Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Solicitan 3 años de prisión para una cuidadora por una supuesta estafa a un anciano Solicitan 3 años de prisión para una cuidadora por una supuesta estafa a un anciano
Un momento de la comparecencia de la acusada en el juicio celebrado el martes en la Audiencia Provincial

Solicitan 3 años de prisión para una cuidadora por una supuesta estafa a un anciano

La acusada asegura que los 45.000 euros de los que se apropió se los regaló la víctima

La Fiscalía ha pedido 3 años de prisión para la cuidadora de un anciano al que supuestamente estafó apropiándose del dinero que tenía en sus cuentas bancarias y dejándole un saldo negativo de -300 euros. La cantidad estafada ascendería a 45.000 euros, que según la acusada le regaló el anciano de forma voluntaria porque quería ayudarla ya que la veía como a una hija y tenía necesidad de ese dinero.
La Audiencia Provincial de Teruel dejó este martes visto para sentencia este caso que instruyó en 2018 el Juzgado número 1 de Alcañiz, ya que los hechos ocurrieron en un municipio de la comarca del Bajo Aragón, donde residía solo el anciano hasta que entraron en su casa la cuidadora con su hija y su pareja.
El ministerio público acusa a la cuidadora, R.M.T.M., de haberse apropiado de 45.000 euros procedentes de las cuentas que tenía el anciano, de 71 años de edad en el momento de los hechos, que se descubrieron a raíz de ser ingresado en el hospital de Alcañiz y desaparecerle la cartera. Uno de los sobrinos presentó la denuncia y se investigaron las cuentas, de donde ella había sacado el dinero, aparte de los 800 euros mensuales apalabrados por los cuidados que le prestaba, mediante transferencias y extracciones en cajeros automáticos.
El ministerio público solicitó para la cuidadora una pena de 3 años de prisión por un delito de estafa con los agravantes de continuidad en el tiempo y abuso por la relación personal que existía entre la víctima y el defraudador. Además de la pena privativa de libertad, la Fiscalía pidió una multa de 2.700 euros y que indemnice a la víctima con los 45.000 euros que se consideran acreditados que le estafó.
El fiscal incidió en el informe de la médico forense, según el cual la víctima es una persona vulnerable por el deterioro cognitivo que padece, y tiene parcialmente anulada su capacidad para poder gobernar sus bienes.
La acusada aseguró durante el interrogatorio del fiscal que el anciano era consciente de lo que hacía y que el dinero lo cogió con su consentimiento. “Él me quiso ayudar y me lo regaló”, manifestó durante la vista, para incidir en que le quería regalar “todo”.
El anciano en cambio manifestó que se lo “robaron” y que lo que hizo fue prestarle bastante dinero que no le devolvió. La defensa argumentó que no había delito de estafa y que el asunto debería resolverse por la vía civil.