Síguenos

120_-1200x150-remamos-b.gif banner click 120 banner 120

Teruel registra una oscilación térmica de 42,4 grados en apenas 17 días Teruel registra una oscilación térmica de 42,4 grados en apenas 17 días
Clientes de una terraza ubicada en la avenida Sanz Gadea de Teruel disfrutan del sol y la buena temperatura, este jueves

Teruel registra una oscilación térmica de 42,4 grados en apenas 17 días

La ciudad bate en enero la temperatura máxima con 21,4 grados y la mínima con 21 bajo cero

La ciudad de Teruel ha registrado una oscilación térmica de 42,2 grados en poco más de dos semanas. El observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) alcanzó este jueves 28 de enero 21,4 grados centígrados a las 16:00 horas, con lo que superó la máxima más alta para este mes de la serie histórica iniciada en 1986, los 21,2 grados del 20 de enero de 2007. El pasado 12 de enero, tras el paso de la borrasca Filomena, la misma estación llegó a los 21 grados bajo cero, con lo que no solo batió la mínima para este mes, que databa del 20 de enero de 2007 con 16,2 grados bajo cero, sino la temperatura mínima absoluta, alcanzada el 26 de diciembre de 2001 con 19 grados bajo cero.

El delegado de la Aemet en Aragón, Rafael Requena, indicó que no es posible atribuir este episodio concreto al cambio climático, pero admitió que en general están aumentando los episodios extremos de frío y de calor como los vistos en este caso.

Requena recordó que el pasado 12 de enero se batió el récord de temperaturas mínimas en 14 estaciones aragonesas, entre las que figuraban varias instaladas en la provincia turolense, como la de Teruel. Recordó que la serie histórica para este observatorio comienza en 1986 dado que anteriormente se encontraba ubicado en otro lugar y que es probable que en la guerra civil se alcanzaran temperaturas aún más bajas.

Además de la oscilación térmica de 42,4 grados en 17 días registrada en la ciudad de Teruel, Requena destacó que la misma se produjo también en Bello, que el 12 de enero con 25,4 grados bajo cero marcó la temperatura mínima de todas las estaciones de la Aemet en España, mientras que este jueves se alcanzó los 17 grados de máxima. 

La amplitud térmica observada este mes en la estación de Torremocha del Jiloca por el meteorólogo Vicente Aupí ha sido incluso mayor: 47,4 grados. El 12 de enero marcó 26,5 grados bajo cero, la temperatura mínima absoluta de su serie histórica iniciada hace 35 años, y este jueves igualó con 20,9 grados la máxima alcanzada en enero de 2007.

A vueltas con el cambio climático, el delegado de la Aemet en Aragón explicó que las consecuencias más evidentes son el aumento global de las temperaturas, la fusión del hielo en los polos y el aumento del nivel del mar. Pero además, se ha constatado un aumento de los episodios extremos de frío y de calo y que Teruel es la provincia aragonesa en la que más se está notando el aumento de las temperaturas, con los registros de todas las estaciones.

Requena precisó que las altas temperaturas se repiten con más frecuencia, lo que provoca que la media anual sea más elevada al margen de que siga habiendo  episodios de mínimas extremas como el acaecido este mes.

De la misma manera, dijo que también están aumentando la frecuencia de episodios extremos de precipitación. “Llueve de forma distinta y descolocada”, comentó. “Pueden darse precipitaciones acumuladas muy importantes en dos momentos concretos del año y después pasarse meses sin caer una sola gota”, añadió.

Entre tanto Justine, la última de las cinco borrascas con nombre propio que han pasado por España en enero, llega este fin de semana tras unos días de repunte de temperaturas para dejar un tiempo propiamente invernal, con lluvias, viento que podría superar los 100 kilómetros por hora y temporal marítimo.

El primer mes del año cierra con récord de borrascas con nombre: Filomena -que dejó nevadas históricas en el centro de la Península-, Gaetán, Hortense, Ignacio y ahora Justine, tres de las cuales se sucedieron en sólo cinco días, un hecho que los meteorólogos consideran “histórico” para enero.

La Aemet mantiene activada para este la alerta amarilla alerta amarilla por rachas de viento del oeste que podrán alcanzar los 80 kilómetros por hora en las zonas turolenses de Jiloca, Albarracín, Gúdar y Maestrazgo y los 70 en el Bajo Aragón turolense.

El domingo se mantendrá la alerta por viento en Gúdar y Maestrazgo, donde las rachas del oeste podrán alcanzar hasta los 90 kilómetros por hora, así como en el Bajo Aragón por rachas de hasta 70 kilómetros hora.

El delegado de la Aemet en Aragón indicó que las nevadas quedarán circunscritas al Pirineo oscense y que las rachas de viento en la provincia de Teruel no serán tan intensas como las provocada por Hortense, que el 22 de enero dejó rachas máximas de hasta 123 kilómetros por hora pasadas las ocho de la mañana en Andorra.