Síguenos

338_1200x150incendios.gif banner click 338 banner 338

347_1200x150-festivales-verano.gif banner click 347 banner 347

Sandra Sánchez Muñoz, psicóloga y gerente del Espacio Itaca: “Mientras no haya visibilidad del deporte femenino, el cambio va a ser difícil” Sandra Sánchez Muñoz, psicóloga y gerente del Espacio Itaca: “Mientras no haya visibilidad del deporte femenino, el cambio va a ser difícil”
La psicóloga de Espacio Ítaca Sandra Sánchez impartió una charla sobre deporte y mujer en el Campus de Teruel

Sandra Sánchez Muñoz, psicóloga y gerente del Espacio Itaca: “Mientras no haya visibilidad del deporte femenino, el cambio va a ser difícil”

“No hay una equidad real si la parte económica no es igual para hombres y para mujeres”
banner click 244 banner 244

La Federación Aragonesa de Baloncesto y el Instituto Aragonés de la Juventud, con la colaboración de Unizar Deportes, Espacio Ítaca, La Salle Teruel e Ibercaja, organizaron la charla Mujer, Deporte de Igualdad, que tuvo lugar el pasado miércoles, 30 de marzo, en el edificio de Bellas Artes de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas del Campus de Teruel. La actividad estaba encuadrada en el Programa Mujer, Deporte e Igualdad y fue impartida por Sandra Sánchez Muñoz, psicóloga y gerente del Espacio Ítaca, que trabaja sobre procesos de igualdad y equidad de género. La sesión trató sobre el fracaso deportivo de la mujer y sus causas como la desigualdad salarial. La entrada a la charla fue gratuita y estuvo dirigida a deportistas, entrenadores, árbitros, directivos, madres, padres y aficionados en general.

-¿Cuáles son las principales barreras que se encuentran las mujeres deportistas?

-Las mujeres deportistas se encontrarían las mismas barreras que en las diferentes áreas se encuentra la mujer en la sociedad, es decir, las barreras de la conciliación, educativas, del abandono que se puede provocar antes por los efectos de la familia, los efectos sociales... El deporte no es más que un conglomerado del resto de los efectos sociales que hay. Sí que es cierto que a lo mejor hay personas que pueden decir, bueno hay más igualdad ahora, pero tenemos que alcanzar una equidad que sería que pudiéramos tener los mismos recursos, en cuanto a poder ir a la cancha, horarios, techo de cristal, etc.

-En los últimos años ha habido un auge del deporte femenino. Se sigue más pero al final las deportistas no tienen las mismas condiciones que los deportistas del mismo nivel masculino.

-Claro. Si nos preguntara alguien diría, el partido nos lo pagan igual, pero luego los espónsor no son lo mismo. No es lo mismo un espónsor, por ejemplo en el baloncesto, en Pau Gasol que en una profesional de su misma alta gama. No hay detrás de esa persona tanta parte económica, por lo tanto, no hay una equidad real.

-¿Es más complicado mantenerse en la alta competición para las mujeres?

-Sí. Una de las preguntas que hacemos en el taller que es muy interesante es: ¿Cómo te imaginas a una persona deportista? Y casi todo el mundo imagina un hombre porque el deporte se asocia a una serie de características de fortaleza, parte varonil,... se asocia mucho a un estereotipo de hombre, dejando la parte de la mujer a un lado, que no por ello no somos fuertes.

-¿Desde la infancia se tienen estos sesgos? ¿Es más difícil que las chicas quieran ser deportistas profesionales?

-Sí, además hay estudios que avalan que también lo que ocurre de alguna manera es que en los niños puede haber más competición y las niñas quieren desarrollar equipos en los cuales conozcan gente, haya como un grupo, camaradas. Se ha visto en los estudios que las niñas no tienen tanto acceso a este tipo de actividades y que, al final, si nos fijamos, en la orientación profesional futura, ellas no encuentran espacio. Desde que eres pequeña ves que en el futuro si te quieres dedicar al área profesional del deporte no hay referentes, en la televisión lo que vemos son hombres jugando a deportes, no vemos mujeres jugando a deportes. Por lo tanto, tienes un techo constante y una frustración.

-¿Cómo se puede cambiar esta tendencia?

-Primero, ser conscientes y buscar aliados y aliadas, personas que de alguna manera se alíen al ver que existe esta realidad. Si somos capaces de ver que existen realidades distintas o que existen esta serie de circunstancias, ya vamos a hacer mucho. Una de las cuestiones es el lenguaje. El lenguaje es importante, si incluimos a las mujeres en el lenguaje usado, cuando hacemos unas jornadas, cuando se junta el equipo directivo, ya vamos a incluirlas, ya va a ser una realidad el que las mujeres existen en ese espacio. Luego también con actitudes y comportamientos. El lenguaje es uno de ellos pero hay muchas más actitudes y comportamientos. Y con recursos, que puedan tener los mismos horarios a la hora de entrenar, que no exista una ventaja de un sexo respecto al otro, sino que haya una equidad.

-La maternidad es muchas veces el momento en el que abandonan las deportistas, ¿verdad?

-Sí, las deportistas abandonan en ese momento porque la conciliación es una representación de lo que ocurre socialmente en factores como el trabajo. Su trabajo es el deporte y muchas de ellas no se pueden dedicar porque tienen que conciliar y es algo imposible, no difícil.

-¿Se están rompiendo techos de cristal en este tema? Por ejemplo, Ona Carbonell que es un referente ha incidido mucho en la maternidad.

-Sí. Se van consiguiendo pequeños hitos. Hay un documental muy bonito que es La niña del gancho, que cuenta la historia de Encarna Hernández, pionera del baloncesto. Ella decía que, apesar de que hemos avanzado, quedaba muchísimo por hacer. En cuanto a la indumentaria, en cuanto a los espacios, en cuanto a las horas en las que se retransmite el deporte... Hay muy poca visibilidad. Mientras no haya visibilidad el cambio va a ser difícil porque no se ve. Entonces, hay cambios, sí, lo que pasa es que aún tiene que haber muchos más cambios.