Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Tomás Guitarte se dirige a la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, antes de intervenir en el pleno de la Cámara la semana pasada

Seis meses complicados por el Covid, pero con expectativas para el desarrollo de la provincia

TE y PSOE valoran la sensibilidad y receptividad del Gobierno, mientras que el PP lo cuestiona

Nunca antes había estado tan presente el nombre de Teruel en la política nacional ni se había hablado tanto de la provincia en las Cortes Generales como durante los primeros seis de esta legislatura desde que se formó el Gobierno a principios de este año. Ha sido un semestre complejo y atípico, marcado por la pandemia del Covid y la profunda crisis económica a la que ha empujado, además de la catástrofe humanitaria por las muertes que ha causado. No obstante, se han generado expectativas con los acuerdos conseguidos en el Congreso en cuestiones como el   impulso del Pacto de Estado por la España Vaciada, o la toma en consideración de la perspectiva territorial y la despoblación en los dictámenes de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del país.

La agrupación de electores Teruel Existe, que fue la formación más votada en las elecciones de noviembre del pasado año y que fue clave para la elección de Pedro Sánchez como presidente, así como el PSOE, valoran la sensibilidad y receptividad que está mostrando el Gobierno hacia la provincia y las carencias de la llamada España Vaciada. Ven expectantes el futuro pero con la confianza de que la inyección de los fondos europeos pueda ser determinante para dar un giro a las políticas que se habían venido practicando hasta ahora.

En cambio, desde el PP no se ve con los mismos ojos lo que está pasando. Es la tercera fuerza política que obtuvo representación en los comicios generales, y su representante por la provincia cuestiona y critica estos seis primeros meses desde que se formó Gobierno, marcados por la pandemia del coronavirus, pero en los que se han agravado los problemas de la provincia, como pone de manifiesto, argumentan, el cierre de la térmica sin que previamente se hayan puesto soluciones sobre la mesa a la pérdida de los puestos de trabajo.

Críticos con la gestión

Teruel Existe también es crítico con la gestión en transición justa porque al final llegó el cierre sin que hubiese soluciones, mientras que los socialistas defienden que hay ya en marcha proyectos como los de las energías limpias que se están prodigando por toda la provincia.

Seis meses después de que arrancase la legislatura una vez que se consiguió formar gobierno, las tres formaciones que por la provincia de Teruel están representadas en el Congreso, hacen balance de un tiempo que pasará a la historia no precisamente por el optimismo debido al zarpazo que ha supuesto el Covid-19. 

Es un golpe que nadie se esperaba, y cuya salida no está clara a pesar del balón de oxígeno que supone el acuerdo europeo alcanzado hace una semana. Pero esta vez Teruel está mejor posicionado, al menos, en el complejo escenario de la política nacional, donde una provincia pequeña se está dejando oír en Madrid y no solo para hablar de ella sino de todos los problemas que comparte con otros territorios similares.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, reconoce que cuesta ser escuchado, a pesar de que el voto de esta agrupación de electores fue determinante para que se formase gobierno. De no haber sido así, quién sabe lo que hubiese pasado en España con un gobierno en funciones cuando estalló la pandemia y con un escenario político tan convulso.

El parlamentario del PSOE, Herminio Sancho, asegura que la provincia ha ganado con este Gobierno en receptividad y en atención. Afirma que sus encuentros ministeriales son constantes y que tiene hilo directo porque hay un interés por resolver los problemas de Teruel. 

Sancho pone como ejemplo uno de los caballos de batalla que como político lleva tiempo peleando, la reforma de la PAC con un modelo planteado desde Aragón y que él mismo ha defendido en varias ocasiones ante el ministro de Agricultura, Luis Planas. El anuncio hecho en la sectorial celebrada a finales de la semana pasada es un indicio de que las cosas se están haciendo bien y serán favorables para la provincia, afirma Sancho, quien asegura que aparte de lo anunciado “me atrevería a decir que vendrá algo más”.

En el otro extremo se sitúa el PP, la tercera fuerza que consiguió representación por la provincia en el Congreso en esta legislatura, y que a diferencia de Teruel Existe y el PSOE considera que las cosas no están yendo bien para los turolenses, sino todo lo contrario. El diputado popular Alberto Herrero pone como ejemplo que se haya cerrado la térmica sin alternativas, y sentencia con contundencia que han sido “seis meses desastrosos para la economía española y de hecatombe para la provincia de Teruel”.

Giro en la política nacional

Mientras el PP incide en el cierre de la térmica en estos meses, después de lo que ha supuesto la pandemia, Teruel Existe y el PSOE ponen en valor el giro que la política nacional ha dado respecto a la provincia. La agrupación de electores pone como ejemplo la moción sobre el Pacto de Estado por la despoblación, además de por el hecho de que se haya tenido en cuenta por fin la perspectiva del equilibrio territorial en los dictámenes de la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social, que será lo que marcará las políticas del resto de la legislatura. 

“Estamos todavía en la parte de las decisiones de palabra, pero muy encaminados a que de verdad se acometan los hechos”, afirma Guitarte. Eso sí, advierte que “nadie piense que pecamos de ingenuos, lo que hay que exigir es que eso se plasme en inversiones de verdad y en hechos”.

El socialista Herminio Sancho es muy optimista y en el caso del cierre de la térmica que tanto critica el PP, asegura que se está ya con la transición justa y que “el tiempo nos dará la razón, habrá proyectos importantes para Teruel que nos harán minimizar lo que ha sido el cierre de la minería y de la central térmica; tenemos que ser capaces de generar lo mismo o un poco más”.

En cambio, el popular Alberto Herrero incide en que “nada bueno está pasando desde que ha llegado el Gobierno social comunista de Sánchez, que se ha acentuado con la situación del Covid, y nada bueno va a llegar en el futuro”. El acuerdo alcanzado en Europa es un “rescate en toda regla”, según el parlamentario del PP. “Ojalá me equivoque, pero Teruel va a salir gravemente perjudicada”, afirma.

Sancho rechaza esa percepción del diputado popular y considera que no responde a la realidad. Opina a este respecto que la oposición está “anteponiendo el resultado inmediato de intentar hacer daño a un Gobierno, y esa gente al final lo pagará”.

El diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, lamenta los estragos causados por la pandemia y que la crisis sanitaria haya condicionado el funcionamiento ordinario de las Cortes Generales en este tiempo. Considera, no obstante, “importante” el trabajo que se ha hecho para evidenciar “el problema del equilibrio territorial que nos ha llevado a la despoblación”, y que además de su injusticia “nos empobrece como país”.

“Esa perspectiva del reequilibrio territorial de la que hablamos creo que hemos conseguido que esté presente entre toda la clase política y el Gobierno”, afirma el representante de la agrupación de electores, que pone como ejemplo el hecho de que la moción por el Pacto de Estado salió adelante “sin ningún voto en contra, casi por unanimidad, salvo la abstención de un grupo”.

Valora Guitarte que esa iniciativa se haya aprobado en los seis primeros meses, cuando buena parte de la actividad ha estado condicionada por la pandemia, lo que no ha impedido el trabajo parlamentario. En este sentido, el diputado de la agrupación de electores considera que desde las Cortes se ha visto que Teruel Existe ha ido allí a trabajar haciendo propuestas para resolver los problemas que denuncia.

Guitarte reconoce, no obstante, que la tarea no es fácil y requiere “persistencia y constancia”, puesto que a “a los grupos sociales minoritarios las cosas no se les regalan sino que son fruto de mucho trabajo”. Añade que habrá que “estar muy encima”, pero cree que “se ha iniciado el camino de la resolución”. Pone como ejemplo que ya se está viendo cómo en los últimos acuerdos del Gobierno, “los ministerios van encaminando parte de sus medidas hacia este problema” del reequilibrio territorial.

El diputado del Partido Socialista, Herminio Sancho, hace un balance “muy, muy positivo” de los seis primeros meses del Gobierno de Pedro Sánchez. Asegura que ha encontrado sensibilidad y complicidad por parte de los ministerios que pueden afectar más a Teruel. En concreto se refiere a Transportes, donde comenta que “se escucha a la provincia, lo que pasa es que no salgo todos los días diciéndolo, y me siento atendido”. Más si cabe en el de Agricultura, en donde dice sentirse “muy, muy escuchado porque me prestan atención y me entienden”, comenta en referencia a la reforma de la PAC, que va a ir en la línea de lo planteado por Aragón y que él ha defendido en el Congreso. “Ha sido un trabajo constante y me he sentido muy respaldado por los diputados socialistas del grupo parlamentario”, afirma.

Sancho valoró igualmente del inicio de la legislatura la gestión que ha hecho el Gobierno de Sánchez de la pandemia, y destacó la repercusión positiva que para la provincia de Teruel suponen iniciativas como los ERTE, el Ingreso Mínimo Vital y la “apuesta que se ha hecho sobre ciertas infraestructuras”, entre ellas el despliegue digital.

Infraestructuras

El diputado del PP por Teruel, Alberto Herrero, asegura que si bien estos primeros meses han estado marcados por el Covid, “creo que hasta la fecha no podemos sacar pecho la provincia de Teruel de nada bueno que se esté llevando a cabo”. Señala a este respecto que infraestructuras como la variante de Alcorisa o la A-68 son proyectos que encaminó el PP y están en los presupuestos de Montoro y Rajoy de 2018, los únicos vigentes hoy.

Respecto a la moción del Pacto de Estado por la despoblación, planteada por Teruel Existe y transaccionada con otros grupos, entre ellos el PP, Herrero dice que fueron conscientes de cómo la agrupación electoral redujo las exigencias al PSOE, por lo que tampoco ven que “sea exigente la moción y favorezca los intereses de Teruel”.

Por el contrario, alerta de la subida de impuestos y los “perjuicios” que la nueva PAC va a ocasionar en los agricultores turolenses. “Vemos más sombras que luces y desde la oposición vamos a intentar reivindicar la parte empresarial y energética, y las necesidades que la provincia tiene”, afirma.

El reto de los PGE

El próximo reto que se abre en la política estatal será la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado en un Parlamento en el que no están garantizadas las mayorías absolutas, como se puso de manifiesto la semana pasada cuando el dictamen de políticas sociales para la Reconstrucción Social y Económica no consiguió salir adelante.

Es la piedra angular para poner en marcha los proyectos que tiene pendientes la provincia, puesto que las infraestructuras figuran desde hace décadas en algunos casos en los presupuestos aprobados, pero después no se ejecutan. El acuerdo de investidura de Teruel Existe con el PSOE recoge con detalle lo que debe hacerse cada año, y en la reunión de la comisión de seguimiento del acuerdo celebrada la semana pasada los socialistas garantizaron que mantienen los compromisos. La agrupación electoral quiere rascar un poco más al llegar más fondos europeos.