Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Repollés dice que la evidencia científica no respalda los cribados masivos Repollés dice que la evidencia científica no respalda los cribados masivos
La consejera de Sanidad, Sira Repollés, durante su intervención del viernes en las Cortes de Aragón

Repollés dice que la evidencia científica no respalda los cribados masivos

Marín (PP) critica que en Teruel no hayan tomado medidas ante los graves datos

La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, defendió ayer en las Cortes autonómicas la gestión de las políticas de Salud Pública en Teruel ante la importante incidencia del coronavirus en esta provincia y aseguró que no se han hecho cribados masivos porque “la evidencia científica no respalda” esta práctica “como medio de control de una pandemia”. Frente a ello defendió a detección precoz de los casos, su trazabilidad y el seguimiento de los casos y en este sentido aseguró que cuatro de las cinco zonas de salud donde más pruebas se han hecho en relación a sus habitantes son turolenses.
Repollés respondía así a una interpelación realizada por la diputada del PP Ana Marín quien lamentaba las deficiencias sanitarias de la provincia y criticaba que solo se hayan tomado medidas restrictivas sin acompañarlas de otras “propositivas” para mejorar la grave situación epidemiológica de la provincia y “lanzar un mensaje tranquilizador” a los turolenses.
Precisamente, Marín recordó que desde el PP se propuso que en los municipios confinados, en este caso en Alcañiz y Teruel se hicieran test masivos, algo que aseguró también demandaron muchos sanitarios. “Con estas pruebas podemos ser capaces de detectar quienes tienen el virus y son asintomáticos y aislarlos para evitar esta propagación”, argumentó, que puso como ejemplo la iniciativa llevada a cabo en Palencia.
La parlamentaria popular reprochó al Gobierno que algunos responsables del ámbito sanitario adujeran que “el quebranto económico era superior al resultado que se podía obtener”. 
“Lo único que han hecho ante la situación preocupante de provincia es dejar pasar el tiempo. Se han sentado a esperar y como la situación no había mejorado,  han mantenido las medidas restrictivas, han cambiado la fecha boletín y se han vuelto a sentar a esperar”, acusó Marín.
Sin embargo, la consejera de Sanidad defendió la gestión de Salud Pública en la provincia y negó que el motivo por el que no se han hecho cribados masivos haya sido “un problema de recursos” sino porque “no tiene rentabilidad diagnóstica” de cara al control de la pandemia. Reconoció que si bien la evolución de Teruel ha sido similar a la de Aragón durante toda la pandemia esto ha cambiado desde mediados de enero cuando se han registrado incidencias mucho más elevadas en el sector Teruel en las zonas de Calamocha, Utrillas, Teruel Centro y Teruel Ensanche y en el sector Alcañiz, en Alcañiz y Calaceite.
Ante esta situación, Repollés aseguró que se habían tomado “medidas progresivas y proporcionadas, valorando los indicadores”. Recordó que en los municipios de Teruel y Alcañiz se adoptaron los confinamientos perimetrales una medida que en municipios más pequeños no se consideró apropiada “por las dinámicas propias del medio rural”. Sin embargo, explico que sí se reforzaron los centros de salud y los controles de las fuerzas de seguridad del Estado. Además, de un contacto estrecho con los alcaldes de los municipios más afectados.
Respecto a la realización de pruebas diagnósticas, la consejera defendió la labor realizada en la provincia y puso como ejemplo las pruebas en el polideportivo de Alcañiz dirigidas a los contactos de casos escolares y destacó que cuatro de las cinco zonas de salud donde se han hecho más PCR en relación a la población son turolenses: Utrillas, Teruel Ensanche, Cedrillas y Teruel Centro.
En momento más tenso entre la consejera de Sanidad y la diputada del PP se produjo por las ambulancias en Teruel. Marín volvía a criticar que la provincia solo disponga de una ambulancia Covid, a pesar de que en noviembre se aprobó una Proposición no de ley en el parlamento aragonés para que se reforzara. Y lo achacó “a la inacción” del Gobierno para resolver las carencias de la sanidad turolense.
Pero la consejera negó que existan ambulancias Covid, que todas las ambulancias “atienden  pacientes Covid y no Covid” y afeó que esta denominación se debe “a maldad o ignorancia”. Recordó que hay 53 ambulancias en la provincia (23 de transporte urgente y 28 para actividad programada) y aseguró que muchas de ellas hay días que no se activan.