Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

179_2030-1200-x-150-px.png banner click 179 banner 179

Teruel Existe analiza la calidad de la banda ancha y cobertura móvil Teruel Existe analiza la calidad de la banda ancha y cobertura móvil
José Ignacio Ardid y Antonio Saz durante la presentación de la iniciativa

Teruel Existe analiza la calidad de la banda ancha y cobertura móvil

La coordinadora inicia un estudio cuyos primeros datos revelan que un 25% de la N-232 está en sombra

El movimiento ciudadano Teruel Existe ha iniciado un estudio sobre la calidad de la cobertura móvil y la velocidad de la banda ancha en la provincia, cuyos primeros datos revelan ya datos preocupantes como que aproximadamente el 25% del recorrido de la N-232 está en sombra, es decir, que la cobertura es nula o de baja calidad. El estudio se está haciendo en colaboración con asociaciones de ingenieros y los resultados se mostrarán a la sociedad y a las instituciones.
Aunque el estudio acaba de iniciarse, durante la rueda de presentación que ofreció este viernes Teruel Existe para presentar esta nueva iniciativa, se pudo apreciar cómo las coberturas de móvil tienen carencias significativas, ya que en la primera  carretera analizada, así como en rutas de senderismo frecuentadas por el turismo, se ha observado que presentan déficits significativos de cobertura al estar en sombra el 25% en el primer caso y el 50% en el segundo.
En cualquier caso son datos preliminares que se mostraron ayer para explicar cómo se está haciendo este trabajo a través de un análisis técnico con cartografía, que está llevando a cabo el Grupo de Telecomunicaciones del movimiento ciudadano en colaboración con el Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicaciones de Aragón (COIT) y la Asociación de Ingenieros de Telecomunicaciones de Aragón (AITAR).
Con la ayuda de estas entidades se está haciendo un análisis sobre la cobertura móvil y de banda ancha de internet en la provincia. En el primer caso ya se tiene algún resultado como es el caso de la N-232 a su paso por la provincia, mientras que en el segundo se ha empezado ahora a pedir la colaboración de las empresas, puesto que por ahora es al sector al que está dirigido el estudio para medir la velocidad de descarga de que disponen.
Los portavoces de Teruel Existe José Ignacio Ardid y Antonio Saz explicaron la metodología utilizada mediante aplicaciones de fácil acceso para poder medir la velocidad de descarga y subida de datos en internet a través de un test que mantiene el anonimato de las empresas, y mediante la medición de cobertura móvil recorriendo varias carreteras con cuatro teléfonos con tarjetas de otras tantas compañías telefónicas que son las de mayor implantación.
La intención de este estudio es colaborar en que la “deficiente conectividad” acabe lo antes posible, mostrando para ello unos datos reales tomados sobre el terreno tanto de la capacidad de descarga que ofrecen las operadoras en el caso de la banda ancha, como de la calidad de la cobertura en la telefonía móvil. 
Tras el análisis de los datos y su estudio, los resultados se harán públicos para que la ciudadanía conozca cuál es la calidad del servicio que se está prestando.
En el caso de la banda ancha se está trabajando con las empresas, para lo cual se ha enviado un enlace y se ha pedido su colaboración para que realicen un test de la capacidad real de carga y descarga de la banda ancha que tienen contratada. Señalaron en este sentido que se pretende contribuir así a que las diferentes administraciones tomen conciencia de la necesidad de reducir la brecha digital.
En lo referente a la cobertura móvil, se están tomando datos con cuatro teléfonos distintos con tarjetas de otras tantas compañías, recorriendo tanto rutas senderistas como carreteras vertebradoras para poder detectar en cada punto de su trazado cuál es la calidad del servicio ofrecido. En ruta, se registra tanto la potencia de la senal como la localizción GPS, que se vuelcan en una base de datos que permite conocer la calidad del servicio en cada punto del recorrido.
Teruel Existe mostró ayer a la prensa los resultados de los datos obtenidos en la N-232 entre Azaila y Morella, en donde se aprecia que en aproximadamente un 25% de su recorrido la cobertura es nula o de baja calidad. Ese es un resultado de media, ya que hay compañías, de las cuatro que se han analizado, cuyas zonas de sombra son muy superiores.
En esos primeros datos analizados se ha constatado además que las zonas de sombra suelen coincidir y se han detectado puntos de especial riesgo ya que en los cuatro casos analizados se quedaron sin cobertura en las mismas zonas. En la N-232 en concreto se da ese caso a lo largo de unos 2 kilómetros entre Híjar y el cruce con la carretera de Andorra, de manera que si un conductor tuviera un accidente en esa zona no podría avisar por teléfono al no ofrecer cobertura ninguna de las cuatro compañías analizadas.
Se van a hacer mediciones similares en el resto de carreteras nacionales, y la A-23, además de querer ampliar el estudio a otras vías. A la espera de poder avanzar más datos, se han observado también zonas de sombra total en puntos entre Calanda y Alcorisa, la subida de la N-211 en San Just, o el cruce a la carretera de Cutanda desde Vivel del Río.
Por otra parte se están analizando rutas senderistas por ser frecuentadas por el turismo, que en caso de necesidad deberían disponer de cobertura para dar aviso de producirse un accidente. Mostraron el resultado de las mediciones hechas en el GR8 entre Beceite y La Puebla de Valverde, en donde la cobertura llega escasamente al 50% de su recorrido. Alertaron de la carencia que eso supone al no poder ponerse en contacto con el 112.