Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Obras del nuevo hospital de Teruel en El Planizar de la capital

Sanitarios y vecinos reclaman una mejora real del proyecto del nuevo hospital de Teruel

Esperan que la necesidad de volver a licitar el lote de obra civil se aproveche para modernizarlo

Los profesionales sanitarios y las organizaciones vecinales mostraron su sorpresa por el anuncio realizado por la consejera de Sanidad, Sira Repollés, de que será necesario volver a licitar el lote 2, de albañilería y tabiquería, de la obra del nuevo hospital de Teruel, ante la negativa de la empresa adjudicataria de ejecutar los trabajos, ante este nuevo contratiempo consideran que se debe aprovechar esta circunstancia para mejorar el proyecto y tener un centro moderno y que de respuesta a las necesidades sanitarias futuras corrigiendo las deficiencias que se habían denunciado en los últimos meses.

El presidente del Colegio de Médicos de Teruel, Ismael Sánchez, reconoció su “sorpresa” al conocer la noticia sobre el hospital ya que, a los pocos días de que la nueva consejera tomara posesión, los presidentes de los colegios de médicos de la Comunidad se reunieron con ella y hablaron de las dos infraestructuras de la provincia pero Repollés no le mencionó nada sobre las dificultades con la empresa.

Sánchez explicó que en ese encuentro le había comentado a la titular de Sanidad que varios facultativos del Hospital Obispo Polanco le habían trasladado su inquietud por la distribución de espacios en diferentes servicios que consideraban inadecuados y otras necesidades. “Aproveché para decirle que con la pandemia hemos aprendido que los centros sanitarios deben tener dos circuitos por si hay enfermedades contagiosas y hablamos de que las habitaciones individuales deberían suponer entre el 80 y el 90% del total, y tomó nota de todo”, explicó Sánchez.

El presidente de los médicos turolenses señaló que no conoce el motivo por el que la empresa no quiere ejecutar el contrato pero se mostró partidario de aprovechar la nueva licitación para incorporar estas mejoras, que a su parecer, “no retrasaría mucho ni supondría un gran coste”.

Ismael Sánchez se mostró partidario de que este tipo de propuestas como los dobles circuitos y las habitaciones individuales también se deben tener en cuenta en la nueva licitación del hospital de Alcañiz.

Desde la junta de personal del Obispo Polanco, Jesús Martínez Burgui, señaló que es importante “encontrar soluciones a los problemas” y que es “imprescindible” una reforma en el proyecto planteado para el nuevo centro sanitario.

“Con la pandemia de la Covid-19 hemos visto que tenemos 75 camas y que no se podía usar el hospital para otras cosas y esto no puede pasar en el hospital nuevo y eso pasa por habitaciones individuales y por que una parte del hospital pueda aislarse del resto”, argumentó.

Por ello, Martínez-Burgui insistió en que se está en el momento para poder mejorar y demandó que se escuche para ello a los profesionales y confió en que no se hagan solo pequeños cambios que no resuelvan las necesidades reales porque “no sería ético”.

Desde la federación de vecinos San Fernando de Teruel, que ha reclamado desde hace tiempo el modelo habitacional individual y otras mejoras para el hospital, se considera un nuevo contratiempo lo ocurrido con el lote 2 de la obra que lleva 20 años en  tramitación pero se argumenta que hay que verlo como una oportunidad, ante las declaraciones de Repollés sobre la mejora del proyecto. 

“Veníamos sosteniendo que el modelo de hospital no era el más moderno y de alta calidad y la noticia buena es que tenemos una oportunidad de mejorar el hospital”, señaló Pascual Giménez, colaborador de la Federación que insistió en que “lo importante es que el hospital se haga en las mejores condiciones y Teruel tenga de verdad un hospital del siglo XXI”. 

Por eso Giménez, insistió en que se debe ser ambicioso en el nuevo planteamiento. “Lo que pedimos es que se haga una modificación o ampliación que implique más espacio y realmente aumento de las superficies y nuevas redistribución”, comentó.

Los vecinos también apuestan porque se recupere el espíritu del plan funcional de 2007 en el sentido de escuchar y atender las demandas de los profesionales sanitarios.