas, así como el paro ciudadano en los pueblos pidiendo y defendiendo la atención primaria rural en una acción llevada a cabo en coordinación con la España Vaciada. 

También destacan las iniciativas desarrolladas a favor de la descentralización de las consejerías en las tres provincias aragonesas y la descentralización de las oposiciones de la DGA. En el primer caso se materializó en un informe enviado al Gobierno de Aragón en el mes de abril pidiendo la descentralización del Departamento de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, que incluye las competencias de Minas y Turismo, para su traslado a Alcañiz o Andorra, y que la consejería de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda se ubicase en Teruel.

En cuanto a las oposiciones, el presidente de la FAVCT presentó un recurso de alzada por vía administrativa en el mes de julio como primer aviso, y la advertencia de que si no había una respuesta se presentaría una demanda en los juzgados. La DGA escuchó y a final de año la Federación se congratuló de que la Administración autonómica hubiese escuchado su demanda y que los procesos selectivos de personal se fuesen a celebrar también en Teruel y Huesca.

La memoria de 2020 valora igualmente la implicación de la Federación Vecinal y su participación y colaboración con diferentes organizaciones y entidades tanto a nivel de la ciudad como de la Comunidad Autónoma y estatal. En este sentido recuerda su participación activa en las confederaciones autonómicas y estatales del movimiento vecinal, CAVAragón y CEAV, o a nivel local con la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Teruel y la Plataforma Teruel con las personas refugiadas.

Consumo responsable

En la línea iniciada años atrás, la FAVCT siguió impulsando talleres de consumo responsable y desarrollo sostenible relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030, con la idea de continuar acercando a los vecinos cuestiones a tener muy en cuenta en la convivencia como sociedad para que haya un consumo responsable, saber más sobre el funcionamiento de las telecomunicaciones que tantas quejas generan entre los consumidores, o conocer claves para ahorrar y “consumir bien para vivir mejor”. Las actividades se hicieron con la Asociación AICAR ADICAE, aunque por la pandemia solo se pudo hacer uno de los talleres presenciales programados en el barrio pedáneo de Villaspesa, habiendo quedado el resto pendientes a que la situación sanitaria permita realizarlos.

Hubo también talleres explicativos sobre subvención en materia de fomento del asociacionismo y la participación ciudadana, tal como recoge la memoria anual, que por último incide en tres líneas de trabajo que se están impulsando desde el movimiento  asociativo para trabajar en red mediante la revista digital Vecinos y el trabajo en las redes sociales.

Como novedad, este año pasado se puso en marcha por primera vez el proyecto de poesía ambulante La Plaza suena, con recitales poético musicales que llegaron a 16 localidades de toda la geografía turolense, así como pedanías rurales y una asistencia total de 650 personas; una experiencia que piensa repetirse.

El programa de voluntariado, un capítulo especial de una nueva línea de trabajo

Buena parte de la memoria anual de la Federación Vecinal de Teruel está dedicada al nuevo programa de voluntariado que se ha puesto en marcha este año pasado a través del movimiento asociativo con el Ayuntamiento de Teruel. El mismo ha supuesto una nueva línea de trabajo de la FAVCT, y aunque su puesta en marcha estuvo propiciada por la pandemia, la Federación venía ya trabajando en esta iniciativa, de ahí la rapidez con que pudo activarse.

Primero se activó el programa Aislados, pero no solos dirigido a cubrir las necesidades de las personas mayores detectadas en los primeros meses de la pandemia, así como asistir a otras con vulnerabilidad, diversidad funcional y cualquiera que por su situación lo necesitase.

La Federación valora la eficacia que tuvo este programa, cuyos objetivos se dieron por cumplidos gracias a la solidaridad de cientos de personas, y que permitieron fomentar la creación de lazos solidarios, habiendo servido como elemento de apoyo a servicios sociales, entidades y organizaciones de todo tipo.

  El segundo programa, como continuación del primero, fue Acompañando Teruel, para que la gente que vive en soledad no deseada no se sienta sola a través de la buena vecindad. El propio Justicia de Aragón consideró, durante una visita a Teruel para conocer el programa, que el mismo era exportable a otros sitios.