Síguenos
Rafael Royo reconstruye el largo recorrido del 'Aragosaurus', el primer dinosaurio español Rafael Royo reconstruye el largo recorrido del 'Aragosaurus', el primer dinosaurio español
Rafael Royo Torres durante su conferencia en el Campus de Teruel

Rafael Royo reconstruye el largo recorrido del 'Aragosaurus', el primer dinosaurio español

Actividad de las Jornadas El Patrimonio no se rindeen el Campus universitario

El profesor de la Universidad de Zaragoza en el Campus de Teruel, y que fue paleontólogo de la Fundación Conjunto Paleontológico de Teruel-Dinópolis durante dos décadas, Rafael Royo Torres, reconstruyó este miércoles en una conferencia el largo recorrido del hallazgo e investigación científica del primer dinosaurio definido en España, Aragosaurus ischiaticus. Lo hizo en el marco de las Jornadas El Patrimonio no se rinde, que bajo la denominación Teruel Fiesta de la Historia se celebran desde el pasado 19 de octubre organizadas por el grupo de investigación Argos de la Universidad de Zaragoza.

Royo, que ha participado en las investigaciones de este dinosaurio cuando en la década pasada la Fundación Dinópolis, a la que pertenecía, volvió a excavar el yacimiento original donde se encontraron sus huesos hace casi un siglo, ofreció un minucioso recorrido por lo que ha sido la historia de este dinosaurio desde que empezaron a aparecer los primeros fósiles a raíz de las obras de construcción de la carretera, se identificaron los mismos como pertenecientes a un gran saurópodo y en las últimas décadas se ha procedido a su estudio científico.

Charla

La charla, titulada Enseñanza y aprendizaje con un dinosaurio histórico, Aragosaurus ischiaticus, pretendió mostrar cómo las investigaciones científicas en ocasiones son largas y no constituyen un camino recto. Además, Royo incidió en que Aragosaurus se ha convertido en un icono de la paleontología, al ser el primer  dinosaurio que se definió en España, en el año 1987, y que además de ser un recurso científico lo ha sido educativo y social, por el desarrollo que ha permitido al territorio.

En su exposición presentó algunos recursos inéditos, como fotografías de cuando se expusieron algunos de sus fósiles en Teruel en la primera mitad de los años 80, o un mapa de la excavación con una reconstrucción aproximada de dónde han ido apareciendo todos sus huesos a lo largo de la historia en el yacimiento de Las Zabacheras, en cuya última excavación participó en 2014 trabajando como paleontólogo de la Fundación Dinópolis.

Se remontó hasta los años veinte del pasado siglo cuando al construirse la carretera que va a Galve aparecieron los primeros huesos, que en los años 50 identificó como pertenecientes a un dinosaurio el vecino de la localidad José María Herrero, de quien destacó que fue quien lo valoró y lo dio a conocer a la comunidad científica.

Se refirió a todos los investigadores que han participado en su estudio a lo largo del tiempo, y cómo se ha ido avanzando en el mismo, incluida su nueva datación en el tiempo geológico.