Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Inicio del acto conmemorativo en Teruel, presidido por Mayte Pérez y Emma Buj. Bykofoto / Antonio García

Teruel recuerda a los muertos por el Covid-19 con una placa junto a una carrasca en cada municipio

La provincia se suma a la iniciativa aragonesa

Aragón rindió homenaje a las víctimas del coronavirus y a los profesionales que han estado muy presentes en la lucha contra el Covid-19. Desde ayer una carrasca en cada municipio de esta Comunidad simboliza “la memoria que arraiga y crece con nosotros y que debemos vivificar entre todos”. Así lo indica en las placas que se colocaron junto a los plantones de encina y que perdurarán en el tiempo más allá de los emotivos actos que a las doce del mediodía salpicaron el territorio aragonés de norte a sur y de este a oeste.
En la provincia de Teruel muchos son los pueblos que se sumaron a esta iniciativa desde la capital, Alcañiz, Andorra y Calamocha hasta pueblos pequeños como Riodeva, Palomar de Arroyos o Mezquita de Jarque. También las cabeceras de comarcas como Cantavieja en el Maestrazgo; Albarracín en la Sierra de Albarracín o Mora de Rubielos. Muy emotivo fue en las localidades  donde se puso el foco mediático debido al número de casos detectados o a albergar centros Covid, como pudo ser Valderrobres o Alfambra.
El presidente de la Diputación de Teruel, Manuel Rando, señaló que ahora es el momento en el que había que hacer una mención especial a las víctimas y a sus familiares y a todos los que han colaborado para frenar la pandemia. Incidió en que no hay que olvidar que todavía estamos en estado de alerta sanitaria, por lo que “tenemos todos que seguir las normas que Sanidad nos marca: distanciamiento social, mascarillas, lavarse las manos o utilizar el gel hidroalcohólico” y pidió que se colabore entre todos siguiendo estas recomendaciones.
“Hoy ha sido un día histórico para todos los municipios de la provincia de Teruel y de Aragón de homenaje a las víctimas y a las personas que han estado mostrando su solidaridad, saldremos fortalecidos de esta situación y tenemos que ser ejemplarizantes para todos los que nos visiten ahora, bien a hacer turismo o bien porque tienen en nuestros pueblos sus segundas residencias”, subrayó.
Rando participó en el acto en el municipio del que es alcalde, Calamocha, mientras que en Teruel estuvo presente la consejera de Presidencia del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, que señaló que el de ayer era un día “muy triste, que nadie se podría imaginar hace unos meses”, pero “necesario, de respeto y reconocimiento” para todos los trabajadores que han hecho la vida más fácil a todos aquellos que estaban confinados y de “recuerdo para todos aquellos conciudadanos que han perdido la vida en este trance”. 
Pérez se refirió a la plantación de la carraca que se había distribuido a los 731 municipios de Aragón. Un árbol que representa vigor y fortaleza, que “simboliza la identidad y las raíces para enfrentarnos a los problemas y los desafíos con la unidad con la que lo hemos hechos ahora mismo”.
La consejera abrió un acto en el que los responsables de plantar la carrasca y de colocar la placa conmemorativa fueron los niños del Consejo Municipal de la Infancia y la Adolescencia y en el que tomaron la palabra la directora del Hospital Obispo Polanco, Ana Garzarán; el inspector jefe de la Policía Local de Teruel, Pedro González; el presidente de la Asociación Provincial de Panaderos, Jorge Sanz, y Josefina Nadal, en representación de los familiares de las víctimas de Covid-19,  que en la provincia han sido 105.
Todos pidieron responsabilidad porque todavía no se ha vencido a la enfermedad. Nadal pidió que lo que ha pasado “no caiga en el olvido”. “Es imprescindible mantener y reforzar el sistema sanitario, que siga ayudando a todos”, dijo. También, hay que velar por los servicios básicos y la seguridad, apuntó y pidió a los que nos gobiernan que busquen puntos en común y “dejen de ofrecernos el espectáculo de los enormes reproches y enfrentamientos que no nos dice nada, que no nos llevan a ninguna parte y que nos hace pensar que solo buscan el rédito político sin pensar en la ciudadanía”, aseguró antes de reconocer el trabajo el esfuerzo y la humanidad de todos los sanitarios.
La alcaldesa, Emma Buj, cogió el guante a las palabras de Josefina y aseguró que “los que estamos en política estamos para hacer que las cosas funcionen”. Aseguró que se quedaba con esa reflexión, aunque fue inevitable que hubiera fallecimientos.
Emma Buj recordó que la ciudad está de luto desde el 27 de marzo y lo estará hasta el 13 de julio, cuando tendrían que finalizar la “No Vaquilla”, que se celebrará este año.
“Las familias nunca han estado solas, han tenido toda la ciudad acompañándolos”, dijo y recordó la generosidad de los voluntarios, de los sanitarios, de las fuerzas de seguridad y de todos los que han estado trabajando para que otros se quedaran en casa y frenar así todos juntos la propagación de la enfermedad.