Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Pedro Rodríguez, presidente de la Asociación de la Construcción en Teruel: “La actividad indica algún repunte en Teruel y en Alcañiz Pedro Rodríguez, presidente de la Asociación de la Construcción en Teruel: “La actividad indica algún repunte en Teruel y en Alcañiz
Pedro Rodríguez, en la redacción de DIARIO DE TERUEL durante la entrevista

Pedro Rodríguez, presidente de la Asociación de la Construcción en Teruel: “La actividad indica algún repunte en Teruel y en Alcañiz"

“El interior de la provincia está muerto”, indica, preocupado por el Jiloca y la cuenca minera
Juanjo Francisco

Pedro Rodríguez atiende en su despacho, un rato antes de salir de viaje por asuntos profesionales. Preside una asociación que engloba alrededor de 80 empresas de distinto tamaño. Todas esas empresas han sufrido los efectos de una crisis larga y profunda de la que ahora, aunque tenue,  vislumbra alguna luz.

- En 2016 apuntaba que la recuperación del sector de la construcción era incipiente. ¿En 2017 se ha fortalecido?

- Creo que estamos practicamente igual. Si miramos a fondo tenemos las mismas promociones aproximadamente que el año pasado. El aumento en la construcción de viviendas se circunscribe a Teruel ciudad, que es la única zona de la provincia donde detectamos actividad. En el resto de la provincia hay algo de movimiento en Alcañiz y lo demás está muerto. La zona del Jiloca, por ejemplo, está desarmada, es la peor de todas porque no ha habido activación económica por ningún lado. En el sur, en Gúdar Javalambre hay movimiento económico pero en el área de la construcción tampoco se nota tanto.

- Pue allí, hace unos años, era frecuente la presencia de promotoras y constructoras del Levante...

- Eso se ha terminado. La inversión por parte de promotoras de fuera ha desaparecido.

- Con recuperación más o menos importante, lo que sí es cierto que los precios anteriores a la crisis ya no volverán...

- No. Para nada. Esto es un poco engañoso. Todas esas informaciones y publicidades que explican que en el último trimestre se ha registrado el mayor ascenso de precios en los últimos cuatrimestres desde el año 2010 solo sirve para las grandes ciudades. En sitios como Teruel donde hay poca actividad económica esos datos generales no son aplicables. En las reuniones que tenemos en la asociación, la conclusión a la que llegamos es que la actividad en las provincias interiores no tira, no se registran esos aumentos que se publicitan. Esos son reales en las grandes zonas urbanas donde hay una actividad industrial que sí se ha reactivado.

- No sé si preguntarle pues si ha crecido o no el número de empresas constructoras turolenses de un tiempo a esta parte...

- Seguimos los mismos, apenas ha habido variaciones. El número de trabajadores ha aumentado algo por ese pequeño repunte de la actividad que se nota y que se puede cuantificar en la construcción de entre doscientas y cuatrocientas viviendas nuevas después de pasar mucho tiempo sin emprender ninguna construcción. Y, repito, esto siempre refiriéndome a Teruel capital porque ya he dicho como está el resto de la provincia. Además, sí que ha cerrado hace poco una empresa, Vicente Pérez, con un número bastante importante de trabajadores afectados.

- ¿El recurso de la obra pública aquí no es tal?

- En obra pública la situación no ha cambiado mucho. La inversión más grande que se va a hacer en la provincia es la construcción del Hospital de Alcañiz. Al menos sí hay seguro un plan de carreteras del Gobierno de Aragón que durante cuatro años permitirá hacer labores de mantenimiento pero, hasta donde conozco, no espero licitaciones de obra nueva a corto y medio plazo.

- Al menos ese plan de carreteras permitirá que las empresas de Teruel puedan abrir tajos, ¿no?

- Ahora parece que quieren reordenar los pliegos. Estaba complicado pero las conversaciones mantenidas con el consejero del ramo nos permiten pensar que las empresas de proximidad podrán tener más trabajo porque, al final, por medio de las subcontratas son las que se quedan las obras pero a unos precios que son mucho más bajos que los que salen en las subastas.

- Con este panorama supongo que la rehabilitación habrá ayudado a seguir adelante a las empresas. ¿En qué momento se encuentra esta faceta constructiva?

- La rehabilitación va muy bien. Sobre todo en el área de supresión de barreras arquitectónicas. Hemos notado que hay unas demandas muy importantes por parte de las comunidades y ese tema ha sostenido un poquito a las empresas durante estos años, sobre todo desde que las administraciones facilitaron la supresión de barreras y de movilidad. Esto ha permitido que se aguantaran las empresas y las perspectivas son de continuidad en este campo de actividad. Hay ayudas y en los próximos presupuestos del Gobierno aragonés se seguirán conservando las partidas hasta donde yo sé.

- ¿Nada nuevo sobre aquel documento de necesidades del sector que se entregó a la administración y del que usted ya informó en 2016?

- Nada. Ese documento fue consensuado por todos los agentes sociales y se entregó a la administración que lo recibió con los brazos abiertos. No tenemos contestación a las medidas que proponíamos para rehabilitar el sector y abaratar la vivienda. Creo que ya no se abordará y se esperará a que sea el propio sector el que regule todo.

- Tras la crisis hubo grandes pérdidas de puestos de trabajo. ¿Alguno de aquellos trabajadores ha intentado regresar ahora?

- Los profesionales que dejaron la construcción no han regresado. La crisis se llevó por delante muchos talleres, carpinterías, encofradores, un montón de gente que ha intentado recolocarse en otras actividades y que ya no volverá.