Síguenos

416_diariodeteruel-web-banner1200x120-vacunacion2022.png banner click 416 banner 416

Pilar Alegría, ministra de Educación y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE: “Lo de un PP renovado con Feijóo me parece más un eufemismo que una realidad” Pilar Alegría, ministra de Educación y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE: “Lo de un PP renovado con Feijóo me parece más un eufemismo que una realidad”
Pilar Alegría, el pasado lunes en su despacho del Ministerio de Educación y Formación Profesional

Pilar Alegría, ministra de Educación y portavoz de la Ejecutiva Federal del PSOE: “Lo de un PP renovado con Feijóo me parece más un eufemismo que una realidad”

Considera que el Partido Popular ha cambiado de caras “para que no se hable de la corrupción”
banner click 244 banner 244
Chema López Juderías
El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha elegido a la aragonesa Pilar Alegría como nueva portavoz de los socialistas en sustitución de Felipe Sicilia. Alegría asume este cargo a poco meses de las elecciones municipales y autonómicas y también en la recta final ante los comicios nacionales.

-Asume la portavocía del PSOE en un momento complicado y ante un reto mayúsculo. ¿Cómo lo afronta?

-Como he intentado asumir las distintas responsabilidades que he tenido a lo largo de mi trayectoria política: con humildad y ante el reto de mejorar, en la medida que pueda, mi capacidad pedagógica. Creo que es un momento importante en el que, no solo hay que seguir poniendo encima de la mesa medidas que favorezcan y mejoren la vida de las personas, sino también  mejorando la capacidad explicativa. A veces hay tanto ruido que no llegamos con la intensidad que se quisiera a explicar estas medidas.
La legislatura no está siendo sencilla por la pandemia y por la guerra, pero gobernar es esto. Hay que dar respuesta y solución en los momentos difíciles. En cualquier caso, en momentos así es cuando se demuestra el verdadero liderazgo y la política útil que está haciendo Pedro Sánchez, con soluciones y medidas para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

-Y, además, se enfrenta a un PP renovado y a una nueva propuesta política de izquierdas con el proyecto Sumar de la vicepresidenta Yolanda Díaz…

-Lo de un PP renovado me parece más un eufemismo que una realidad. Ciertamente ha habido un cambio de caras, eso es obvio, pero la respuesta es la misma que llevamos escuchando estos años. No hay una actitud propositiva o una mano tendida. Basta con mirar la hemeroteca y la gente se dará cuenta. En las más de 150 propuestas legislativas que hemos trasladado al parlamento, no hay un solo “sí” del PP. Su negativa a cualquier medida que ha planteado el gobierno progresista ha sido siempre la misma: el no por el no.
Y, además, da igual qué tipo de medida sea. A la reforma laboral, que venía apoyada por CEOE, por Cepyme, por UGT y CCOO, la respuesta del PP siempre fue no. A la subida del salario mínimo de 700 a 1.000 euros, la respuesta del PP fue no. A la subida del ingreso mínimo vital, la respuesta fue no. A la ley de Formación Profesional, otro no. El PP ha tenido un cambio de caras rápido y fulminante, pero las respuestas siguen siendo la mismas. El PSOE ha acometido cambios porque queremos seguir creciendo y transformando este país. El PP, en cambio, lo ha hecho para que no se hablase de la corrupción.

-¿Y el proyecto de Yolanda Díaz?

-Es un proyecto que, por lo que sabemos hasta ahora, no va a concurrir a las autonómicas y municipales y estoy segura de que llegará a las Generales. Todo proyecto que consiga movilizar a un electorado de izquierdas y progresista, bienvenido sea.

-En las últimas elecciones andaluzas quedó claro que la división de la izquierda benefició al PP.

-Cuando hay debates internos que son demasiado sonoros, no favorecen. A veces, el ruido interno consigue desmovilizar, especialmente al electorado más progresista. Creo que hay que aprender de las experiencias vividas.

-En las dos últimas elecciones autonómicas, en Castilla y León y Andalucía, al PSOE y a la izquierda no le ha ido demasiado bien. ¿Le preocupa esta tendencia?

-Evidentemente no fueron los resultados que al PSOE le hubiera gustado tener. Pero una vez que los ciudadanos con su voto te mandan a la oposición, lo que corresponde es reflexionar y ponerse a trabajar en beneficio de esas comunidades. Debemos asumir el papel al que nos han mandado los ciudadanos y hacer una oposición constructiva, trabajando para darle la vuelta en los próximos comicios y generar un mayor apoyo.

-¿Se ve reeditando el pacto con Podemos tras las próximas elecciones generales a pesar de la tensiones vividas?

-Es la primera vez que este país ha tenido un gobierno de coalición tras más de 40 años de democracia. Que haya distintas opiniones o visiones no es negativo. Lo negativo es que hubiera un estancamiento y no se aprobaran leyes.
Tenemos un gobierno de coalición con distintas opiniones, pero lo verdaderamente nuclear es que están saliendo adelante leyes progresistas. Es curioso que todos los gobiernos de la derecha en coalición con Cs o Vox no han aguantado. Si hay que hablar de estabilidad, la prueba palpable es que ningún gobierno de la derecha ha permanecido. Nuestro gobierno, en cambio, lleva demostrando que, en lo verdaderamente importante, hemos sabido trabajar pensando en el beneficio de la gente.

-España vivió un auge de la ultraderecha que parece desinflarse tras las elecciones andaluzas. ¿Cómo lo interpreta?

-Es una buena noticia que la ultraderecha no sea necesaria. Como socialista, pero sobre todo como mujer progresista, diría que una de las pocas buenas noticias ocurridas en Andalucía es que la ultraderecha no sea necesaria.

-¿Mira de reojo a la política aragonesa? Siempre está sobre la mesa su futuro liderazgo del PSOE aragonés.

-Yo no me podía imaginar hace un año que iba a ser la primera mujer aragonesa de la historia en ser ministra . Y menos de una cartera tan importante y fundamental para el desarrollo de un país.  Y le puedo asegurar que esta cartera requiere de muchas horas de dedicación, a lo que ahora sumo la portavocía del PSOE. Me ratifico y me reafirmo: el PSOE está gobernando en Aragón con un cuatripartito y espero que vuelva a ganar el PSOE con Javier Lambán como candidato. Le ha tocado lidiar y batallar en una época no exenta de dificultades y la valoración de ese gobierno ha sido muy positiva.

-¿Pero se plantea liderar a medio plazo el PSOE de Aragón?

-Mi futuro es mi presente.

-Aragón afronta en 2023 unas elecciones autonómicas con la aparición de una nueva formación: Aragón Existe. ¿Cómo ve el panorama con este nuevo actor?

-Teruel Existe ya tiene representación en el Congreso y el Senado y ahora aparece Aragón Existe. Es una decisión que respeto y ya está. La experiencia que puedo trasladar con Teruel Existe, desde el Ministerio de Educación, es que he encontrado un interlocutor con el que ha sido posible llegar a acuerdos. Como gobierno, también nos ha apoyado en los Presupuestos y nos hemos encontrado con un partido con el que se puede dialogar.

-Las encuestas avanzan que todo estará muy fragmentado…

-A veces explico a mis colegas en el Consejo de Ministros que en Aragón hay una larga y fecunda trayectoria de gobiernos en coalición, con lo cual, la fragmentación que nos encontremos será la que decidan las aragonesas y los aragoneses.

El redactor recomienda