Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La intervención actuará en el Arquillo, fuente, arca y arquetas de la traída de aguas que va por el casco urbano

Recuperar parte de la traída de aguas de Teruel supondrá una inversión de más de 200.000 euros

Un proyecto centra la intervención en el Arquillo y elementos próximos

Dentro de los proyectos de intervención del patrimonio histórico de la ciudad que se incluyeron en la Estrategia Edusi destaca la recuperación de elementos de la antigua traída de aguas desde la peña el Macho que se ubican en el interior del casco urbano y que está considerada BIC. Se trata de recuperar el Arquillo, en el barrio del Carrel, y otros elementos como arquetas y una arca en el entorno próximo, además de la fuente del Calvario.

El proyecto incluirá la eliminación de elementos perturbadores del monumento así como la eliminación de la jardinería, que será sustituida por otra, incluso se ampliará el arbolado existente. Pero los actuales ejemplares tienen que retirarse para poder llevar a cabo la consolidación de la estructura y evitar que las raíces puedan ocasionar lesiones en las fábricas. 

La intervención en las canalizaciones tratará de dar salida al agua que se acumula en su interior, ya que no existe en la actualidad una salida propia, lo que acarrea problemas de infiltraciones. El proyecto plantea dar salida a ese agua en la zona del jardín, donde puede permanecer oculta.

Como ya se ha hecho en otras fases de recuperación de la traída de aguas, se reconstruirá el perfil de paso del agua con mortero de cal sobre la que se colocará una capa de impermeabilización y se revestirá con ladrillo cerámico macizo y  bóveda.

En el muro del arquillo se retirarán los morteros no históricos o dañinos y los históricos que se encuentren en mal estado se retirarán si no pueden ser consolidados.

En el arca se repondrán las piezas localizadas en el entorno. El interior se limpiará y se cubrirá con piezas de piedra caliza. 

En cuanto a la fuente del Calvario, se limpiarán las juntas de ladrillo y se repondrán con mortero de cal. Se instalará un nuevo caño si no se puede utilizar el actual y se reparará  y limpiará la cantería. Se recuperará el volumen del muro.

 El Ayuntamiento ya dispone  de este proyecto, valorado en 208.000 euros, y que ha sido redactado por el arquitecto alcañizano José Ángel Gil, redactor también de los últimos proyectos de recuperación de la muralla. Su redacción salió a licitación por lotes en un paquete de tres proyectos de rehabilitación del entorno de la muralla y su entorno, que se financiarán al 50% con fondos europeos Feder en el marco de la Edusi.

La traída está catalogada como Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento por el acueducto de los Arcos, pieza clave del entramado. Quedará después pendiente la recuperación del tramo que conecta con la Fuente del Macho, fuera del casco urbano de la ciudad.