Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Control en uno de los accesos a Teruel capital este sábado

Policía y Guardia Civil se coordinan para establecer los controles por el cierre perimetral de la ciudad de Teruel

El dispositivo en la capital será similar al establecido el 22 de octubre

El término municipal de Teruel vuelve a estar confinado desde este sábado perimetralmente como ya lo estuvo desde el 22 de octubre y durante más de cinco semanas y para controlar las entradas y salidas se utilizará el mismo dispositivo que se puso en marcha entonces. Para coordinar su funcionamiento este viernes se celebró una reunión telemática de la Junta de Seguridad Local de carácter extraordinario, una vez conocidas las medidas que el Gobierno de Aragón anunció para poner freno al incremento de la incidencia de coronavirus en la población.

La Junta está copresidida por la alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y por el subdelegado del Gobierno, José Ramón Morro, y contó con la participación de los responsables de la Policía Local, de la Policía Nacional, la Policía Adscrita y la Guardia Civil, además del delegado territorial del Gobierno de Aragón.

En la reunión se decidió establecer un dispositivo similar al que se puso en marcha en el anterior confinamiento perimetral de la ciudad de Teruel que se compatibilizará con los trabajos para volver a la normalidad lo antes posible después de la nevada histórica y la baja de temperaturas de esta semana.

La alcaldesa, Emma Buj, recordó que está en manos de los turolenses frenar la transmisión del coronavirus y la curva ascendente de la pandemia. “Tenemos que ser muy responsables cada uno de nosotros” dijo y para ello invitó a limitar al mínimo las reuniones sociales para que lo antes posible “podamos restablecer la movilidad de la ciudad de Teruel” y pidió de nuevo responsabilidad a todos porque “estamos en una situación muy complicada”.

Por su parte el subdelegado, José Ramón Morro, que también copresidió la Junta Local de Seguridad de Alcañiz, comentó que  el objetivo de estas juntas es “distribuirse el trabajo y ver cómo se van a hacer los controles”.

En el caso de Teruel, como ya se hizo en octubre se va a reproducir el dispositivo con el inconveniente de la nieve y de las problemas que ha conllevado, indicó.

“Más allá de los propios controles en estos momentos toda la ciudadanía es conocedora de las dificultades de la Covid, ahora hay que garantizar la reducción de los contagios”, señaló por lo que consideró que ahora toca ser coherentes para reducir entre todos la incidencia de la enfermedad, con el añadido de que ya está en marcha la campaña de vacunación.

Recordó que como en la anterior ocasión a partir de este sábado se establecerán controles esporádicos de forma conjunta. La Policía Local y la Policía Nacional se coordinarán para controlar el término municipal de Teruel, mientras que la Guardia Civil tendrá que realizar también los controles perimetrales a nivel provincial y autonómico, ya que continúan los confinamientos en estos ámbitos geográficos. 

Morro recordó que en estos confinamientos de Teruel y Alcañiz se incluyen también sus pedanías.