Síguenos
Reto Demográfico asegura que cerca de 300.000 personas se han instalado en los pueblos con sus políticas Reto Demográfico asegura que cerca de 300.000 personas se han instalado en los pueblos con sus políticas
La ministra Teresa Ribera durante su comparecencia en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico del Congreso de los Diputados

Reto Demográfico asegura que cerca de 300.000 personas se han instalado en los pueblos con sus políticas

Acceder a todos los servicios en 30 minutos es el nuevo reto de la ministra Ribera para esta legislatura
banner click 244 banner 244

La ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico (Miteco), Teresa Ribera, aseguró en el Congreso de los Diputados que cerca de 300.000 personas se han instalado en los pueblos desde el año 2018 gracias a las políticas de lucha contra la despoblación aplicadas por los gobiernos socialistas. Lo dijo durante su primera comparecencia en esta legislatura en la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico de la Cámara baja. Aclaró que no era suficiente y que quedaba todavía mucho por hacer, pero que se veían ya resultados de las políticas implementadas desde el Ejecutivo central. Fijó también para esta legislatura el reto de facilitar el acceso a todos los servicios en 30 minutos desde cualquier parte del territorio a través de cabeceras comarcales. La oposición le cuestionó esos logros y el Partido Popular le reprochó que fuese una “amenaza” para el reto demográfico, aunque el grueso del debate se centró en la política energética.

Teresa Ribera en su primera comparecencia parlamentaria en meses, debido a la situación de interinidad del Gobierno en funciones hasta la constitución del nuevo Ejecutivo, hizo una valoración positiva de las políticas del reto demográfico que se han venido aplicando y consideró que se está en la línea de revertir el proceso de despoblación, si bien recalcó que aunque se han dado pasos importantes queda por delante muchísimo trabajo.

La ministra valoró las actuaciones que se han llevado a cabo con el Plan de Recuperación, en el que se inscribe el Plan de 130 medidas frente al reto demográfico, para acompañar a los pequeños municipios a la hora de desarrollar infraestructuras municipales a las que de otra manera no habrían tenido acceso, así como el impulso de otras políticas como la creación de Centros de Innovación Rural o Campus Rural, que han contribuido a cambiar la mirada y percepción que se tenía de las zonas rurales.

Aseguró que los esfuerzos realizados desde el año 2018, cuando llegaron los socialistas al Gobierno, “empiezan a traducirse en cambios en la tendencia demográfica de las áreas rurales y los pequeños municipios”.

Lo “más significativo”, dijo, ha sido la “llegada de nuevos pobladores al medio rural, que ha recibido cerca de 300.000 personas desde 2018”. Destacó que tres de cada cuatro municipios están teniendo un “saldo migratorio positivo”, con especial incidencia en los de menos de 5.000 habitantes, que aseguró que “han sumado más de 100.000 habitantes” desde que se iniciaron estas políticas.

Ribera consideró que ahora hay que “asegurar que las políticas en materia de reto demográfico tengan un mayor impacto en el medio rural y en la cohesión territorial”, y se fijó como objetivo para esta legislatura el programa  “un país de 30 minutos”, que implica que todos los ciudadanos, con independencia de donde vivan, tengan acceso a todo tipo de servicios a ese tiempo como máximo.

La propuesta está recogida en el pacto de gobierno con Sumar como ya anunciaron en su día, y es una de las líneas de trabajo programáticas aprobadas el pasado fin de semana en la convención política de los socialistas celebrada en Galicia. Fue una de las propuestas que el movimiento de la España Vaciada, surgido de la manifestación en Madrid del 31 de marzo de 2019, hizo en su Modelo de Desarrollo.

El reto es “asegurar la presencia de los servicios básicos a una distancia no mayor de 30 minutos del lugar de residencia de cada uno”, según explicó la ministra en la Comisión de Transición Ecológica. Para ello aseguró que será preciso “abordar un cambio en la movilidad sostenible del medio rural para garantizar el acceso a estos servicios”.

Equipamientos en el territorio

Apuntó que eso requerirá escuchar y trabajar con el resto de instituciones y actores privados de diferente índole para identificar las áreas funcionales “que resulten lo más acertado posible para garantizar la prestación de servicios”, y que posibiliten una “adecuada distribución del equipamiento en el territorio”.

A ello añadió que hay que seguir impulsando “oportunidades de empleo y emprendimiento” a través de formaciones especializadas y la “innovación” para dinamizar los territorios rurales. La mejora de acceso a la vivienda es otro aspecto sobre el que incidió y que recordó que se están haciendo ya cosas en esa línea, como las políticas de apoyo a la rehabilitación, la movilización del stock de viviendas o el desarrollo de nuevas formas residenciales.

Habló también de seguir apostando por la red de Centros de Innovación Territorial, como el que funciona en Teruel a través de un convenio con la Diputación Provincial, y abogó por la creación de un “nodo central” de apoyo. Todo ello unido a la formación de lo que denominó “activadores territoriales” que trabajen en la especialización de los territorios y la generación de sinergias entre los distintos centros de la red.

La ministra puso énfasis también en facilitar el arraigo de la población en el medio rural facilitando su asentamiento a través del desarrollo de nuevas actividades o la colaboración en la puesta en marcha de proyectos pilotos.

En un segundo turno de su intervención incidió en las políticas que se han desarrollado también en conectividad y en la necesidad de que las soluciones “deben partir de abajo a arriba” y ser acompañadas por la administración desde sus distintos niveles. Indicó que han destinado más de 1.150 millones de euros para la conectividad digital y casi 360 millones en programas de eficiencia energética en municipios de menos de 5.000 habitantes. Insistió en que “hay muchas cosas por hacer todavía” y en la necesidad de prestar una “particular atención a los pequeños municipios”.

Críticas del PP

Entre los grupos de la oposición fue el PP el que reaccionó de forma más crítica con las políticas del Gobierno en materia de despoblación. Finalmente no intervino la portavoz del PP en esta comisión, la turolense Raquel Clemente, sino Juan Diego Requena, cuya intervención adquirió un tono político más genérico y de reproche por las críticas que Ribera hizo al juez García Castellón.

En materia de lucha contra la despoblación, Requena reprochó a la ministra que fuese una “amenaza para el reto demográfico y el medio rural” puesto que no había hecho nada. Le instó a que explicase un “solo logro” conseguido para afrontar la despoblación y le sugirió que siguiese el modelo de Galicia e imitase sus políticas. Además, le afeó que la Ejecutiva del PSOE hubiese eliminado la secretaría de Reto Demográfico para unirla a Política Municipal, algo, dijo el portavoz popular, que supone dejar de tratar el problema como una cuestión de Estado.

El portavoz del PSOE, Luis Alfonso Rey de las Heras, defendió las políticas del Gobierno que siguen, según manifestó, la “máxima del PSOE de que nadie se quede atrás viva donde viva”. En contestación al diputado popular, aseguró que la realidad de los territorios despoblados era muy distinta de la que Requena había expresado en la comisión, y que en el territorio había gente del PP que estaba “elogiando” proyectos del reto demográfico.