Síguenos
Sale a licitación la reforma del pabellón de internos válidos de la residencia Javalambre Sale a licitación la reforma del pabellón de internos válidos de la residencia Javalambre
La residencia Javalambre de Teruel remodelará el pabellón de válidos para crear tres unidades de convivencia

Sale a licitación la reforma del pabellón de internos válidos de la residencia Javalambre

Se invertirán 4 millones de euros para crear tres unidades de convivencia

El Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS) ha sacado a licitación la primera fase de las obras de reforma de las plantas tercera, cuarta, quinta y sexta del pabellón de válidos de su residencia de personas mayores Javalambre de Teruel, para la implantación de un nuevo sistema de atención a los mayores dependientes que busque la calidad de vida a través de la atención centrada en la persona mediante las llamadas unidades de convivencia. La remodelación, que cuenta con financiación europea a través del Fondo de Recuperación, Transformación y Resiliencia, tiene un presupuesto base de licitación de 4.031.186 euros (impuestos incluidos).

Las empresas pueden presentar sus propuestas hasta el 8 de enero y el plazo de ejecución de los trabajos es de once meses.

La residencia de personas mayores Javalambre es un edificio de once plantas sobre rasante de unos 30.000 metros cuadrados, con un total de 562 plazas que fue terminado en 1984.

Con una planta y alturas repartidas de forma irregular, está dividido en un pabellón de válidos y otro de asistidos, unidos por pasillos y espacios comunes hasta la planta cuarta.

La reforma que se va a realizar ahora con el proyecto redactado por Javier Pastor Aula se centra en el pabellón de válidos que tiene una forma sensiblemente alargada y un perfil escalonado, que va disminuyendo su profundidad conforme va ascendiendo. La mayor parte de las habitaciones están en la fachada principal del pabellón, la cual tiene orientación sur. En el interior, un gran hueco vertical que va perdiendo sección conforme se asciende en el edificio, comunica interiormente las ocho plantas del pabellón.

Habitaciones

Las habitaciones del pabellón de válidos son alargadas, con un baño por cada habitación, con mucha división interna, por lo que no son aptos para personas con movilidad reducida. El acceso a estas habitaciones se realiza por unos pasillos que recorren el gran hueco vertical.

En el extremo este se sitúan las salas de estar en cada planta, mientras que en el extremo oeste existen estancias auxiliares como almacenes, baños geriátricos, oficina de médico u otros usos, según las plantas.

Las obras suponen la demolición parcial del interior de las plantas tercera, cuarta y quinta, manteniendo la estructura de hormigón existente y la creación de tres nuevas unidades de convivencia, una en cada planta. Cada unidad dispondrá de doce habitaciones individuales y dos dobles, todos con baños adaptados, un comedor con office, una sala de estar con terraza, baño geriátrico y almacenes.

Además, se adaptarán otros espacios a las necesidades actuales y futuras de la residencia, con reforma de la zona médica en la tercera planta, la coordinación de enfermería en las plantas tercera y cuarta, y los cuartos de las enfermeras y auxiliares en las distintas plantas. En la planta segunda se reforma un núcleo de aseos comunes.

La superficie total en la que se actuará será de algo más de 4.300 metros cuadrados.

Se demolerá toda la tabiquería y carpintería interior, se levantarán todas las instalaciones, así como el suelo. Se tendrá especial cuidado en no interferir con el resto de instalaciones del edificio, que se mantendrá en uso.

La tabiquería será de tabiques de placas de yeso laminado con aislamiento de lana mineral intermedio, salvo algunos casos de uso de ladrillo como continuidad de los existentes.

La fachada exterior sur, que es inclinada, presenta actualmente problemas de humedades, por lo que prevé la creación de antepechos con paneles de aluminio y alma intermedia de baja densidad con paneles de gran formato con despiece continuo de muro a muro. Por el interior se rematará con gres de gran formato.

En las paredes, las zonas no húmedas estarán pintadas. En los aseos de usos común y zonas de protección de los cuartos de limpieza, estarán alicatados. En los baños de las habitaciones y baño geriátrico las paredes serán vinílicas y soldadas, para obtener la completa estanquidad.