Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Los efectos secundarios de la vacuna todavía se están estudiando. Archivo

Sistema inmunitario, edad y sexo, claves en la reacción a la vacuna

El segundo pinchazo es el que más posibilidades genera de tener efectos secundarios
Por Ángel Herrezuelo.
El sistema inmunitario, la edad y el sexo son factores clave para que la vacuna de la covid genere reacciones adversas, que pueden ser más frecuentes tras el segundo pinchazo, ya que el engranaje puesto en marcha en el organismo con la primera dosis tiende a acelerarse. Así lo manifestó Luis Ignacio Martínez Alcorta, vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV), en una entrevista en la que detalló que la reacción a la vacuna depende de muchas características, pero se puede dividir en grandes variables: “El sistema inmunitario, que puede estar más o menos condicionado a su vez por la edad o incluso el sexo”.

El experto explicó que la misión de las vacunas es la de preparar al organismo para una siguiente exposición al virus, con una protección adecuada para que este no se manifieste con una sintomatología grave.

Las mujeres han reportado “de forma más frecuente” efectos adversos que los hombres, pero esto no ocurre solo en la vacuna del coronavirus, también en otros preparados como las vacunas antigripales, la vacuna antineumocócica, la vacuna del herpes zoster, entre otras. Aquellas personas que ya han padecido la enfermedad pueden manifestar posibles reacciones a la vacunas.

Sistema inmunológico


Pero eso es, para el experto, algo normal que “tiene su lógica”, porque el cuerpo vuelve a exponerse al agente extraño “y el sistema inmunológico vuelve a estimularse de una forma mucho más rápida y específica frente a él, porque tiene almacenada en su memoria el primer contacto ya establecido anteriormente”, añadió. Además, señaló que el segundo pinchazo de la vacuna puede dar un poco más de reacción.

Esto se explica porque el estímulo inmunológico que se genera tras la primera dosis ahora se reactiva: “El engranaje puesto en marcha tiende a acelerarse tras la segunda dosis, lo que explica que los eventos reportados sean más frecuentes”, explicó.

Sin embargo, “en el caso de la vacuna de AstraZeneca, por ejemplo, en los ensayos clínicos pivotales tras la segunda dosis, las reacciones fueron más leves y mejor toleradas que la primera”, agregó. Coincidiendo con el anuncio del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de prescindir de la mascarilla en espacios al aire libre a partir del próximo 26 de junio, la AEV pidió “prudencia”.

Desde la asociación recordaron que aún existe posibilidad de contagio: “Si estamos en un espacio abierto hacinados con otras personas no convivientes, el riesgo de contagio puede existir aunque sea menor que en un espacio cerrado”.

Uso de la mascarilla


“Todavía es muy pronto para plantearnos el hecho de que la suspensión del uso de la mascarilla pueda generalizarse”, ya que la población completamente inmunizada no llega al 50% del total. Con casi 14 millones de personas vacunadas en España con pauta completa y 22.684.911 con una sola dosis, desde la AEV animan a la población a inmunizarse porque las vacunas “se han demostrado efectivas” y ayudan a salvar vidas.

Según el último informe del Ministerio de Sanidad, más de la mitad de los españoles de 50 a 59 años están vacunados con la pauta completa. Más retrasado está el grupo de 60 a 69 en cuanto a la segunda dosis, pues, aunque comenzó antes, se pautó el preparado de AstraZeneca que requiere más intervalo entre dosis, entre 12 y 14 semanas. Respecto al siguiente grupo prioritario, el que comprende a los ciudadanos de entre 40 y 49 años, un 14,3% de ellos ya tiene la pauta completa apenas quince días después de que las primeras comunidades comenzaran a citarlos.

El redactor recomienda