Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

La estación de Teruel ciudad aparece en las alegaciones de Vertebración del Territorio

Teruel, Calamocha y Cariñena, ejes principales de las alegaciones de Vertebración Territorial al Corredor Cantábrico-Mediterráneo

Soro ha explicado que se "trata de mejorar el proyecto"

Desde el departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda se han presentado una serie de alegaciones, dentro del trámite de audiencia, al expediente de Información Pública y Audiencia del “Estudio Informativo del Corredor Cantábrico – Mediterráneo de Alta Velocidad. Tramo: Teruel – Zaragoza”.
Las alegaciones, tal y como ha explicado el consejero José Luis Soro, buscan mejorar el proyecto teniendo en cuenta las alternativas planteadas y el impacto que supondrá el futuro corredor Cantábrico – Mediterráneo de altas prestaciones.
José Luis Soro ha destacado que “nos encontramos en un momento muy importante para el desarrollo de Aragón, para impulsar la logística, y es necesario que el proyecto que se lleve a cabo sea el mejor posible, un corredor competitivo y de altas prestaciones”. 
Para el consejero los pasos que se están dando desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana son muy importantes y suponen un gran avance y ahora es necesario trasladar las peticiones del territorio para que se puedan tener en cuenta en los proyectos definitivos.
Las alegaciones buscan que se mejore la conexión con los núcleos urbanos, que se conserven todas las estaciones y servicios ferroviarios que existen en estos momentos y que se fomente el desarrollo de los polígonos industriales en este eje.
Se plantea una modificación sobre la alternativa planteada para Cariñena de manera que se siga garantizando que la estación se quede dónde está pero "planteamos que se intente suavizar al sur la rampa existente, una mejora para el transporte de mercancías, y en el norte, que se estudie mejor el cruce entre la A-23 y el trazado ferroviario".
Se solicita apostar por otra alternativa en Calamocha, optando por la que se sitúa más cerca del trazado actual, para mejorar el desarrollo industrial y preservar la vega del Jiloca y la vía verde. "Esta alternativa permite mantener la estación en la ubicación habitual y evitaría la división del municipio".
En lo que se refiere a Encinacorba, en las alegaciones "se pide el estudio de un nuevo trazado que circule al oeste de la alternativa planteada para evitar la supresión de la estación y ubicar una nueva estación junto a la boca norte del túnel".
Otra de las alegaciones es la que apuesta por una variante que sirva para evitar el paso de las mercancías por la ciudad de Teruel, si bien se entiende que esta petición quedaría recogida en el estudio que se refiera al tramo entre Sagunto y Teruel.
Por último, se solicita que se estudie la viabilidad de una conexión directa en Zaragoza - Ronda Sur que "evite que los trenes de mercancías deban llegar hasta PLAZA y den la vuelta, pedimos una conexión directa para los trenes que se dirijan a Huesca, Lérida o Caspe".
En el plano técnico, se reclama que se proyecte la galería de evacuación para los túneles de longitud superior a 1.000 metros y, por otro lado, que se realicen estudios de impacto en el paisaje y análisis de sinergias para el desarrollo económico que se puede generar.
Soro ha explicado que, estas alegaciones servirán para que el proyecto que se redacte sea el mejor posible y ha señalado la satisfacción ante los pasos que se están dando porque “el proyecto cumple con las expectativas de Aragón, se planifica un corredor de altas prestaciones, con doble vía electrificada y para uso mixto” y ha añadido que “además de duplicarse la plataforma, se atiende las reivindicaciones de variantes para salvar los puertos de Paniza y Cuencabuena”.