Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Vista aérea del aeropuerto de Teruel desde una aeronave ejecutiva

Tarmac solicita la quinta ampliación de la campa pavimentada de estacionamiento de aviones en el Aeropuerto de Teruel

La empresa guarda 114 aparatos en el Aeropuerto de Teruel y espera llegar al límite este mes

Tarmac Aerosave ha instado al Consorcio del Aeropuerto de Teruel, del que forman parte el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento, a que acometa la quinta fase de ampliación de la campa pavimentada de estacionamiento de larga estancia cuando acaba de adjudicarse la ejecución de la tercera a la UTE Ocide-Lecha. 

La empresa especializada en mantenimiento, estacionamiento y reciclado de aeronaves guarda en estos momentos 114 en sus instalaciones de la plataforma aeroportuaria, en las que opera en régimen de concesión, de los que 47 han llegado durante el estado de alarma y está muy cerca del límite de su capacidad.

El Consorcio del Aeropuerto de Teruel publicó el pasado 3 de junio la adjudicación de la tercera fase de pavimentación de la campa de estacionamiento operada por Tarmac Aragón a la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Ocide Construcción SA (80%) y Construcciones y Excavaciones Lecha SL (20%) por un importe de 2.062.122 euros (IVA incluido) y un plazo de ejecución de 8 meses. La actuación se llevará a cabo sobre unas 20 hectáreas, lo que permitirá estacionar entre 25 y 30 aeronaves más.

En la última reunión del consejo rector, celebrada el 27 de abril, se acordó iniciar la tramitación de la cuarta fase, que Tarmac Aragón había solicitado a principios de año, antes de saber el gran número de aparatos que iba a recibir a causa de la pandemia de coronavirus.

Ahora, la empresa ha solicitado ya al consorcio una quinta fase para que sea contemplada dentro del proyecto de ampliación de la superficie total del Aeropuerto de Teruel en 200 hectáreas. El Consorcio quiere que esta última actuación sea declarada Proyecto de Interés General de Aragón (PIGA), lo que reduciría a la mitad los plazos para su tramitación.

El director general de Tarmac Aragón, Pedro Sáez, explicó que estas tres nuevas ampliaciones de la campa pavimentada de estacionamiento de larga estancia son “muy importantes para la compañía”. Añadió que están “muy interesados” en que se lleven a cabo porque apuestan por ampliar el espacio que ocupan en su actuales ubicaciones (Tarbes y Toulouse, además de Teruel) antes que por instalarse en otras.

Empresa líder

La paralización del tráfico aéreo mundial ha obligado a las grandes aerolíneas a dejar sus aviones en tierra y las instalaciones de Tarmac Aragón en el Aeropuerto de Teruel han sido muy codiciadas “por la potencia, la solvencia y la experiencia de la empresa en el estacionamiento, mantenimiento y reciclado”, explicó Sáez. 

Añadió que este es “sin duda” el motivo por el que han sido elegidos por las grandes compañías para custodiar sus aparatos. “Aunque hay otras, Tarmac Aerosave es la empresa líder en el sector y es imposible encontrar otra que trabaje igual”, apostilló.

A fecha de este viernes, en la campa pavimentada, que tuvo que ser ampliada con la colocación de planchas metálicas, había estacionados 114 aparatos y ha llegado a haber uno más. También se ha priorizado el reciclado de algunos aparatos para ganar espacio, comentó Sáez.

Desde la declaración del estado de alarma han aterrizado 47, de los que al menos 35 pertenecen a la aerolínea alemana Lufthansa, entre ellos 9 A380. 

En lo que resta de junio, Tarmac Aragón espera la llegada de 4 o 5 aeronaves más, con lo que llegaría al límite de su capacidad. Además, a pesar de la paulatina recuperación del tráfico aéreo, no será hasta la próxima semana cuando se produzcan las primeras salidas, de 1 o 2 aparatos.

Desde la declaración del estado de alarma el 14 de marzo y hasta la llegada de los primeros aviones, la actividad se redujo y la empresa aplicó un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), que levantó a principios de mayo. De esta forma, en la actualidad cuenta con 150 trabajadores.

Sobre la necesidad de ampliar la plantilla ante el notable incremento del número de aeronaves estacionadas, Pedro Sáez indicó que dependerá en buena medida de los trabajos que encarguen los clientes. Admitió que, aunque no es sencillo encontrar trabajadores cualificados, siempre lo han conseguido dado que ofrecen la formación necesaria para que obtengan los certificados necesarios para operar en cada modelo.

Tarmac Aragón ha aplicado los protocolos de seguridad necesarios para proteger a los trabajadores “y se cumplen a rajatabla”, afirmó Sáez. Guardar la distancia de seguridad no es un problema por la amplitud de la campa y del hangar en el que trabajan y además portan mascarillas, añadió el director general de la planta.

Planta fotovoltaica

Por otro lado, el Consorcio del Aeropuerto de Teruel, del que forman parte el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento, ha adjudicado el suministro y la instalación de una planta fotovoltaica de 100 Kw por un importe de 69.562,42 euros (IVA excluido) y un plazo de ejecución de 3 meses. Además, Ilunion Seguridad SA continuará prestando el servicio de vigilancia y seguridad.

La energía generada de forma directa en la planta fotovoltaica se utilizará para autoconsumo del Aeropuerto de Teruel, que pretende de esta manera “ahorrar en la factura eléctrica y fomentar el consumo responsable y sostenible desde un punto de vista medioambiental”.

Un total de 30 empresas presentaron sus ofertas para la adjudicación del contrato de suministro e instalación de las placas solares, que finalmente ha sido adjudicado a la empresa Cobra.

Por otro lado, Ilunion Seguridad SA seguirá prestando el servicio de vigilancia y seguridad en el Aeropuerto de Teruel en 2021. El contrato ha sido adjudicado a esta empresa, única licitadora, por un importe de 308.448,80 euros y un plazo de un año prorrogables a otro más.

Desde el Aeropuerto, recordaron que este es un servicio esencial, que se presta las 24 horas todos los días del año.

Entre tanto, la Fundación Universitaria Antonio Gargallo celebrará la sexta edición del curso Avances y desarrollo del sector aeronáutico y aeroespacial dirigido por Alejandro Ibrahim los días 25 y 26 de septiembre dentro de la programación de la Universidad de Verano de Teruel.

El curso desarrolla las últimas novedades y la evolución del sector aeronáutico y aeroespacial en el siglo XXI en aspectos de desarrollo en relación con el mantenimiento y reciclado de aeronaves, la propulsión espacial de motores cohete o la innovación aeroportuaria industrial. Además, incluye la visita de los participantes en el curso a las instalaciones del Aeropuerto de Teruel.